sábado, 17 de septiembre de 2011

Adam - sobre él la paz - padre de la humanidad

Dijo Rasulu-l-Lah - sobre él la plegaria y la paz - :

Allah ha creado a Adam con su forma definitiva con una talla de sesenta codos. Después El le dijo: "Va a saludar a los ángeles que he aquí sentados, escucha la fórmula de su saludo y el será el de tu descendencia. El fué a decirlos: "A-s-salamu 'alaykum". Y ellos le respondieron: "Wa 'alaykum a-s-salam wa rahmatu-l-Lahi", añadiendo pues: "wa rahmatu-l-Lah". Quienquiera que entrará al Paraiso, lo hará con la forma de Adam con la misma talla de sesenta codos, aunque después de Adam, la estatura no haya cesado de disminuir. (Bukhari y Muslim según Abu Hurayra)

Este hadiz viene a aclarar unas discusiones recientes entre los musulmanes quienes pretenden que la ciencia moderna puede aclarar el tema de la presencia del hombre en la tierra.

Primeramente queremos decir a los musulmanes que los mecenas de la ciencia son los mismos quienes están corrompiendo el mundo con sus ideas y su máquina de hacer dinero y provocar guerras.

No se puede ser tan cándido de creer que aquel quien es capaz de robar, mentir o matar llegado el caso, puede regirse por la verdad en el ámbito que fuere.

La única evidencia que liga al hombre al mono es el versículo del Qur'an en el cual explica como un grupo de judíos fueron convertidos en monas abyectas después de haber violado el sábado. El Qur'an cuenta como Allah los probó haciendo venir a los peces hasta la orilla y ellos no se contuvieron yendo a pescar cuando estaba prohibido trabajar según la Ley. Aún así, después de convertidos en monos, no sabemos si estos judíos tuvieron descendencia, aunque a algunos como al señor Darwin le hubiera encantado probablemente, reconociendo "humildemente" su bajeza animal, así como la de algunas personas quienes conocía, en su teoría de locos.

En el libro de Ibn Kazir "La historia de los Profetas" tenemos una genealogía completa desde Adam - sobre él la paz - y Rasul - sobre él la plegaria y la paz -.

Cuidado de creernos representados en la mentira y cuidado con caer en la influencia de una civilización errática y vacía de sentido, la cual desearía vernos convertidos a todos en esclavos intelectuales de sus aberraciones.

Sé que a muchos de vosotros esto le resultará evidente, pero creedme, se oyen tantas cosas por un sitio y otro que no os lo podeis ni imaginar

Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario