jueves, 29 de julio de 2010

MAHABBA LI-L-LAH

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdiKa wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim

Hijo de Adam :

Como hermano tuyo te aconsejo, así como lo hago conmigo mismo:
Aprovecha el corto espacio de tiempo que te corresponde vivir. Has de saber que el Altísimo te ha enviado a este bajo mundo para hacerte pasar un examen. En su Sabiduría inmensa te ha dado todos los utensilios necesarios para que puedas pasar dicho examen con holgura, pues El Mismo se ha prescrito la Misericordia. Aún así, no olvides nunca el hecho de que a pesar de ser Rahman y Rahim, El es también Achadidu-l-‘Iqab (El Duro en el Castigo). No te hagas pues acreedor a dicho castigo, pues El ha prometido que es eterno. Aunque seas musulmán y salgas un día del Yahannam, no olvides que padecerás un largo periodo de tiempo en él. Si eres munafiq (hipócrita) o hereje, nunca saldrás de él.
Haz el bien contigo mismo, con tu familia, con tus ámigos, incluso con tus enemigos. Desea para otros aquello que deseas para tí mismo y ama a tu Señor. Témele, pues El es el TodoPoderoso. Amale pues El es el Aziz, al Habib. Dale gracias pues El es al Karim. Protégete en El de ti mismo y de tus enemigos, pues El al Latif. Obedécele pues El es al Malik. Se una misericordia para los tuyos, pues El es A-r-Rahmanu-r-Rahim. Admira Su pureza pues El es Al Quddus. Perdona todo, pues El es al Gafur. Confía en El pues El es al Jalil. No dudes de Su Palabra pues El es al Haqq. No mientas pues El es el que Oye. No transgredas pues El es el que Vé. Muere antes de la muerte, pues El es al Hayy. Sigue la buena guía pues El es al Hadi. Abre tu corazón a la luz, pues El es A-n-Nur.

Revístete de las buenas cualidades para pasar con un vestido de gala a la otra vida, donde El nos espera sabiendo lo que hemos hecho de nuestro tiempo. Llénate de un temor reverencial y de un amor sin fronteras hacia El. Pues es El el digno de recibir todo lo bueno que hay en tí, aunque no le haga falta.

El Amor, qué es el Amor ?: Es la puerta de la muerte, de la muerte a tu ego quien una vez que ha amado no tiene razón de existir. Que bello es ir al patíbulo sabiendo que después de tu ejecución entrarás en la Luz inmensa de Su Presencia.

Del siervo de Allah y hermano vuestro AbdulKarim.

Oh Allah : Labbayka Allahumman labbayk

miércoles, 28 de julio de 2010

EL CASTIGO DE LA TUMBA

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim:

No hemos experimentado nunca un acercamiento intelectual hacia el doctor Zendani. No obstante, su presentación sobre el descubrimiento del profesor Azzakov en Siberia durante unas prospecciones a modo de perforación de unos 14 Kms de profundidad de la superficie terrestre, podría hacernos comprender que todo lo que se cuenta en los hadices los cuales hablan de la recompensa y el castigo en la tumba, está lejos de ser irreal.
La opinión del chayj Zendani es que se tratan de voces reales, la nuestra también.

Tal vez esto nos ayude a tener un poco más de temor de Allah.

He aquí lo que oyeron el doctor Azzakov y su equipo en Siberia lo cual fué dado en grabación a un prestigioso periódico finlandés. Prepárense. Pegar este link en vuestro internet

http://www.youtube.com/watch?v=u2G3D-Ppweo

Salam

HADIZ DE LA GUIA

“La guía y el conocimiento con los que Allah me ha enviado son como la lluvia generosa y abundante que cae sobre una tierra de la cual una parte es fértil y absorbe el agua produciendo pasto y hierba abundante y otra es un terreno duro y retienen el agua. (En ambos casos) Allah beneficia con ella a la gente, que bebe, da de beber (a sus animales) y siembra. (Esa misma lluvia, Allah) la hace caer sobre otra tierra que no son sino terrenos lisos que ni retienen ni producen pastos.Esta es la semblanza del que accede a la comprensión y conocimiento del Din de Allah y le beneficia aquello con lo que Allah me envió de manera que sabe y enseña; Y la semblanza del que se desentiende y no acepta la guía de Allah con la que he sido enviado”.

Sadaqa de Rasulu-l-Lah (sala-l-Lahu 'alayhi wa sallam)

PROGRESISMO ISLAMICO = DAYYALISMO

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdiKa wa RasuliKa nabiyyi-l-‘umiyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim.

En un precedente artículo titulado Haramismo y Progresismo, denunciaba por un lado los errores más comunes en la práctica del Islam, así como daba recomendaciones sobre la manera correcta en el seguimiento de nuestro Din.
Con el transcurso del tiempo y realizando un análisis más profundo, nos hemos apercibido del hecho de que de las dos corrientes de extravío mencionadas, la más nefasta es el llamado Progresismo.
El origen del Haramismo son las conveniencias político sociales de algunos grupos, los cuales han tomado origen desde el desmembramiento del califato turco y han continuado hasta nuestro tiempo. La técnica utilizada por los haramistas es simple: Recortar hadices auténticos declarándolos “débiles” e interpretar el Qur’an de una manera lógico-racionalista a la imagen de la filosofía cartesiana del humanismo renacentista.
Sin embargo, dicho Haramismo se extinguirá por sí mismo en el momento en el cual se extingan los intereses político-sociales de los grupos que lo soportan, y sus adeptos podrán reconvertirse a una manera seria y más amplia de seguir al Kitab y a la Sunna.
Qué ocurre con el llamado Progresismo? Este se caracteriza por un rechazo más o menos amplio a la Chari’a. Buscando subterfugios diversos sus seguidores se aproximan de día en día al “Kufr”.
La aproximación de las mujeres al llamado feminismo. La aceptación de la homosexualidad, la cual es condenada en el Qur’an claramente en la historia del profeta Lut (‘alayhi-s-salam). La imama de las mujeres. El hermanismo ideológico con las tesis ateas y antiislámicas. Las peligrosas aproximaciones a las otras religiones sin ser para convencer a sus adeptos a convertirse al Islam, sino antes bien con la intención explícita, aunque no confesada, de establecer con ello una nueva religión.
Este comportamiento sigue una línea bien definida hacia el total abandono de la religión del Islam. Dicho abandono, el cual tiene lugar en estos momentos es una huida hacia un concepto nuevo. Es este concepto el que utilizará el Dayyal en su venida a la Tierra. Muhammad (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) nos explica que el Dayyal vendrá con una nueva religión. Es así que los llamados “progresistas islámicos” no están haciendo otra cosa que preparar la llegada de su maestro, el cual, escondido y encadenado aún en su cueva, como dice el hadiz, está contemplando con satisfacción como sus acólitos están realizando “un buen trabajo”.

Oh Allah, une a la Umma de Muhammad en la Verdad y apártala de la unidad en el Dayyal.

domingo, 25 de julio de 2010

LUTFIHA

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Wa Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdiKa wa rasuliKa nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

Durante la presencia militar francesa de Argelia, las fuerzas de ocupación prohibieron, tanto la impresión como la distribución del Qur’an, durante un corto espacio de tiempo. Los franceses buscaban con ello debilitar la resistencia armada. El resultado fue el contrario del esperado, y al final la prohibición tuvo fin. No obstante, ante todo y lejos de lo eminentemente histórico, se produjo un hecho relevante el cual permitió el que la prohibición sobre el Qur’an fuera levantada.

En Mostaganem, el Chayj al’Alawy, renovador de la tariqa Darqawiyya, contaba con una reputación muy extendida en el mundo árabe, así como en Europa. Algunos europeos se convirtieron al Islam en su época. Inauguró en los años 20 la gran mezquita de París.
Hemos de decir, que aunque maestro sufí, muchos ‘ulemas le consultaban sobre asuntos de fiqh, y aún más, algunos de los más reputados fueron discípulos suyos.
La reacción del Chayj al-Alawy ante la prohibición francesa para imprimir y distribuir el Qur’an, fue esta qasida. Poco bagaje? No, en absoluto. Tenemos la firmeza de decir que fue gracias a esta qasida que la prohibición fue levantada. De dónde hemos obtenido esta convicción? De un hadiz qudsy, de otros hadices y del mismo Qur’an.
Relata abu Hurayrah (radiya-l-Lahu ‘anhu), el Profeta dijo: “Allah Todo Poderoso dice: “Yo Soy hacia Mi servidor tal y como es la idea que éste se ha hecho de Mí. Estoy con él cuando Me invoca. Si Me invoca en su interior, Yo le menciono junto a Mí, y si Me invoca en una asamblea, Yo le menciono en en una asamblea mejor que la suya. Si se aproxima de Mí un codo, Yo me aproximo de él un brazo. Si viene a pié hacia Mí, yo corro hacia El”.
Otro hadiz qudsi dice: “Quienquiera que sea el enemigo de un amigo (waly) Yo le declaro la guerra. Mi servidor no se aproxima de Mi por una cosa más amable a Mi que aquello lo cual le he ordenado y mi servidor se aproxima a Mí a través de obras supererogatorias hasta que Yo le amo, y cuando le amo, yo soy el oído con el que escucha, la mirada por la que ve, la mano con la que agarra y el pie con el que marcha. Si me pide algo, ciertamente Yo se lo concedo, y si se refugia en mí, Yo le protejo".
En la Yami’a-s-sagir de Suyuti podemos encontrar el siguiente hadiz: “No estará el mundo exento de al menos cuarenta de los siervos de Allah cuyo corazón es como el del Jalil (sayyidina Ibrahim) de tal forma que si uno de ellos muere Allah le sustituye inmediatamente por otro”
En la misma colección podemos leer este otro hadiz: “Después de mí, Allah enviará cada siglo un siervo que renovará la Religión”.

