domingo, 4 de septiembre de 2016

NOMBRES DIVINOS XXXVII - EL ALTISIMO - EL SUBLIME


Este Nombre de Allâh viene comunmente asociado en el Libro de Allâh al Nombre divino Al Azim (El Inmenso).

En efecto ambos nombres expresan de una manera diáfana la Grandeza de la Divinidad Unica; de Allâh.

El hecho de ser Altísimo no se refiere a Su posición específica sobre la Creación; ya que El Mismo es también el Exterior, manifestándose en toda circunstancia y momento en esa creación que El Mismo ha formado y diseñado.

El ser Altísimo pues es una referencia a la excelsitud que El Mismo posee con respecto a la idea limitada de esta que se hacen los seres, ya sean humanos, ángeles, genios, animales, vegetales o minerales.
Es Altísimo porque los entendimientos y conocimientos no pueden alcanzarle, porque la ciencia no es capaz de llegar ni tan siquiera a una pequeña parte de Su conocimiento. Es Altísimo, Sublime y Excelso porque no tiene límites, ni conceptuales ni reales.

Es Sublime porque nadie puede alcanzarle ni con la voz, ni con el oido ni con la vista, ni con la imaginación. Es Sublime porque puede con todo y con todos, porque se anticipa a cualquier cosa, porque ve y oye todo cuanto ocurre, ocurrió y ocurrirá; porque no se encuentra limitado por tiempo, espacio, color, aspecto, forma o cualquier otra cualidad que El Mismo creó.

Por Su Excelsitud, por Su ser Altísimo, debe ser temido en toda circunstancia, ya que puede hacer cuanto desee en el momento que El quiera; pero los inteligentes no solamente le temen sino que le aman, en virtud de la incomesurabilidad de Su Belleza, Majestuosidad, Misericordia y Solicitud.

Que Al Altísimo nos perdone, nos guíe, nos conduzca de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws

No hay comentarios:

Publicar un comentario