martes, 6 de septiembre de 2016

LA INTERCESION IV - LA INTERCESION DE LOS MUERTOS POR LOS MUERTOS


En cuanto a la intercesión de unos fallecidos por otros se refiere, estamos hablando quizás de la mejor documentada por la Sunna.
En un hadiz recopilado por Ibn Maŷah encontramos lo que sigue:
En el día de la Resurrección los Profetas serán los primeros intercesores, después vendrán los sabios e inmediatamente los mártires.

Así pues, queda establecido que en el mundo de los fallecidos hay gentes quienes detentan la capacidad y el permiso divino de interceder por otros. En este hadiz se habla del Día del juicio, pero en principio nada impide que dicha intercesión pueda extenderse a otros ámbitos y momentos.

Escribir todos los hadices que hablan de la intercesión en el Día del Juicio no nos dejaría espacio para explicar nada más. Ahora bien, si podemos decir que existe un hadiz el cual nos enseña que hay personas justas (salihin) quienes tendrán capacidad para poder interceder por 50 personas o más condenadas al fuego, y que sean salvados en virtud de dicha intercesión. (Muslim)

La más remarcable de todas es la intercesión del Profeta – sobre él la plegaria y la paz - ; pero ya hemos dicho que dedicaremos al profeta un capítulo aparte, por lo extenso y lo rico de su intercesión y capacidad de ayudar a los creyentes.

Otro hadiz de los más recordados nos comenta como es posible asimismo la intercesión de gente más simple que los salihin, los profetas, etc.

Se cuenta como una persona fue introducida en el Paraíso y extrañado dijo a su Señor: “¿Cómo es posible que yo no vea aquí a ese amigo que tuve en vida?” – le fue comunicado que su amigo estaba en el Infierno. Y él dirigiéndose a su Señor le dijo: “¿Podrías traer aquí a mi amigo para que habite conmigo en el Paraíso”? – Allâh atendió su súplica, hizo salir a su amigo del Infierno y lo trajo con él.

La obra de Abu-l-Hamid Gazali titulada “La vida después de la muerte” da cuenta de numerosos hadices relativos a esta intercesión en la otra vida. En realidad, los casos de Tawassul en el Yawma-l-Qiyama son numerosísimos como las gotas del mar.

Al contrario, se cuenta como ese día, los vecinos se agarrarán a la espalda de aquellos vecinos que les hicieron mal, acusándoles ante Allâh de todos los desmanes sufridos por ellos. ¡Mal fin espera a aquel quien haga mal a sus vecinos!

Ese Día, cuya duración será de 1000 años, se verá toda gama de intercesión, de quejas, de acusaciones, de loanzas, de juicios, de perdones y de regalos maravillosos, así como de justicia divina hecha sobre aquellos quienes en vida ensuciaron el mundo con mentiras, robos y crímenes.

¡Ay de aquellos quienes inventaron una mentira diciendo esto viene de Allâh!

¡Ay de aquellos que cambiaron las palabras de Allâh mezclándolas con las suyas!

En ese día no tendrán auditorio, ni cameramans en torno suyo, ni paquetes de dinero esperándoles por servir al tirano y ensuciar el mundo con mentiras.

¡Si en esta vida no tuvieron temor de Allâh, en la otra se echarán a temblar!

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

No hay comentarios:

Publicar un comentario