El Qur’an dice: “Kana Ibrahima Ummah” (Ibrahim era una Ummah)

Así pues podemos ver como Allah tiene siervos a los cuales ama y por este amor se apodera de su ser, como demuestra el primer hadiz. En los otros dos hadices, vemos como otros siervos están dotados de un grado sublime de excelencia.
El Qur’an nos muestra como sayyidina Ibrahim constituye el solo una Ummah. Puesto que al menos hay cuarenta siervos como sayyidina Ibrahim, si cada uno de ellos tiene el valor de una Umma, podemos constatar claramente como el chayj al-Alawy (que Allah esté satisfecho de él) con una sola qasida pudo desbloquear una situación a la cual nadie encontraba salida alguna.

Dejemos hablar a la Lutfiha del chayj al-Alawy


LUTFIHA


Oh Señor por Tu Beneficencia, Oh Tu en Quien residen nuestras esperanzas
Concédenos Tu Beneficencia y con ella la apertura


Te imploramos por el Qur’an que comprende los siete Versículos de Veneración.


Y por aquello que es comprendido y explicado en él en cuanto a veneración y adoración

Que nos ordena nuestro amor al Qur’an de tal modo que es para nosotros lo más dulce que pueda existir

Tu lo revelaste compilando en él Tu Mandato, presérvalo pues Señor como así como lo prometiste.
Algunos han intentado rechazarlo. Permitirías oh Señor que llevaran a cabo sus actos?

No estamos dispuestos a renunciar a él, puesto que en él se encuentran la Religión y el Iman

La existencia y lo que comprende no es comparable a él a nuestros ojos.

Pues el Qur’an es la fuente de la Haqiqa, de la Chari’a y nuestro firme asidero.

Tú conoces nuestro amor por el Qur’an, como reside en nuestros corazones y nuestras lenguas entremezclado con nuestra sangre, nuestra carne, venas, huesos y todo lo que somos.

O Señor, por la Verdad, te pedimos no nos aflijas en nuestra religión. No nos pruebes.

O Señor concede la seguridad a nuestra religión, en verdad ella frente a Tu puerta se encuentra esperanzada.

Oh Señor, une al separado con su pueblo, la ruptura se vuelve más dolorosa cuanto más se le ama.

Realiza esto oh Señor, antes que nada, y por nuestro bien, garantízale una larga vida.


Concédenos la seguridad en nuestras moradas. Protégenos de toda artimaña y tribulación


Fortalécenos con Tu Espíritu (Ruh) concédenos la fortaleza para llevar a cabo Tu mandato.

Ten misericordia del grande y del joven, concédelos refugio, pues Tu puedes ver en qué medida están desorientados.
Garantízanos el sustento, nuestra religión, y alivia a aquellos quienes padecen aflicción y desamparo.

O Señor, perdona a aquel quien se adhiere a nuestra súplica y apóyanos así como a nuestros queridos compañeros.


Elévanos a ser testigos de la Divina Belleza y de los secretos de la Perfección que en ella se encuentran

Oh Señor bendice con una Plegaria digna del Elegido, a él así como a su familia.

Así como a sus compañeros, a los Ansar y a quienes han seguido, y alabanza a Allah, Señor de los mundos.