jueves, 8 de septiembre de 2011

Abu Yazid al Bistami y la conversión de la iglesia

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Abu Yazid Bistami fué un famoso maestro sufi persa, nacido en el 804 dc.

Era una personalidad en su ciudad, donde no pasaba desapercibido. Un día decidió disfrazarse de cristiano y entrar en una iglesia. Debemos decir antes de seguir, que el hecho de entrar un musulmán en una iglesia sin permiso de los cristianos, se encontraba castigado con la pena de muerte.
Así pues, Bayazid entró en la iglesia. A pesar de haberse vestido como los cristianos, no pasó desapercibido para el sacerdote, quien dotado de una gran agudeza, supo, desde el principio de la ceremonia, que un musulmán se encontraba en su templo.

El sacerdote dijo: - Entre nosotros se encuentra un musulmán - . Bayazid, viéndose descubierto, exclamó: - Soi yo -. El sacerdote continuó: - Creo que sabes la pena que existe para castigar actos como el tuyo. To doi la oportunidad de salvar tu vida si respondes a las doce preguntas las cuales te voi a formular - . Bayazid aceptó.

El sacerdote formuló doce preguntas de Teología una tras otra. Bayazid le sorprendió respondiendo a todas con gran acierto. Entonces el sacerdote le dijo: - Estás perdonado, no voi a emprender acción alguna contra alguien como tu -.

Ahora fué el turno de Bayazid, quien dijo al sacerdote: - Yo solamente te voi a realizar una pregunta y si la respondes salvarás tu alma del fuego -. El sacerdote sorprendido y a la vez impresionado por una tal presencia, respondió: - Formula tu pregunta -.

Bayazid le preguntó: - Dime cuales son las dos llaves del Paraiso - . El sacerdote guardó silencio. La pregunta le había turbado. Sabía que el paraiso tenía sus llaves, pero no sabía cuales eran. Había realizado su ignorancia después de años y años de "devociones".

Tomado por una gran decisión, el sacerdote contestó: - Las dos llaves del Paraiso son: No hay más dios que Allah y Muhammad es Su Profeta -.

En ese momento, se despojó de su túnica y prometió seguir a Bayazid, quien desde ese momento se convirtió en su maestro. Todos los fieles de la iglesia, viendo el gesto del sacerdote le siguieron, profesaron el islam y se hicieron discípulos de este hombre extraordinario llamado Abu Yazid al Bistami (que Allah esté satisfecho de él)

Este es el ejemplo a seguir con los cristianos. Hermanos, no debemos decir a los cristianos que su religión es válida, debemos seguir el ejemplo de Rasul (sala-l-Lahu 'alayhi wa sallam) con Heraclio, invitándole a seguir el Islam. Debemos seguir el ejemplo de Abu Yazid.

Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario