jueves, 8 de septiembre de 2011

El Islam - La única vía válida de adoración

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Allahumma salli 'ala sayyidina Muhammadin 'abdika wa rasulika nabiyyi-l-'umiyyi wa 'ala 'alihi wa sahbihi wa sallimu taslima
Esta mañana me disponía a escribir una extensión de las "Consideraciones sobre el maqam", cuando me he dado de bruces con un caótico artículo escrito por alguien, quien, aunque llamado Abdennur, es precisamente de Nur de lo cual carece, a la vista de lo lamentable de sus propósitos heréticos y sus continuos ataque a los representantes legítimos de nuestro Din, ya sean de tiempos antiguos, ya sean de nuestro tiempo. Precisamente ayer hablábamos de aquellos negros de la casa, quienes esclavizados, se consideraban de la familia del amo, en este caso esclavismo intelectual. Pensé entonces que quizás sería bueno desempolvar un artículo escrito por mí hace unos meses, en el cual se encuentran todos los elementos para saber como debe conceptuar un musulmán la existencia de otras creencias.

Por otra parte, lo más peligroso del panfleto del señor Prado es que invita a los musulmanes a la apostasía, ya que si éstos asumen en su interior las mentiras expresadas en él, podrían deducir y por lo tanto decidir, que el cambiarse de religión, es decir, abandonar el Islam, para seguir otra creencia, sería una obra aceptada por Allah. Que Allah nos libre de ello! y que Allah libre a los musulmanes de gentes como este señor, quien no hace otra cosa que incitar a los musulmanes a la rebelión contra Allah (ta'ala) y Su Profeta - sobre él la plegaria y la paz -.

Entonces vino a mí recuerdo la historia de Bayazid Bistami, la cual relaté por aquel tiempo y la que también me he permitido de rescatar. -Perfecto - , me dije, -se trata de una bella historia -.
He de confesar el hecho de que habiendo leido tanta literatura de conceptos relativos, tanto a la religión musulmana como al sufismo, el tema de la validez o no-validez de las otras religiones, quedó algo en stand-by dentro de mí. En realidad, porque después de haber estudiado los orígenes y doctrinas de las otras religiones, decidí seguir el Islam.
Me encontraba tan satisfecho con esta decisión, que el estado de las otras religiones no me preocupaba en absoluto. No obstante, conservaba una ligera inclinación a pensar que probablemente, en alguna otra religión o doctrina, hubiera la posibilidad de adorar a Allah.
Con toda simpleza le hice saber esto a mi chayj. Este me preguntó en que me basaba para haber llegado a tener esa idea. Yo le respondí simplemente con el hadiz el cual dice que existen 374 profetas.
Además, le argumenté que en algún versículo del Qur’an hablaba bien del cristianismo, aunque mal del concepto de la trinidad. Así mismo le hablé del hinduismo y del budhismo, los cuales había estudiado en mi juventud
.
Me dijo ; - Estás completamente equivocado, y es bueno que haya salido esta conversación pues es peligroso pensar así. Y lo peor de todo es que vayas contando por ahí tus conclusiones pues podrías extraviar a la gente -.
Continuó diciendo : - El Qur’an dice :
El último día Allah no aceptará otra religion que el Islam
Siguió diciendo : - Lo que es el Islam lo explica Rasul (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) cuando preguntado por sayydina Yibril, lo define como los Cinco Pilares, el Iman y el Ihsan. Sin practicar el conjunto de los tres, no hay Islam posible. -
Añadió: - Rasul dijo:
Todos los otros profetas han sido enviados para un pueblo o nación. Unicamente yo he sido enviado para toda la humanidad.
Nombró otro hadiz :
Aquel quien no sigue ni nuestro Libro ni nuestra Sunna en la manera en la cual lo hacemos nosotros, no es de los nuestros.
Continuó : - Es cierto que algunas otras religiones fueron válidas anteriormente. Pero desde que llegó Rasul pronunciando las palabras que te acabo de decir y la revelación coránica, el Islam quedó como la única religión sobre la Tierra. El Islam engloba todo en su Chari’a y en su Haqiqa.
Yo soi un hombre a quien convencen los argumentos sólidos. Con dichos argumentos quedé completamente convencido, no necesitaba más.


Es más, entonces yo mismo me puse a argumentar en mi contra diciendo: - Por eso cuando el Profeta envió la carta a Heraclio, decía : Conviértete al Islam sino cargarás con el PECADO de los arrianos.
Con ello quería decir, que los arrianos, quienes practicaban el verdadero cristianismo revelado hasta el Profeta, estarían en pecado si no aceptaran el mensaje de Muhammad. Si era Heraclio quien les impedía seguir su mensaje, entonces la culpa solamente racaería sobre él. -
Terminó diciendo: -Ahora has comprendido. -
Pocos días después tuve la siguiente visión durante el sueño :
Me encontraba en un paraje, donde al fondo se encontraba un ascensor. Entré en el ascensor, estaba limpio, hecho de acero brillante. Este subió como una flecha hasta el final, la planta número 374. Salí y me encontré sobre una plataforma donde me esperaba un avión.

No me hizo falta preguntar sobre el significado. El ascensor era el Islam. Las 374 plantas eran los 374 profetas. La planta número 374 era el Profeta. El avión era la tariqa la cual te hace subir hasta el conocimiento de Allah (subhanahu wa ta’ala).
He expresado en más de una ocasión que cuando alguien se dispone a hablar de doctrina debe estar completamente seguro de aquello lo cual dice, sobre todo cuando escribe o habla en público. El hecho de expresar una opinión en materia de religión es equivalente a la mentira si no está seguro de lo que dice al punto de seguridad absoluta. Si la opinión es errónea, ello es aún peor. Y si algún joven o ignorante te siguen en tu desviación, entonces eres responsable de ti mismo y de los otros, aunque, en adicción, los otros también sean responsables de sus faltas.

"Respondez a vuestro Señor antes que os llegue un día en el que no haya vuelta atrás de parte de Allah.
En ese día no tendreis ningún refugio ni podreis negar nada" (42-44)
Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario