domingo, 18 de septiembre de 2016

SOBRE LA NATURALEZA DEL PROFETA – EL HADIZ DE JABIR – LA LUZ DE MUHAMMAD.


Prometimos completar lo que escribimos sobre la naturaleza del profeta – sobre él la plegaria y la paz – con el hadiz llamado “Hadiz de Jabir” el cual explica non detalle cómo fue su creación y cuál es su naturaleza. Este hadiz nos aclara extraordinariamente todo lo que dice el Qur’an de Muhammad y todo cuanto en los hadices se transmite de él.

Recordemos que lo que dice el Qur’an de nuestro profeta es grandioso:

“Te hemos creado de una naturaleza sublime” (Corán 68-4)
“Y no te hemos enviado sino como misericordia para todos los mundos” (21-106)

Es más, el mismo Libro de Allâh nos dice que tenemos en él un ejemplo a seguir, que debemos obedecer aquello que él nos ordene y privarnos de aquello que él nos prohíba.

Pero seamos lógicos y bien pensados con Allâh y digámonos:
¿Podría ser posible que Allâh nos dijera que nuestro profeta ha sido creado con una naturaleza sublime y no encontráramos en alguna parte la descripción de dicha naturaleza? ¿Podría Allâh olvidar algo tan esencial? A’udu bi-l-Lâh contra las sugestiones del chaytan.
Quienes niegan el hadiz de Ŷabir por intereses políticos se asemejan a aquellos quienes niegan la Sunna (los coranistas) que dicen que solamente hay que regirse por el Qur’an, cuando Allâh en el mismo libro nos ha ordenado obedecer al profeta. A su imagen los primeros niegan que Allâh nos haya hecho una descripción de la naturaleza del profeta apuntada en el Qur’an como “sublime” o “grandiosa”. ¡Que Allâh les purifique de todo demonio rebelde!


La cadena de transmisión de este hadiz es triple. Por un lado se transmitió desde Ŷabir hasta el maestro de chayj Nawawi (el autor del Riyad a-s-Salihin); y por otro lado ha sido transmitido por Abu Bakr y Ali, de eslabón en eslabón, por la silsila de maestros del tasawuf quienes desde el profeta, Abu Bakr y Ali han dado lugar a casi 50 generaciones de maestros hasta nuestros días. 

He aquí el hadiz:

EL HADIZ DE ŶABIR

Ŷabir transmitió:

He interrogado al Enviado de Allâh – sobre él la plegaria y la paz – al respecto de la primera cosa que Allâh – Altísimo – creó; entonces él me respondió: “Es la luz de tu profeta Ŷabir, que Allâh ha creado en primer lugar, pues El ha creado en esta luz todo bien, y después de ella ha creado toda otra cosa”.

El mantuvo esta luz, delante suyo, en el estado de proximidad (maqam al qurb) durante 12000 años, y después hizo de ella cuatro partes (aqsam): creó el Trono de una de esas partes, de otra el Escabel del trono, de otra los Guardianes del Trono y los Guardianes del Escabel del Trono, la restante la mantuvo en estado de Amor (maqam al Hubb) durante 12000 años, después la dividió en cuatro partes:

Con una de ellas creó el Cálamo
La Tabla bien Guardada (Lawhu-l-Mahfud) de otra
El Paraíso de otra

Y El mantuvo la cuarta en estado de Temor durante 12000 años.

Después la dividió en cuatro partes:

De una creó los ángeles
El Sol de otra
La Luna y los astros de otra

Y El mantuvo la cuarta en estado de Esperanza (raŷa’) durante 12000 años. Después la dividió en cuatro partes:

Creó en intelecto (‘aql) de una de las partes
El conocimiento de otra
La mansedumbre de otra

Y El mantuvo la cuarta en estado de Pudor durante 12000 años.

Después la miró de suerte que la luz transpiró por efecto del pudor 124000 gotas de luz y Allâh creó de cada una de esas gotas un profeta o un enviado.

Después los espíritus de los profetas se pusieron a respirar y Allâh creó de sus soplos los santos, los bienaventurados, los mártires y los creyentes obedientes hasta el Día de la Resurrección.
El Trono pues y el Escabel han sido hechos de mi luz; el Sol, la Luna y los astros han sido hechos de mi luz; el conocimiento y la longanimidad han sido hechos de mi luz; el éxito ha sido hecho de mi luz; los espíritus de los profetas y de los enviados han sido hechos de mi luz, los mártires y los virtuosos han sido derivados de mi luz.

Seguidamente Allâh creó 12000 velos, después El estableció mi luz – que se encuentra en la cuarta parte de cada velo – durante 1000 años. Estos son los velos de la Abundancia (karamah), de la Felicidad, el Temor reverencial, la misericordia, la dulzura, el conocimiento, la longanimidad, la gravedad, la tranquilidad, la paciencia, la certeza, la sinceridad.

Esta luz adoró a Allâh en cada velo durante 1000 años y cuando ella salió de los velos Allâh la infiltró en la tierra, de tal manera que todo lo que se encuentra entre el Oriente y el Occidente obtiene de ella su claridad, tal y como de una antorcha en la noche oscura.

Seguidamente, Allâh – exaltado sea – creó Adam de la tierra e introdujo en él esta luz, en la frente. Seguidamente se transmitió a Set, y después fue transmitida de puro a puro, de virtuoso en virtuoso, hasta que Allâh – glorificado sea – la hizo pasar a los riñones de Abdu-l-Lâh Ibn Abdi-l-Muttalib, y de Abdu-l-Lâh a la matriz de mi madre Amina.

Seguidamente El me hizo aparecer en este bajo mundo e hizo de mí el señor de los enviados, el sello de los profetas y una misericordia para los mundos. He aquí la naturaleza de tu profeta Ŷabir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario