jueves, 29 de septiembre de 2011

La calumnia de Abdennur Prado sobre el Profeta - sobre él la plegaria y la paz -.

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘miyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbi hi wa sallim.
Primeramente debemos decir que curiosamente la única prueba adoptada por el hereje Abdennur Prado es un hadiz que él imputa a ‘Aisha – que Allah esté satisfecho de ella – en el cual no cita fuente alguna. Precisamente porque se lo ha inventado él.
Volume 9, Book 87, Number 111,
de ningún libro de hadices reconocido por la Umma como sahih.
En qué papelera ha encontrado usted tirado una cita así?.

Qué clase de fuente es esta? Se está usted riendo de nosotros? No somos tontos, no somos tontos como aquellos quienes le siguen a usted y a su chaytan.
Segundo, ya leeremos tranquilamente los otros textos que cita para ver si son verdad, lo cual no creemos, aunque, como principio podemos decir que nuestra Sunna no es la Sunna de Tabari, ni de Muhammad Hamidullah (por cierto, citado frecuentemente por los wahabís, a quienes ustedes tanto odia, citarlo es pues prueba de su aviesa intención), ni de Muhammad Husayn Haykal. Ellas, no son suficientes para certificar un hecho de la vida del Profeta. Todo ello suponiendo, como yo creo que usted, según su costumbre, no haya embarullado las fuentes y las traducciones como lo hizo la vez anterior con una cita inexistente de Ibn Arabi – que Allah esté satisfecho de él -.

Sabemos por todas las tradiciones que aún antes del Islam, Rasulu-l-Lah – sobre él la plegaria y la paz -, no había efectuado acto prohibido ninguno, incluso antes de recibir la Revelación. Sabemos cómo ni siquiera había mostrado sus lugares íntimos en público, así como nunca había honrado ídolo alguno.
Todo ello porqué como él mismo dijo:
Yo existía antes de Adam
Otro hadiz habla sobre la naturaleza del Profeta:
Allah estaba solo y nada con El. Tomó un puñado de Luz de Si Mismo, lo soltó diciendo: Sé Muhammad y con esa Luz creó los cielos y la tierra
Cómo un Profeta quien había sido creado antes de su nacimiento, va a intentar cometer el único pecado que no tiene perdón (al suicidio)?. Solamente un loco o un hereje, puede decir una cosa así. En el primer caso podemos excusarle pues se trata de alguien quien no sabe lo que dice y en el segundo lo único que podemos hacer es pedir que Allah le maldiga.
Después, en su herético panfleto de hoy, usted dice que no está seguro de su difamación del día anterior, donde decía que el Profeta se había intentado suicidar tres veces. Ahora bien en el primer panfleto donde usted tacha vilmente al Profeta – sobre él la plegaria y la paz – de brujo, usted asegura que el Profeta se intentó suicidar tres veces. Este simple hecho le delata a usted como un embustero empedernido, oficio del cual hace cátedra, pues usted se atreve a culpar al profeta de algo que usted mismo dice ahora no conocer. Usted no sabe o no quiere saber distinguir la mentira de la verdad. Hace poco decía usted que el Qur’an no prohibía la homosexualidad. Nosotros le pusimos dos o tres veces todas las citas coránicas que prohíben esto y usted vergonzosamente se cayó. Es por ello por lo que un servidor y tantos otros le llamamos calumniador. Es por ello que le citamos en la Alta Corte del Día del Juicio, donde gustosamente testimoniaremos contra usted ante el Supremo Juez Quien dictará sentencia sobre la multitud de calumnias sobre el Profeta y el Qur’an que usted ha vertido.
Qué curioso que ningún musulmán erudito o ignorante conoce las citas que se inventa este señor. Pero que nos vamos a creer de quien confiesa que ha insultado al profeta sin saber? Quien lo tacha de brujo, quien reza detrás de las mujeres y quien juega con la religión como si del juguete de un niño se tratara.

No sabe usted que en los tiempos de recopilaciones de los hadices, sidi Bukhari era capaz de viajar de una región a otra para verificar la autenticidad de una sola palabra? Todo ello por el temor de Allah de decir algo que no fuera verdad. Usted tiene ese temor? Pero que temor de Allah va a tener usted hombre?

En lugar de pensar todavía cosas mejores del profeta e intentar decir algo bueno o loable de él, va usted a la cloaca a sacar todo lo que puede y propagar la hediondez de sus palabras a los cuatro vientos.

Aquel quien dice que yo he hecho o dicho aquello que ni he hecho ni he dicho, su recompensa es el infierno

En virtud de este hadiz, no es de extrañar que el Profesor Rahmanicus le llame a usted Abdennaar.

Ni tampoco me extrañaría que usted se terminara suicidando, ya que es con ello con lo que ha querido ensuciar al Profeta.

Y si mi testimonio no basta para los que lean este blog y tengan dudas, les invito a escribir a un chayj de referencia internacional, sidi Qardawy de Qatar, o a la universidad al Azhar del Cairo o a la universidad Qarawiyyin de Marruecos, para ver que piensan de los panfletos de ese señor y así se quedan ustedes tranquilos.

Yo por mi parte ya me encargaré de dar a conocer estas calumnias y el nombre de su autor hasta el lugar más recóndito del mundo.

Señor Abden"nur", por favor, deje de mentir, deje de calumniar al Qur’an y a Rasul, y que me perdonen los musulmanes por llamarle señor a usted.
Señores de Web"islam". Cierren el chiringuito y márchense con sus amigos ateos, cristianos, judíos y budistas; porque entre los musulmanes no tienen amigo ni futuro alguno.
Y otra pregunta porque veo que usted va de pillo. Porqué ha tardado tanto en responder? El tiempo que le ha llevado inventarse las mentiras?
Pero el error, la metedura de pata más grande en su intento de lanzar humo, es el haber testimoniado contra sí mismo, diciendo que no está seguro de la calumnia vertida en firme por usted hace tres días contra el Profeta. Eso sí que le condena a usted de una forma definitiva, señor. Ha intentado dar consistencia a una mentira, y haciendo esto se ha llamado a usted mismo embustero. Y quien miente sobre religión es un hereje.
Que Allah maldiga a todos aquellos quienes intentan ensuciar el Islam con sus mentiras.
Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario