sábado, 7 de noviembre de 2015

99 NOMBRE DE ALLAH - AL MUHAYMIN

NOMBRES DIVINOS VIII - AL MUHAYMIN - EL CUSTODIO, EL PROTECTOR - EL QUE VIGILA
Bismi-l-Lâhi-r-Rahmani-r-Rahim
He de decir, de manera general, que estos comentarios no proceden de tratado alguno, ni son inspirados de las palabras de nadie quien haya escrito sobre los Nombres Divinos. Tampoco sigo un plan preconcebido o trazado de antemano.
Escribo, según lo que Allâh me da a entender a cada momento, aunque he de confesar, que no escribo todo lo que comprendo de ellos; trato de filtrar aquellos conceptos que pueden ser compresibles para todos y los otros los guardo para mí, pues tal vez es mejor que sea así. Cuando intentamos representar ciertas realidades con palabras, se ven desvirtuadas y pierden prestancia y valor. Dejémoslo pues tal cual.
AL MUHAYMIN
Sería irreal pensar que cualquier ser humano quien crea en una única Divinidad no sea consciente de que está siendo observado, vigilado, custodiado en todo momento. Es tal la fuerza del concepto Dios (Allâh) en el ser humano como Creador, Formador, Testigo y Conservador.
Ahora bien, la Custodia Divina no es semejante ni comparable a la custodia humana, siendo ésta por naturaleza limitada, tanto espacial, como temporalmente, así como de manera conceptual.
El Nombre Divino Al Muhaymin nos sugiere mucho más que la idea de una simple custodia Todo Poderosa, Todo Conociente. Nos sugiere mucho más que la Protección, inherente a la función de Custodia misma. Nos sugiere Proximidad, y es éste un concepto superior a los precedentes. Es tanta la Proximidad Divina, a lo creado, al ser humano, que si fuéramos conscientes de ella no podríamos mover un solo dedo, ni articular palabra alguna, abrumados y cegados por la fuerza de Su Luz.
Musa - 'alayhi-s-salam - pidió ver a Allâh, y Allâh le dijo que si la montaña que estaba observando quedaba en pie, entonces Le vería. La montaña saltó en mil pedazos; tal es la fuerza de la Realidad Divina, de Su Esencia infinita.
Seamos honestos, no somos conscientes de nuestra propia realidad, ni de la Verdad que se esconde, vive y nunca muere, detrás de ese Nombre sublime que conocemos por Allâh. No podemos, ni podremos imaginar nunca, desde nuestra perspectiva de ser creado, la Realidad de las realidades.
Es por ello que el Nombre "El Custodio, el que Vigila (Al-Muhaymin)" es una designación que le conviene a la Divinidad desde nuestro punto de vista humilde de ser creado.
El no tiene necesidad de vigilar, puesto que todo lo ve simultáneamente; El no tiene necesidad de saber, ya que toda Sabiduría procede de El Mismo; El no tiene necesidad de ver, pues la visión emana de Si Mismo.
Si comprendemos esto, hemos dado un gran paso; si lo estrapolamos a los actos de nuestra vida, habremos dado dos grandes pasos. Si obramos en consecuencia, habremos dado tres; si vemos derrumbarse la montaña de nuestra Nafs, observando como salta en pedazos y cae sometida a El, entonces seremos de los vencedores.

domingo, 1 de noviembre de 2015

LOS NOMBRES DIVINOS - LOS 99 NOMBRES DE ALLAH - PRIMERA PARTE

LOS NOMBRES DIVINOS 1 - ALLAH.
Los Nombres por los cuales la Divinidad es designada en el Qur'an son en número de 99. Todos ellos explican una de Sus cualidades; no obstante solamente hay uno que Le disigna de una forma completa, siendo dicho Nombre, Allâh; Nombre conocido asimismo como el Ismu-l-'Azam o Nombre Inmenso.
Allâh pues es la Divinidad, es el único Nombre de los 99 que no representa un atributo, es el solo Nombre que le conviene a Su Infinitud, Su Esencia, Su ser la Divinidad.
Allâh no tiene igual, ni parangón, ni engendró, ni fue engendrado, no tiene comienzo ni fin, ni el paso del tiempo le afecta, no tiene esposa ni hijo, ni progenie de ninguna clase. Asimismo El no es afectado por necesidad alguna, ni enfermedad, ni lapsus, ni limitación, ni enfermedad, ni pobreza, ni imperfección..
Afirmar la existencia de otro por si mismo, es negar Su Infinitud, y por lo tanto crear una dualidad y así caer en el asociacionismo. La existencia de otro es como una sombra la cual no tiene entidad por ella misma.
El es la referencia, "de El somos y a El hemos de volver", de El salimos a El regresamos. Toda la humanidad ha sido creada por El para adorarle sólo a El.
Todo aquello que El Mismo ha revelado no es con otro fin que el de que seamos conscientes de nuestra pertenencia y dependencia de El Mismo.
El Digno de alabanza.
Di Allâh y déjalos en sus vanos juegos.

LOS NOMBRES DIVINOS - A-RAHMAN 2 - A-R-RAHIM 3
Dice un hadiz qudsi:
"Yo era un tesoro oculto, amé y deseé y quise ser conocido, entonces creé la creación”.
Soy consciente de que este apartado de los Nombres Divinos precisa más largas y completas explicaciones. No obstante, he considerado que, en una primera instancia, sería mejor ser breve, para con la ayuda de Allâh realizar esta empresa por segunda vez en el futuro, y entonces sí, dedicarle más completas explicaciones.
Este hadiz qudsi nos explica la razón por la cual existen y son mencionados en el Qur'an los Nombres Divinos. En efecto, Allâh por Si Mismo no tiene necesidad alguna de ser nombrado de la manera que fuere; ya que El es lo que es sin necesidad de ser ni conocido, ni reconocido, ni nombrado.
Hablamos del Nombre de Allâh (Ism al Azam) el cual designa a Allâh sin reflejar cualidad alguna. Allâh es Su Nombre, le designa a El Mismo, en toda Su Grandeza, en toda Su Infinitud.
Ahora vayamos a desarollar el significado de Su Nombre "A-r-Rahman" (Aquel quien es El Mismo Misericordia); y lo vamos a desarrollar junto con "A-r-Rahim" (El que manifiesta Su Misericordia) pues ambos son complementarios, siendo el segundo reflejo del primero y su aplicación en la Creación. No en vano, ellos aparecen juntos en la fórmula de la Basmallah, la cual abre todas las surats del Qur'an excepto una.
A-r-Rahman representa a Allâh de una forma casi completa; podríamos decir que es consustancial al Nombre Allâh cuando observamos el comienzo de la surat que lleva Su Nombre: "A-r-Rahman"
"El Misericordioso (A-r-Rahman), ha enseñado el Qur'an, ha creado al hombre, le ha enseñado a hablar. El sol y la luna discurren por dos órbitas precisas. Y el astro y el árbol se prosternan. Ha elevado el cielo y ha puesto la balanza para que no abusárais al pesar y cumpliérais el peso con equidad, sin menoscabo. Ha hecho la tierra para las criaturas. En ella hay frutas y palmeras con brotes en espatas. Semillas, que se convertirán en paja y arrayanes. ¿qué dones de vuestro Señor negaréis ambos* (Corán: 55 - 1 a 11)
*Ambos= ¿hombres y genios? Sí, porque en otro ayat se dice que se ha hecho descender el Libro para los hombres y los genios.
Podemos concluir por el comienzo de esta surat, en principio dos cosas:
Por un lado "A-r-Rahman" es nombrado en ella como creador y mostrando el Qur'an, por lo cual es fácil considerar que nos estamos refiriendo a El como nos referimos a Allâh Mismo. Ahora bien, Allâh es Allâh en Su Esencia Propia, sin necesidad de creación y en esta surat es nombrado "A-r-Rahman" refiriéndose a Su poder creador
Por otro lado, al ser "A-r-Rahman" quien creó al hombre y enseña el Qur'an, podemos concluir que la creación del ser humano de parte de Allâh, así como la Revelación que dicho hombre ha recibido por medio de Su Profeta -sobre él la plegaria y la paz -, no es sino una Misericordia de Allâh.
Los pesares y problemas, las desgracias, así como las alegrías, el amor, los gozos y tristezas; todo cuanto nosotros consideramos como bueno o malo, positivo o negativo, desde el punto de vista de la Realidad, no es sino una Misericordia; y esta Misericordia es un Bien; de ahí lo que nos enuncia este hadiz:
"¡Es admirable el caso del creyente! Pues, todo asunto encierra un bien para él y esto no ocurre con otro que no sea creyente. Pues, si le llega la facilidad y es agradecido con Allah, hay un bien para él. Y si tiene paciencia ante la dificultad, también consigue un bien para él."
Sahih Muslim.
En cuanto a "A-r-Rahim" es el Nombre con el cual Allâh o "A-r-Rahman" manifiesta su misericordia con lo creado.
Por ello, el nombre árabe que designa las matrices de las hembras recibe el nombre de "Rahim"; así como la familia es designada como "Silata-r-Rahim", es decir, todo aquello que ha nacido del "Rahim".
A-r-Rahman es Rahim con la creación.
Asimismo, por asimilación o semejanza, nosotros podemos ser también misericordiosos con nuestros semejantes, cuando ejercemos la "rahma" (misericordia) con ellos. Del mismo modo los padres ejercen la rahma con los hijos, el gobernante debe ejercerla con su pueblo, el jefe con sus subordinados. Y es ejerciendo dicha rahma que somos muhammadis, que cumplimos con la Sunna de Muhammad - sobre él la plegaria y la paz -, quien fundamentalmente ha sido enviado como Misericordia para los Mundos (rahma li-l-'alamin).
Que Allâh derrame Su Misericordia en nuestros corazones, que nos haga ser misericordiosos con nuestro entorno, y que en el día postrero nos cubra con Su Misericordia, y nos la muestre en todo Su esplendor.
El, Al Aziz, Al Hakim.


NOMBRES DIVINOS 4 – EL SOBERANO – EL REY
Allâh es nombrado como Al Mâlik, término que se traduce como “El Rey” o “El Soberano”.
En toda evidencia, “Al Malik” es un Nombre que designa una cualidad Divina la cual se muestra hacia la Creación. Allâh es “Al Malik” porque existe una creación que gobernar, ya que El, Quien lo tiene todo, no podría ser Soberano de Si Mismo, pues no se encuentra limitado en ningún aspecto, siendo como es Uno en Si Mismo, sin partes ni divisiones.
Dice el Libro de Allâh en la Surat “El Reino” o “La Soberanía”:
"Bendito sea Aquel en cuyas manos está la Soberanía y es Poderoso sobre toda las cosas. Quien creó la muerte y la vida para probaros y ver cuál de vosotros sería mejor en obras. El que creó siete cielos superpuestos."
Allâh nos explica que Su Nombre “El Soberano” se encuentra estrechamente ligado a lo más grande de la creación, tal y como lo está Su Nombre A-r-Rahman. El que detenta la Soberanía, da la muerte, la vida y crea siete cielos superpuestos, mientras “A-r-Rahman” enseña el Qur’an y crea al hombre.
Estos dos hechos, aparentemente equivalentes ,no son sino asociados entre sí; es decir: “El hombre es creado en Misericordia”, así como ha sido revelado el Qur’an, pues es “A-r-Rahman” quien ha creado al hombre y enseñado el Qur’an (“A-r-Rahman ‘allama-l-Qur’an, jalaqa-l-insana….” “El Todo Misericordioso ha enseñado el Qur’an, ha creado al hombre…”), asimismo dicho Libro, Palabra increada de Allâh, fue revelado a través de una Misericordia para los Mundos llamado Muhammad – ‘alayhi-s-salatu wa-s-salam -. 
Mientras, Allâh mediante Su Nombre “El Soberano”, da la vida y la muerte a esa creación humana, además de crear los siete cielos, los cuales necesitan un Gobierno para mantenerse en orden y armonía.
Es también Allâh, encontramos en la Fatiha, el Rey del Día del Juicio, quien con Su gobierno dirime los asuntos y ordena a cada uno dirigirse y permanecer en su destino eterno; y aún en esas circunstancias “El Soberano” seguirá siendo “Rahman”, habida cuenta de tantas y tantas tradiciones proféticas que nos hablan del perdón con el que Allâh hará gracia a millares, mejor aún, millones de personas.
Resumiendo, es pues Allâh el Soberano Absoluto de Todo, el Cual gobierna a través de Su Propia Misericordia.
Dice el hadiz qudsi:
Abû Hurayrah – que Allâh esté satisfecho de él – transmitió que el Profeta – sobre él la plegaria y la paz – ha dicho: 
« Cuando Allâh – exaltado sea – creó el mundo, escribió a su sujeto: “En verdad Mi Misericordia triunfa sobre Mi Cólera”
A-t-Tirmidi


NOMBRES DIVINOS 5 - AL QUDDUS - EL SANTISIMO
El Nombre de Allâh Al Quddus (El Santísimo):
El es Allâh, el cual no hay Dios sino El, El es el Rey (Al Malik), el Santísimo (Al Quddus), la Paz (A-s-Salam), el que da seguridad (Al Mu'min), el Vigilante (Al Muhaymin), el Irresistible (Al Aziz), el Compulsivo (Al Yabbar), el Soberbio (Al Mutakabbir). Gloria a Allâh por encima de lo que le asocian! (59-23)
Cuando tratamos de nombrar a un hombre santo en árabe, que es la lengua en la cual se ha revelado el Nombre divino Al Quddus (El Santísimo), no utilizamos el término en cuestión, sino el de "salih", término el cual, además de significar santidad humana, significa pureza. Es pues el término salih, designado en el Qur'an para tratar de la santidad y pureza humanas.
Ahora bien, el Nombre Al Quddus no tiene equivalente ni parangón a nivel humano. Es un Nombre el cual designa únicamente a la Divinidad.
Su significado ahonda en y trasciende de la idea de pureza para llegar remontando a la de Perfección.
Es pues la Perfección una realidad que sobrepasa a la pureza, ya que solamente es Perfecto Aquel quien en su naturaleza no tiene ninguna carencia ni experimenta falta alguna en todos los aspectos susceptibles de ser considerados.
La Perfección es un término que designa a la divinidad Misma en su Esencia y Realidad. Allâh es Perfecto en Grandeza, Capacidad, Pureza, Bondad, Misericordia, en todo.
Y es esta Perfección el atributo primero de la Santidad, ya que esta última es la realidad misma de la Perfección llevada a un grado de Excelencia Suprema y Absoluta.
Y Allâh sabe más.
Que Allâh nos ilumine para poder considerarLe en todo Su Valor, en toda Su Perfección.


NOMBRES DIVINOS 6 - A-S-SALAM (EL QUE ES EL MISMO LA PAZ)
Cuando hablamos del Salam (la paz), nos estamos refiriendo en general a la ausencia de tensiones y de violencia. Salam significa quietud mental y espiritual; y aún más, un estado de plenitud, de confianza. En su aspecto corporal y material significa seguridad y salud.
En el sentido espiritual más elevado, el Salam significa la permanencia en la obtención del estado de plenitud espiritual y de conocimiento.
Cuando hablamos de Dios (Allâh) no podemos establecer las mismas consideraciones que cuando lo hacemos del ser humano; por ello, no podemos nombrar a Allâh como “El Pacífico”, ya que este término designa una cualidad, generalmente humana, en contraposición a su contraria “La violencia”. Aún y cuando Allâh pueda comportarse, si El lo quiere, de una manera pacífica con la Creación, Su esencia de Paz, se encuentra por encima de dicha actitud, siendo mucho más completa y extensa.
Por ello la traducción del Nombre Divino “A-s-Salam”, que le conviene a la Divinidad es “Aquel quien es El Mismo la Paz”. En la Esencia de Allâh “La Paz” no es un estado, ni una manera de ser, ni una disposición cualquiera para obrar de tal o cual forma; la Esencia de Paz de la Divinidad es la no-existencia de tensiones, la no existencia de divisiones, de contradicciones, de movimiento espacial o temporal.
Se trata de la seguridad total en ser como El es, del control de toda situación sin fatiga alguna, de la ausencia de actividad de pensamiento, de la ausencia de una necesidad cualquiera, de la consecuencia directa de Su Unicidad, de la ausencia de partes, personas o identidades que pudieran dar lugar a conflicto alguno.
Que Allâh nos transmita Su Paz para que así seamos un ejemplo para los otros y completemos con ella el aspecto de Misericordia.



NOMBRES DIVINOS 7 - AL MU'MIN - EL QUE OTORGA LA CREENCIA, EL QUE OTORGA LA SEGURIDAD
El Nombre divino Al Mu'min es uno de aquellos cuyo significado se encuentra consagrado únicamente a la Creación (hombres, genios y ángeles). No podemos decir que Allâh experimente creer en Sí Mismo, así como tampoco podemos asegurar de que El necesite encontrarse seguro y a salvo de sea lo que fuere.
Dice el hadiz:
"El creyente es el espejo del Creyente".
El mu'min (creyente) es el espejo del Creyente, es decir, de su creador. Es así porque es el receptáculo de la actuación de Allâh, aquel quien puede, si Allâh así lo quiere, ser consecuente con la Amana (responsabilidad) que Su Creador le ha encomendado.
En cuanto al significado del Nombre Al Mu'min comporta dos elementos: la Creencia y la Seguridad; dichos conceptos son complementerios cuando se refieren al ser humano que ha alcanzado dicho grado. Es por ello que, por encima de la creencia la cual no es capaz de pêrcibir su objeto, se encuentra la creencia convertida en certeza (yaquin). Es así que el mu'min (verdadero creyente) posee un grado de creencia superior al simple musulmán ya que de él se puede decir sin lugar a dudas lo que dice el hadiz:
"Prestad atención a la mirada penetrante (basira) del mu'min (verdadero creyente) porque mira con la luz de Allâh".
Es así que el grado de verdadero creyente se encuentra reservado únicamente a aquellos quienes muestran una luz divina en su mirada y percepciones y son, por otra parte, capaces de responder a la Amana que les ha sido dejada en depósito por Allâh.
Quiera Allâh elevarnos a ese grado y otorgarnos el Firdawus