martes, 20 de septiembre de 2011

Muhammad - El Hacedor te escogió - Ahmad Ibn Mustafa al-Alawi

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli 'ala sayyidina Muhammadin 'abdika wa rasulika nabiyyi-l-'umiyyi wa 'ala 'alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

Que bálsamo esta poesía del chayj AL-Alawy después de los exabruptos que hemos leido hoy contra el Profeta - sobre él la plegaria y la paz -. Nos permitimos ponerla de nuevo.

En una ocasión el chayj al-Alawy vio en sueños al Profeta – sobre él la gracia y la paz -. El chayj al-Alawy se veía mostrando a Muhammad su Diwan de poesías, en concreto aquellas las cuales estaban escritas en loanza suya. Rasul tomo el Diwan en sus manos y eligió la qasida que acabamos de traducir titulada “Muhammad el Hacedor te escogió” (Muhammadan stafaka-l-Bari).

Tal y como lo hemos explicado en anteriores ocasiones, el chayj al-Alawy fue el último hombre del siglo, de los cuales el Profeta expreso que vendrían para renovar la religión. Su maestro, el chayj al-Buzidi le dijo de llamar Alawiya a su tariqa, pues ésta sería la más elevada de todas. Aun nos encontramos sobre la égida del chayj al-Alawy quien dijo: “Mi tariqa permanecerá indemne hasta el fin de los tiempos”. La expresión “indemne” nos anima a comprender que el siguiente hombre del siglo puede muy bien salir de esta tariqa, y Allah sabe más.

MUHAMMAD EL HACEDOR TE ESCOGIO

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

Querría glorificarte oh Taha
Pero las palabras no pueden describirte
Ciertas loanzas no alcanzan en nada tu justo valor
Siendo vana toda comparación con respecto a tu naturaleza

Tal como las estrellas en su lejanía
Mi débil vista no puede alcanzarte
De lejos, tú apareces a mis ojos
Elevado como las Pléyades, cual astro resplandeciente

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

Si esta comunidad te conociera
Consagraría su vida a mencionarte
En ti la riqueza abunda
Extraviado quien prefiere otro a ti

La tierra entera y el Cielo
El Trono y el Cálamo son producidos por tu luz
Ahí, mi razón es impotente
Que puedo yo decir de aquel quien realizo la ascensión (mi’raj)

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

La luz de Allah es incomparable.
La incapacidad para describirla es una sabiduría (hikma)
Si yo osara hacerlo, ello sería pretensión
Sin embargo, puedo decir unas palabras:

Sin sobrepasar el todo: fuente y ramificaciones
Enviado a las criaturas como Misericordia (rahmah), me confió a él
Y Allah, me es testigo,
Humilde, sumiso y necesitado

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

La mentira no acrecienta el valor
Sin ti, jamás hubiera conocido al Todopoderoso
Ni religión, ni plegaria, ni dirección (qibla)
Tu gracia nos ha manifiestamente sumergido

Por ella, he adquirido fuerza y renombre
Sobre la tierra, al igual que en el cielo me siento orgulloso
Tomado por ti toda la vida
Mi corazón palpita, mis lágrimas abundan

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

El Señor de la creación te ha bendecido,
O Maestro de maestros, te deseo con fervor.
Este elogio es mi suplica
Esperando la dichosa salida el día de mi muerte

Y el día de la resurrección;
Así que mi familia entera y los pobres en Allah (fuqara’a)
Los creyentes esperan asimismo de tu gracia
Mi débil corazón teme la tormenta

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

Donde será la morada? Como seré recibido?
Después de la separación. Allah lo sabe.
Temo el tormento de un Día Terrible
La confusión me gana “Abu-l-Qasim”

Perdón “Imam de los Enviados"!
No quiera Allah el que abandones al débil.
Estoy convencido el que comprenderás mis excusas
La vejez me ha tocado y la época es amarga

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios

Tengo de tal manera confianza en ti
Imposible que me abandones
Sin embargo, el fardo de mis faltas me atemoriza
Oh! Cuanto he desobedecido!

Oh Allah! Ten piedad de Benaliwa
Libérale de las penas de este mundo
A cada instante

Muhammad, el Hacedor te ha elegido
Con el corazón te alabo
No pudiendo hacerlo por la palabra
Describir al bien amado, se encuentra más allá de mis medios Muhammad, el Hacedor te ha elegido

1 comentario:

  1. salam aleicum
    Muchas gracias querido abdelkarim, deseo que Allah nos guie.a.as

    ResponderEliminar