martes, 6 de septiembre de 2016

SOBRE EL TAWASSUL – LA INTERCESION – PREAMBULO - I


Un hermano me ha animado a escribir sobre el Tawassul o intercesión. 

Como este asunto se me antoja muy extenso como para resumirlo en una simple entrada, voy a acometerlo en varias, para estructurarlo de una manera tal que se puedan visualizar y entender todos los elementos susceptibles de entrar en liza o de cobrar una importancia determinante en dicha realidad.

No entendemos como intercesión aquello que llamamos simplemente ayuda, ya sea esta material, moral o espiritual; ayuda esta, servida de un vivo a otro sin concurrencia aparente de otros elementos desconocidos. Aunque podemos entender como intercesión de un vivo por otro el pedir a Allâh algo de su interés. Esta práctica es loable en tanto y en cuanto hay hadices que animan a pedir por aquellos hermanos que necesitan ayuda o/y solicitar a otros que hagan otro tanto.

…Ayudaos unos a otros en la virtud y el temor (Taqwa), no en la desobediencia ni en la trasgresión…(5 – 3)

En este tipo de “ayuda” mencionada en el Qur’an podemos encuadrar la súplica intercesora de unos por otros, ya que el contexto es amplio y no se refiere al concepto de ayuda en sí, sino a cualquier tipo de apoyo o soporte.

Ahora bien; dejando a un lado el mundo de los vivos, que es también el de los dormidos, con respecto a la realidad global; ¿qué ocurre con la intercesión de las personas que se encuentran ya fuera de este mundo; en concreto la de los Profetas, los santos, los justos, los mártires y los mu’minin o verdaderos creyentes? ¿Cuál es su estatus en la otra vida y que privilegios les han sido otorgados por Allâh al respecto?

Diremos que tenemos al respecto numerosos hadices, e incluso ayats del Qur’an que nos ayudarán a comprender este asunto de una manera suficientemente clara.

Diremos asimismo que la intercesión de los que son amados por Allâh y partieron de este mundo existe en dos direcciones, a saber:
La intercesión de los muertos sobre los muertos y la intercesión de los muertos hacia los vivos.


En contrapartida existe otra intercesión de los vivos hacia los muertos la cual viene reflejada en algunos hadices. Todas estas modalidades de Tawassul existen, son reales y solamente nos queda documentarlas y detallarlas. Esto último no será en este post, sino en el siguiente, si Allâh así lo quiere.


Algunos se precipitan en decir que un muerto no puede hacer nada por nadie. Efectivamente un muerto no puede obrar en los dominios físico y psicológico porque ya partió de esta vida. No obstante, si Allâh les ha concedido el don, son capaces de realizar súplicas por los vivos, y en el caso del Profeta -'alayhi-s-salatu wa-s-salam - mucho más, como demostraremos más adelante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario