sábado, 18 de septiembre de 2010

MAKKA Y EL RELOJ DE LA "DISCORDIA"

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdiKa wa rasuliKa nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

He de aclarar que leo poco de lo que se escribe en ese sitio web, y aquello que leo en el 99,9 por ciento no me gusta ; me parece absolutamente proclive al extravío y pobre, por no decir, exento de argumentos. Es más, si lo hago, es para contemplar el grado de extravío al cual han llegado, para con mis humildes comentarios, tratar de salvar a otras gentes de su nefasta influencia. Ahora bien, tengo la impresión – y Allah es el más sabio – que en algunas ocasiones encuentras gentes, quienes por algún motivo, no pertenecen al enclave donde se encuentran ubicados.

Es esta impresión producto de la basira del mu’min o más bien de la ilusión de la nafs?. He de reconocer que en las dos primeras ocasiones acerté. Dos personas desubicadas, no pertenecientes al ambiente donde se encontraban, fueron tomadas por Allah, Quien en Su sabiduría infinita, hizo que ocurriera de manera que a esas dos personas les alcanzara una de las más altas recompensas (el martirio en la Vía de Allah), dicho martirio no fueron a buscarlo pero Allah se lo tenía destinado, ocultado detrás de un velo. Que Allah recompense a nuestra hermana y hermano más y más.
Parecida impresión tenía con Hashim Cabrera, aunque a ciencia cierta, las dudas a este respecto, no las he despejado aún. Sus escritos en esa web son de lo que menos polémica genera. Creo, que en el fondo ello es producto de su carácter no-orgulloso.
Es por ello que hoy me ha extrañado el contenido de un artículo suyo, contenido el cual no se corresponde a la idea que yo me había hecho de él. Eso lo veremos con el tiempo, pues como dijo alguien, el tiempo pone a cada uno en su sitio, aunque no entrara en los planes de la persona quien lo dijo, el hecho de que ello casi siempre ocurre en lo que se refiere al Iman y a nuestro destino en el ‘ajira.

Y todo ello por un simple y absurdo reloj. A quién puede molestar un gran reloj, mientras no de los cuartos y las horas delante de la ventana de su habitación?

Parece ser que en Makka al mukarrama los saudíes han puesto un reloj, y además, ni más ni menos que el reloj más grande del mundo. Parece ser, según nuestro hermano Hashim, que dicho reloj es feo y malintencionado. Bueno, malintencionado, no el reloj, sino los creyentes quienes le han puesto en su sitio.

Hashim, pienso que tus palabras con respecto a la reforma urbanística de Makka y Madina, no son acertadas. Es más, no lo pienso, lo afirmo. Acabo de venir de allí hace cinco meses y aquello contemplado por mí no se corresponde en nada con lo relatado por tí.

Hay en este tu escrito un defecto de visión, pues ya para comenzar, yo no creo que nadie haya puesto ahí el reloj para darse importancia, sino para dar importancia a Makka. Así pues, dónde ves tú el motivo por el cual el reloj más grande del mundo no se encuentre en la ciudad que es centro del universo? Pienso que la intención al poner el reloj ha sido la de dignificar la Makka de la manera que les ha sido posible.

Es evidente el hecho de que el wahabismo constituye una irregularidad en el Islam ortodoxo, pues los wahabís recortan hadices y consideran débiles los auténticos. Aún más, desmienten el principio mismo de elección divina en los siervos virtuosos.

Sin embargo, cuando vas a Makka y a Madina, el trato, así como la organización son impecables. Creo que habida cuenta de todo lo que podemos ver en el universo musulmán, Allah ha dejado tanto Su Casa, como la mezquita de Rasul (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) en buenas manos. Lo único susceptible de ser criticado es la prohibición de recitar el Qur’an en las tumbas del Profeta y sus compañeros. Sin embargo, hay lugar a la réplica, y a fé que los turcos lo hacen muy bien, haciendo callar a los saudíes en algunas ocasiones.

Hay un charif quien confecciona todos los años el manto negro que recubre la Ka’aba. El manto es de seda y además extraordinariamente espeso. Lo financia con sus bienes, sin pedir nada a cambio. Verdaderamente siente uno escalofríos cuando ve a un pobre soldado plantando guardia en la puerta de la Ka’aba soportando los ardientes rayos del sol, paciente con la dificultad de la falta de disciplina de alguna gente que aparentemente no se da cuenta donde está. Un ejército de personas haciendo el tawaf detrás de uno con inmensas bayetas impregnadas de productos desinfectantes, limpiando en todo momento los alrededores de la Casa a la que Allah ha honrado con Su divina Presencia.

Las infraestructuras son absolutamente necesarias para acoger convenientemente a tantos hombres y mujeres cansados del viaje. El plan urbanístico, del cual he podido observar alguna maqueta, soberbio. Es el adecuado para acoger a los peregrinos y garantizarles el acceso tanto a la Casa Sagrada como a la mezquita de Rasul (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam). Lo mismo tenemos que decir del tren de alta velocidad que unirá Makka, Madina y Yedda.

Con respecto al reloj y el edificio que lo mantiene, si pensamos bien y consideramos que aquellos quienes han hecho la obra, lo han hecho para agradar a Allah y honrar la importancia de Makka, entonces ese reloj, el más grande del mundo, se encuentra perfectamente en su sitio. Tú te crees que en Arabia todo el mundo es wahabí y está exento de corazón? Pero cómo has podido llegar tan lejos?. No es en Makka dónde encontraste tus ansiados pantalones?, así como el bien más preciado que Allah te ha dado? Dime, no es esto así Hashim?

Cómo puedes fijarte en semejantes frívolos detalles e imaginarte que la intención que hay detrás es malévola cuando ningún hombre sale beneficiado de una tal obra!

No sabes acaso que existen ricos quienes aman a Allah fuertemente y no cuentan lo que dan por Su Causa? Ignoras eso? Pues si lo ignoras, entonces no conoces a los musulmanes. Yo conozco a varios. Gentes quienes cuando tienen algo le queman las manos y lo hacen salir lo antes posible de ellas para darlo a los necesitados y a la Causa de Allah. Eres tú de ellos Hashim?

No comprendo cómo puede fastidiarte tanto ese reloj cuando tienes otro tan cerca de ti! Un reloj que, con sus graznidos estridentes, marca las pautas en el extravío de la Vía de Allah, un reloj que cuenta el tiempo de la desgracia.

Dicho reloj llamado librepensamiento marcó la hora para la pérdida de Al-Andalus. El libertinaje, producto del librepensamiento, fue el que dio al traste con nuestra tierra y la puso en manos de nuestros enemigos, los cristianos trinitarios, malditos por el Qur’an, quienes asesinaron a una gran parte de nuestros antepasados.

Córdoba fue un ejemplo en el mundo intelectual hasta que llegaron las taifas, producidas indirectamente por Muhammad Ibn Abu Amir (mal llamado Almansur) el destructor. Sin embargo, desde ese momento perdió su poderío intelectual. Para paliar la oscuridad de la época, vinieron los sufís desde oriente. Ellos pusieron un poco de orden en los conceptos de naturaleza espiritual e unieron doctrinalmente Al-Andalus al Magreb, pues los magrebíes eran fieles seguidores de la Chari’a Muhammadiana.

Todavía puedo recordar un escrito de ibn Arabi de Murcia diciendo delante del entierro de Ibn Ruchd: - “Mirad, ahí va el “maestro”, quien tantos libros escribió, la mayoría de los cuales no sirven siquiera para que un burro los lleve sobre su lomo”.

Ese librepensamiento al que tu aludes posee otra palabra más adecuada: desmadre.

El librepensamiento tal y como vosotros lo expresáis es la vía más directa para apartarse del Islam y caminar hacia el kufr. Es sinónimo de decir: “Puedo pensar como y hacer lo que me venga en gana”.

Acaso no has leído el Qur’an en el pasaje en el que sayyidina Yusuf es solicitado por Zulyja y después preguntado sobre la verdad de su versión, dijo: “En verdad el alma tiende al mal y si no fuera por un Favor de mi Señor estaría entre los transgresores”.
Puesto que el alma tiende al mal, el librepensamiento el cual se encuentra ligado a dicha alma, tan estrechamente que un brazo lo está al resto del cuerpo, también tiende al mal.

Un hadiz dice: “En el Qur’an existen siete niveles de comprensión”. Ello significa que cada nivel es un escalón más de conocimiento con respecto al anterior. Dicho conocimiento se refiere a la realidad espiritual la cual se encuentra velada para la mayoría; sin embargo, cuando algunos musulmanes afortunados llegan a los más altos niveles de comprensión, pueden observar realidades que Allah tiene veladas para otros. Dicho grado solamente se obtiene a través de la sumisión a la Chari’a de Allah y a las obras supererogatorias realizadas con la intención de acercarse a Él.
El hadiz no ha dicho que haya siete vías en el Qur’an, sino siete niveles de comprensión, lo cual es radicalmente distinto. Comprensión de la realidad infinita, la cual trasciende todo aquello de lo que se ha revestido a nuestro limitado cerebro.

Creo Hashim que con esto es suficiente. No me importa el cómo te tomes mis palabras si llegas a leerlas. Pero, te digo en verdad, que si aceptas los consejos desinteresados de un hermano quien te habla con la verdad, no podrás menos que reflexionar y como producto de tu reflexión, cambiar el reloj de tu mano de una muñeca a la otra.

Salam

1 comentario:

  1. Assalamu alaykum:

    Abdelkarim, Hachim no se ba a cambiar el reloj de muñeca, pues lo tiene puesto en la mano que le da de comer.

    Ahmad (Málaga)

    Salam

    ResponderEliminar