domingo, 4 de septiembre de 2016

DEFENSA DEL SUFISMO - LA JUSTIFICACION DEL DEBIL


Defender el sufismo como se debe NO pasa por justificarlo. El Sufismo, como corazón del Islam que es no debe justificar nada. Son aquellos quienes le atacan quienes deben justificar sus errores.
Es por eso que la mejor defensa del Sufismo proveniente de un sufi nunca pasa por dar explicaciones de por qué se encuentra enmarcado en el Kitab y en la Sunna. Esta es una posición de debilidad que nunca tomaría un sufi con un mínimo de conocimiento.

Son los sufis en todos los tiempos quienes han enseñado a la comunidad. Los más grandes 'ulama de la Umma eran sufies;
Los cuatro imames
Abu Hamid al Gazali
Hassan al Basri.
Abul Hasan A-sh-Shadili
Mawlay al Arabi A-d-Darqawi.
El Imam Suyuti

Y un largo etcétera. 
Y aquellos quienes no fueron legisladores ni 'ulama del Fiqh y de la Aquida, enseñaron a legislar, dando sus opiniones plenas de luz a legisladores, muhadices y demás sabios de la Umma; opiniones que estos seguían con respeto y reverencia, debido al gran reconocimiento que el Sufismo ha tenido durante tantos siglos.

Atacar el Sufismo es atacar el Islam.
Y es aquel quien ataca el que debe dar explicaciones y decir a la luz del día qué vergonzosos fines persigue y porqué se ha salido del Sirat al Mustaquim.

Dijo el Profeta - 'alayhi-s-salatu wa-s-salam -:

"No es de los nuestros quien no se muestra misericordioso con el pequeño, ni quien niega el respeto debido a la persona mayor."
(De Ibn Umar, recopilado por Al-Bujari)

Y en este caso las personas mayores son los sufis por el conocimiento profundo y excelente que detenta sobre la religión.

Y los pequeños son aquellos quienes no conocen la religión; es por ello que se debe ser misericordiosos a su respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario