lunes, 1 de diciembre de 2014

Reflexiones desde el Intelecto (Aql)

INTELECTO
El Intelecto (Aql) es una luz que partiendo del Ruh residente en el corazón, se dirige hacia y se extiende en, la mente iluminando la lógica y la razón humanas.

FUQARA
Los fuqara son:
Aquellos que se aman en Allâh.
Aquellos cuyo valor se encuentra en la brillantez de su corazón.
Aquellos quienes se consideran pobres e indigentes frente a Allâh.
Quienes se reúnen y se separan por la causa de Allâh.
Los que no aspiran al futuro ni se anclan en el pasado; viven el momento.
Aquellos cuya bondad se traduce en actos de misericordia.
Aquellos quienes sienten la presencia divina en sus vidas.
Quienes agradecen a Allâh sin límites y se maravillan con Sus dones.
Quienes han abandonado los cánceres del orgullo y el egoismo para siempre.
Quienes no pueden abusar de nadie y se conmueven ante el mal de otro.
Quienes esperan que Allâh les de, para tener la satisfacción de dar.
Quienes esperan siempre de Allâh y nunca de la creación...

MISERICORDIA
“Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos.” (Corán 21:107)
Si la finalidad del creyente es ser Muhammadí, ha de imitar, en la medida de sus posibilidades a nuestro maestro, profeta y enviado - 'alayhi-s-salatu wa-s-salam -; y para que esa emulación de sus frutos ha de centrarse en procurar ser una misericordia, tal y como Muhammad lo es para los mundos.
¿Cómo ejercer dicha misericordia? Esta pregunta seguro que cada uno de nosotros la podrá contestar sobre su caso en particular, pero generalizando podemos decir que primeramente debemos doblegar nustras pasiones, fundamentalmente el egoísmo y el mal carácter.
No puede ser misericordioso el egoista ni el de agrio carácter. Debemos dar a nuestro entorno la misma importancia que nos damos a nosotros mismos, y de nuestro entorno, fundamentelmente a nuestra familia, próximos, amigos, resto de hermanos y la humanidad entera.
Este nivel solamente puede conseguirlo alguien quien haya comprendido humildemente su naturaleza de siervo de Allâh y la haya aceptado de buen grado, obrando, pensando y planificando en esta dirección.
Debemos moldear nuestro comportamiento con la calma, la seguridad, la presencia en toda situación para que aquellos quienes tienen necesidad de nosotros nos tomen como referencia. Y una referencia no puede permitirse el lujo de flaquear y de mostrar el lado feo de su nafs.

VIAJE
De todos los viajes se sacan enseñanzas, experiencias, nuevas sensaciones. Al desubicarse de los usos y costumbres cotidianos el ser humano se abre a las experiencias que proporcionan la falta de control total sobre sí mismo y las situaciones.
La Rahma se derrama sobre el viajero, siempre que el viaje tenga un fin, y la sensación de encontrarse a merced de las olas de la Misericordia divina. Una sensación de ligereza y de emoción.
No en vano la du'a del viajero es mustayaba (aceptada).
Si he aprendido una cosa de este viaje a, por qué no decirlo, mi país, Bélgica, es que he experimentado el regocijo interior de contemplar como en el mundo quedan aún gentes sencillas con el corazón de oro.
Qué grande es el mundo cuando se encuentra gentes quienes en sus corazones se guarda y cultiva la Rahma de Allâh - subhanahu wa ta'ala -.
Doy gracias a Allâh y me maravillo ante El porque en un objeto tan diminuto como es el corazón, ha guardado algo tan enorme como es la Rahma.
Al Hamdu li-l-Lâh 'ala kulli hal, fi kulli maqam. Huwa Al Azizu-l-Hakim.

LAS 24 HORAS QUE CAMBIAN TU VIDA
Hoy estás tranquilamente sentado en casa, en familia, como de costumbre. De repente una figura aparece ante tí.
Te comunica que viene de parte de su Señor para tomar tu alma. Si eres mu'min se presentará sobre una forma agradable y te pedirá permiso, un permiso que no le puedes negar, para tomarla. Si eres un réprobo se presentará ante tí con una apariencia monstruosa. Desde ese momento, sea cual sea tu caso no podrás articular palabra alguna. En ese momento te mostrará tu sitio en el Paraíso o en el Fuego. Un momento para los condenados que podría hacerle encanecer si fuera niño de repente.
Te lavarán mientras contemplas a todos y no podrás articular palabra. Te llevarán a la mezquita donde rezarán por tu alma, y seguidamente te acompañarán a la nueva morada donde vivirá tu cuerpo. Si eres de los afortunados dirás por el camino: - Más deprisa, más deprisa - . Si eres de los réprobos gritarás diciendo: "No, No, ¿dónde me llevais?. Solamente los animales podrán oir tus palabras.
Te depositarán en la tierra, te cubrirán con ella, y en ese momento la tierra tomará lo que es suyo, apresándote durante uno o más segundos, seas mu'min o réprobo.
Cuando te quedes solo y oigas los pasos de los últimos asistentes a tu entierro alejándose, entonces dos ángeles se acercarán a tí y te preguntarán sobre la Unidad de Allah y la profecía de Muhammad. Si tu respuesta es positiva te abrirán la tumba y la convertirán en una parcela del Paraiso para tí. Te reposarás en ella, podrás viajar por el Barzaj y tu plaza definitiva en el Paraíso se te presentará dos veces al día.
Si tu respuesta a la pregunta de los ángeles en negativa entonces, en ese momento, te golpearán con una maza de hierro, te fenderán los huesos de la nariz y de la frente, te estrecharán la tumba y serás catigado como los condenados.
Cuando se te llame el Día de la comparecencia pensarás que estuviste en la tumba una sola tarde; tanto y tanto se plegará el tiempo en ese lugar.
¿Sabías que nuestro hermano Asra'il (el Angel de la Muerte) te visita cinco veces al día? ¿tienes algún mensaje para él? Al menos, dale las gracias, habida cuenta que un día te liberará de las cadenas de este mundo.
¿Y ahora hermano, después de saber esto, de verdad que quieres seguir en los errores de siempre? ¿No,verdad?
No hay como el recuerdo de la muerte para tener una buena vida. Quiera Allah que en ese día seas de los que tienen éxito.

LAS VERDADES ETERNAS Y EL NAFS
A-s-salamu 'alaykum:
Cuando se quieren subyugar las verdades eternas a los caprichos del Nafs; cuando sew prescinde de la verdadera y sincera búsqueda intelectual, poniendo como premisa innegociable el resultado que nos "arregla", entonces directamente se desemboca en la tirana ignorancia, ignorancia que acaba tiranizándonos a nosotros mismos.
Los grandes hombres y mujeres han partido de las premisas reveladas para ir escalando por sus significados.
Aquel quien no inclina su cabeza ante la Voluntad del Creador nunca podrá acceder a las verdades que El tiene reservadas a los purificados.
Entonces si Allah quiere podrá ver lo que ningún ojo vio, ningún oído oyó e intelecto alguno fue capaz de concebir.

GRACIAS
Dar gracias a Allah lleva implícito muchas otras cosas:
Considerarse un siervo sin derecho alguno y creer que todo beneficio recibido es un regalo.
Reconocer el miramiento de Allah a nosotros al otorgarnos Su Misericordia.
El ser conscientes que El siempre se encuentra presente. Damos las gracias a alguien Quien se encuentra ante nosotros.
Dar gracias es adoración, pues es considerarse impotente ante el Dador.
Dar gracias a Allah es desapego.
Dar gracias es reconocer la Grandeza del Dador; es una prueba de amor si se dan con el corazón
Al Hamdu li-l-Lah wa shukru li-l-Lah, alfu salatin alfu salamin 'ala Rasuli-l-Lah

SOLIDARIDAD
A-s-salamu 'alaykum:
Si una cosa caracteriza a las gentes de estos tiempos en general es el hablar en tono de galante poesía y no hacer nada de lo que se dice e incita a hacer a los demás.
El egoísmo, el ansia por poseer, el otorgarse a uno mismo todos los derechos, y no ser consciente de lo que es el deber y la responsabilidad, han entrado en una espiral nefasta hacia abajo.
El dinero, el ansia por poseer, ha producido que incluso entre las mismas familias, el uno abuse del otro, y en el mejor de los casos, el uno deje al otro en la estacada. Si esto es así en el ámbito familiar, en el social es aún peor.
La avaricia, la codicia, la ambición se han desatado en estos últimos tiempos a unos límites que no tienen parangón en otras épocas.
El familiar ve y deja derrumbarse al familiar, el vecino al vecino, el conciudadano al conciudadano, el compañero de trabajo, al compañero de trabajo.
Me diréis que hay excepciones, y no lo niego, pero reconocer que son contadas con los dedos de la mano; que se encuentran raramente, y a veces ni eso.
Y sin embargo, la solidaridad procede de la Misericordia, y quien no tiene misericordia no tiene fé. Los bienes que poseemos, aunque legítimos, siempre que sean obtenidos de manera lícita, son un regalo de Allâh, y puesto que Allâh nos lo regala debemos distribuir una parte a los necesitados. No solamente aquello a lo que nos obliga la misma religión (la zakat), sino que nuestra mano debe ir más lejos en la solidaridad, prescindiendo incluso de nuestros bienes legítimos para paliar las necesidades de otros y hacerlos felices en la medida de nuestras posibilidades.
Quien no tiene caridad, no tiene corazón.