domingo, 4 de septiembre de 2016

LAS CONSTELACIONES - LOS PASAJES - LA VIDA DESPUES DE LA MUERTE Y LOS VIAJES NOCTURNOS DEL ESPIRITU.


No es mi intención crear polémica con respecto a las traducciones del Qur'an hechas de manera profesional y seria, y menos con respecto a una sola palabra; pero si debo puntualizar el defecto de traducción del título de una surat para explicar lo que va a seguir.
Comúnmente la surat 85 (Al Buruyyi) ha sido traducida como "Las constelaciones". No obstante, el término árabe que designa las constelaciones es "Kawkabah". ¿Cómo pues ha podido ser traducido Buruyy como constelaciones? Simplemente por ausencia de conocimientos de las ciencias del Islam por parte del traductor. 

Veamos:

Creo que a todos nos ha dado por husmear en esos acontecimientos llamados por la ciencia actual "Muerte inminente". Se trata de personas que siendo operadas a vida o muerte, o habiendo sufrido un gravísimo accidente han sido privadas de la vida durante algunos minutos, sin no obstante presentarse a ellos la muerte.

A primera vista podría parecer un montaje de esas sectas cristianas que siempre están dando la lata con lo del "Día del juicio"; pero cuando lo analizamos vemos que no es así, que esa gente cuenta la verdad.


De hecho, el alma se encuentra atrapada en su pecho mientras su cerebro queda inactivo; entonces el Ruh, libre de sus dos ataduras se pone en marcha. Sale del cuerpo, se eleva, contempla todo cuanto hay a su alrededor, penetra la materia y vuela; al final termina pasando por un pasaje o tunel a una velocidad asombrosa hasta llegar a un lugar remanso de paz donde encuentran una sensación de paz y de amor que no les deja tener ningún interés en retornar a esta vida tan limitada y cerrada en ella misma. Al final, son obligados a volver, simplemente porque su hora no ha llegado.

Pero curiosamente, ese tunel o pasaje por donde fluye el Ruh de esas personas durante su viaje extramaterial es mencionado por Ibn al Qayyim en su obra titulad 'Ruh" (Espíritu). Resumiendo mucho Ibn al Qayyim asegura que existen miles de pasajes por los cuales fluyen los espíritus de los fallecidos y de los durmientes. Esos pasajes o túneles son llamados "Buruyy".

Otros han hablado de dichos túneles y otros los hemos visto en nuestras visiones. No es una invención pues, sino una realidad tal cual.

Volviendo al punto de vista linguístico para apoyar más aún si cabe el significado del término "Buruyy" (plural de Burg) diremos que los pasajes comerciales de gran tamaño, en los que se encuentran varias tiendas en el mismo edificio, son llamados por los árabes "Burg" (singular del Buruyy).

En cuanto a la naturaleza de esos pasajes celestes que no piense nadie que se tratan de pasajes físicos que puedan ser utilizados para un viaje espacial, de esos que pueden ser observados en los filmes fantásticos de ciencia-ficción. Se trata de pasajes los cuales cada uno de ellos lleva a unos lugares diferentes en función de la resistencia y del estatus espiritual del Ruh de la persona. Algunos llevan hasta el mismo Trono divino, otros llevan a otros destinos del Barzaj, otros incluso fluyen hacia abajo llevando al castigo. 

Otros existen en el 'Azal donde las almas viven hasta el momento del nacimiento. 

Después de la muerte, el Ruh de los salihin es dotado de una enorme fuerza y puede viajar por los cielos a unas velocidades inimaginables por cualquier ley de la física. A veces el Ruh de los durmientes viaja y ve maravillas; pero no puede venir con la información al retornar al cuerpo y el alma, pues sino la persona no lo resistiría y moriría en el acto ante la contemplación de algo que sobrepasa su débil capacidad de resistencia y de comprensión.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

No hay comentarios:

Publicar un comentario