jueves, 30 de septiembre de 2010

CARTA ABIERTA A AQUEL QUIEN CRITICA EL SUFISMO - 7 - CHAYJ AHMAD IBN MUSTAFA AL-ALAWY

Ignoras que para el Profeta mismo – sobre él la gracia y la paz -, asistir a una reunión de Recuerdo tenía más valor que obtener este bajo mundo y todo lo que él contiene ? Bayhaqi relata de Anas – que Allah esté satisfecho de él – que el Profeta – sobre él la gracia y la paz – ha dicho : « Invocar a Allah – exaltado sea – en compañía de un grupo de gentes, de la plegaria del alba hasta la salida del sol, me es más agradable que todo este bajo mundo y todo lo que él contiene. Invocar a Allah – exaltado sea – en compañía de un grupo de gentes, de la plegaria del ‘Asr hasta la puesta del sol, me es más agradable que todo este bajo mundo y todo lo que él contiene » (Kanz.1799). Igualmente, Abu Dawud relata de Anas – que Allah esté satisfecho de él – que el Profeta – sobre él la gracia y la paz – ha dicho : « Sentarme en compañía de gentes quienes invocan a Allah, después de la plegaria del alba hasta la salida del sol, me es más agradable que liberar a cuatro descendientes de Ismael. Sentarme en compañía de gentes quienes invocan a Allah, después de la plegaria del ‘Asr hasta la puesta del sol, me es más agradable que liberar a cuatro descendientes de Ismael » (Kanz, 1800). El ha igualmente dicho : « Allah tiene ángeles nobles quienes recorren los caminos en busca de las gentes del Recuerdo ; cuando encuentran un grupo de gentes invocando a Allah, se interpelan de la siguiente manera :
- Venid! He aquí lo que buscábais!
Seguidamente los rodean y se colocan los unos encima de los otros, superponiendo sus alas hasta el cielo. Allah – bendito y exaltado sea – les dice entonces :
- Sed testigos de que Yo les he perdonado.
Uno de los ángeles interviene diciendo :
- Oh Señor, hay entre ellos un tal, quien es un pecador ! Ha pasado por allí y se ha sentado con ellos
Pero Allah – bendito y exaltado sea – concluye así :
- Ellos son el Pueblo! Aquél quien se sienta en su compañia no puede ser desdichado”

Mu’awiya – que Allah esté satisfecho de él – ha relatado que el Profeta había encontrado un día un grupo de sus Compañeros quienes estaban reunidos ; les preguntó :
- « Qué haceis así sentados ? »
- Nos hemos reunido para invocar a Allah y alabarle, pues El nos ha conducido al Islam y nos ha gratificado con él, le respondieron.
- Por Allah, es verdaderamente por esto que os habeis reunido ? , exclamó el Profeta.
- Por Allah, esta reunión no tiene otro motivo !
El Profeta se explicó entonces:
- Yo no buscaba ciertamente el poner en duda vuestras palabras : sabed que Gabriel me ha visitado para informarme que Allah muestra a Sus ángeles que está orgulloso de vosotros
.
(Muslim-Kanz 1883)
- El Profeta ha dicho igualmente – sobre él la gracia y la paz - : « He aquí que Allah – exaltado sea – proclama : « El día de la Resurrección, se sabrá distinguir a los nobles de aquellos quienes amasan » Alguien dijo entonces : « Quienes son los nobles, Enviado de Allah ?
- Las gentes de las asambleas de Recuerdo, respondió el Profeta
»
(Kanz 1931)

He aquí aún otra palabra suya : « Cuando las gentes se reunen para invocar a Allah, únicamente motivados por el deseo de Su Rostro, un heraldo del cielo dice en alta voz : « He aquí que estais perdonados ! Vuestras malas acciones se han transformado en buenas obras ! » (Tabarani y Bayhaqi – Kanz 1808)
Y aún : « Allah dispone de ángeles quienes recorren la tierra en busca de las asmbleas del Recuerdo ; cuando las encuentras, se apresuran en rodearlas ».
O bien « El botín de las asmbleas del Recuerdo es el Paraiso
»
(Tabarani e Ibn Hanbal – Kanz 1793)
El ha dicho asimismo : « Allah dispone de ángeles quienes recorren la tierra en busca de las asambleas del Recuerdo, para establecerse seguidamente a su lado ; así pues, recrearos en las praderas del paraiso. »
- Dónde se encuentran estas praderas del paraiso ? preguntaron los Compañeros.
- Ellas son las asambleas del Recuerdo, respondió el Profeta ; así pues, id y venid en el Recuerdo de Allah e invocadLe vosotros mismos
»
.( Ibn Hanbal, Tabarani y Tirmidi – Kanz 1884-1887)
Igualmente él ha dicho : « Todo grupo de gentes que invoquen a Allah se vé rodeado de ángeles y envuelto por la misericordia divina, mientras que la paz divina le recubre ; Allah menciona a estas gentes a aquellos quienes están cerca de El. » (Muslim – Kanz 1841)
En su Taghrib, al-Isfahani relata que el Enviado de Allah – sobre él la gracia y la paz – dijo un día a Abu Razin. : « Quieres saber como obtener lo mejor de este mundo y del otro ? » « Ciertamente ! » opinó Abu Razin. El Profeta le confió entonces : « Frecuenta las asambleas del Recuerdo y vigila, cuando estás solo, que tu lengua esté húmeda por la invocación de Allah – exaltado sea . » (Kanz 43329)

He aquí aún dos otras palabras suyas : « Las gentes que abandonan una reunión donde Allah no ha sido mencionado se parecen a aquél quien se aleja de un cadáver de asno ; en el día de la Resurrección, aquellos lo lamentarán » (Kanz 1810-1811). « La paz desciende sobre las asambleas de l recuerdo, los ángeles se presentan alrededor de ellas, la misericordia divina las envuelve, y Allah las presta atención ».

Puede ser que no hayas prestado atención a esto, pero Allah te interpela : « Nos hemos levantado tu velo, y he aquí que tu vista es hoy penetrante » (Corán 50-22). Examina bien estas palabras del Profeta – sobre él la gracia y la paz -, ya que proclamas tu pertenencia a su comunidad. Para probar que las asambleas del Recuerdo son una prescripción tradicional, un solo hadiz hubiera sido suficiente ; pero lo que relata el imam Ahmad (Ibn Hanbal) en su Zuhd te confirmará, si necesario ya es, que ellas tenían lugar en los tiempos del Profeta – sobre él la gracia y la paz - > Thabit relata que Salman se encontraba en compañía de gentes quienes invocaban a Allah, cuando el Profeta – sobre él la gracia y la paz – pasó por aquel lugar. Cesaron de invocar, sobre lo que el Profeta dijo : « Viendo la misericordia descender sobre vuestro grupo, he deseado unirme a vosotros para beneficiarme de ella. » Después añadió : « Loanza a Allah, quien ha puesto en el seno de mi comunidad a estas gentes de las cuales me ha ordenado el no separarme ! » (Alusión a Qur’an 18-28)
El hadiz de Mu’awiya - que Allah esté satisfecho de él – citado arriba va en el mismo sentido : el Profeta – sobre él la gracia y la paz -, encontrando un día a un grupo de sus Compañeros estando reunidos, les dijo : « Qué haceis ahí sentados? »
- Nos hemos reunido,para invocar a Allah y alabarLe, pues El nos ha dirigido al Islam y nos ha gratificado con él, le respondieron.
- Por Allah, es verdaderamente por eso que os habeis reunido ? exclamó el profeta.
- Por Allah, esta reunión no tiene otro motivo !
El Profeta se explicó entonces:
- Ciertamente yo no buscaba el poner en duda vuestras palabras : sabed que Gabriel me ha visitado para informarme que Allah muestra a Sus ángeles que está orgulloso de vosotros ».


Todo esto no basta para estar convencido que, en su tiempo – sobre él la gracia y la paz – existían las asambleas del Recuerdo ? Cuanto a Umar ibn al Jattab – que Allah esté satisfecho de él -, se cuenta igualmente que incitaba a sus compañeros a invocar hasta la extenuación, orientándoles entonces hacia cualquier otra actividad (según el autor del Nusra-n-nabawiyya).
Dicho esto, yo no sé que es lo que te molesta de los sufis. Es simplemente el hecho de reunirse, o únicamente la invocación o lo uno y lo otro a la vez ?

Es el hecho de invocar en voz alta ? Entonces ignorarías el hadiz que cita Bukhari ? Este último menciona el relato de Ibn Abbas – que Allah esté satisfecho de él - : « En tiempo del Enviado de Allah – sobre él la gracia y la paz - , las gentes invocaban en voz alta una vez la terminada la plegaria canónica. » ( Bukhari, tomo 1 versión franco-árabe) Yo añado que otro tanto ocurría en el tiempo de los Jalifas. Se cuenta que en la época de Omar, había gentes quienes invocaban a Allah en voz alta en el momento de la puesta del sol. Cuando sus voces se volvieron inaudibles, Umar Ibn al-Jattab les dijo : « Elevad el recuerdo ! », es decir. « Levantad la voz ! ».

Según Yabir Ibn ‘Abdu-l-Lah al Ansari – que Allah esté satisfecho de él - , alguien se encontraba invocando en voz alta, cuando un hombre exclamó : « Si solamente pudiera bajar la voz ! » El Profeta dijo a este último : « Déjale ! » Se trata de alguien quien multiplica la invocación de su Señor. »
Igualmente Bayhaqi nos hace llegar de Zayd Ibn Aslma la siguiente historia, relatada por Ibn al-Awura : « Salí una tarde con el Profeta – sobre él la gracia y la paz -, y encontramos en la mezquita un hombre quien invocaba en voz alta. Yo dije : « Enviado de Allah, hace esto por ostentación ? » « No, me respondió, se trata de alguien quien multiplica la invocación de su Señor »

Todas estas referencias son tan claras como fiables, pero lo que nos hace llegar Abu Shuja a-d-Daylami en su Musnad al-Firdaws es aún más explícito. Ibn ‘Umar - que Allah esté satisfecho de él – relata que el Enviado de Allah – sobre él la gracia y la paz – ha dicho : « Quienquiera proclama « La ilaha illa-l-Lah », insistiendo en las palabras, Allah le instalará en la casa de la Gloria y le gratificará con la visión de Su Rostro »

Qué más decir para juzgar del carácter tradicional de la invocación en voz alta ? Aún y cuando no hubieras encontrado nada en la Tradición al sujeto de las reuniones donde se invoca a una sola voz, hubieras debido atenerte a lo que dicen los juristas de la llamada a la plegaria realizada el unísono por varios muezzins : ellos juzgan que esto es más eficaz para poner freno a las pasiones y agita más profundamente el corazón de los fieles. De todas maneras, aún y cuando no hubiera ninguna referencia escrita para autorizar las reuniones del Recuerdo y su práctica en voz alta, no sería por ello admisible el criticarlas ya que los más importantes muytahids las eceptan ; ahora bien , todo muytahid tiene derecho a que su punto de vista sea respetado. Pero en realidad, la Tradición está llena de referencias explícitas o alusivas a esta práctica, como acabamos de ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario