lunes, 18 de octubre de 2010

MAHABBA Y MA'RIFA - AMOR Y CONOCIMIENTO

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alahi wa sahbihi wa sallim taslima.

El gran dilema explicado época tras época por los más grandes metafísicos (sufies) islámicos de todos los tiempos : Qué es primero, la Mahabba (Amor Divino) o la Ma’rifa (Conocimiento de Allah)?.

No vamos a ser nosotros quienes lo expliquemos mejor que nuestros ancestros espirituales. Sin embargo, si podemos adaptar nuestras palabras a fin que estas expresen conceptos asequibles a la comprehensión de aquellos quienes practicamos el Islam en estos tiempos.

No tenemos intención ninguna de tratar de explicar como se combinan ambos principios en la Unidad divina, sino antes bien trataremos de hacer comprender como actúan ambos en el camino de los aspirantes al conocimiento de dicha Unidad.

Un hadiz qudsi dice : « Yo era un tesoro oculto y quise darMe a conocer… »

El Qur’an dice : « No he creado al hombre sino para que me adore ».

Otro hadiz qudsi dice : « Ningún servidor Me complace mejor que ejecutando lo que Yo ordeno y evitando lo que prohibo. Mi servidor creyente se aproxima a Mi a través de obras suprerogatorias (nafila) hasta que Yo le amo, y cuando le amo, Me convierto en la mano con la que toma, en la mirada con la que observa … »

Otro hadiz qudsi dice : « Yo me he prescrito a Mí mismo la misericordia ».

La primera deducción a extraer de todas estas citas es la siguiente : Allah es Rahman con toda la humanidad y mismamente con los mundos. Pero Allah no ama a todos.

En una ocasión Allah - exaltado sea - habló a sayydina Musa (alaihi-s-salam) : "Musa estoi satisfecho de tí en todo, salvo en una cosa- preguntado por Musa sobre que Allah no estaba contento, Allah respondió - : Porque no has detestado a nadie por Mi causa"

Allah no pone condiciones para la Rahma. Sin embargo, si aspiramos a ser amados por Allah, sí existen condiciones. En uno de los hadices precedentes podemos leer como son las obras no obligatorias, no legales, llamadas nafila, cuya ejecución incesante atraen hasta nosotros el Amor de Allah.

Dichas obras, cuyo motivo original es el de procurarse recompensa de la parte de Allah, se convierten, una vez Allah nos ama, en obras para agradarle y satisfacerle. Y ello en razón de que el Amor de Allah penetra en el servidor produciendo el amor de éste hacia El a su vez.

Cuando alguien desea conocer a Allah, debe estar informado de la necesidad de la extinción de su ego antes de que el conocimiento pueda producirse.

Hadiz : « Morid antes de la muerte ».

El anhelo y la búsqueda del conocimiento no pueden iniciarse sin un amor previo. Si amamos deseamos conocer al objeto de dicho amor.

Cómo se manifiesta el Amor de Allah en el ser humano ? Cómo conoce éste su condición de amado de Allah ? Cual es el punto de inflexión ?

Evidentemente no podemos hacer una guía metódica de este punto. No obstante, si podemos determinar, el hecho de que el servidor implicado recibe las noticias sobre este sujeto a la manera en la cual Allah se ha dignado mostrarle. Una vez llegadas dichas pruebas, el servidor tiene de ellas una certeza total, aunque, siendo servidor como es, no puede sentirse en seguridad, en virtud del hadiz que dice :

« Yo soi entre vosotros aquél quien conoce mejor a su Señor, y aún así, soi quien más Le teme ».

Es a partir de que Allah ama a Su servidor que las luces del conocimiento pueden comenzar a llegar a él con la intensidad en la cual El haya dispuesto en función de Sus planes con respecto a Su devoto siervo.

El motor para caminar hacia el conocimiento es el Amor. Podemos añadir le existencia de la imposibilidad del hecho que no puede haber conocimiento alguno sino existe el amor. Y aún podremos añadir que el Conocimiento de alguna manera se encuentra englobado por la Mahabba.

Cuando preguntaron a un maestro sufi, sobre la esencia de Allah, este dijo : « La esencia de Allah es el Mahabba ».

Y Allah sabe más.

Salam

11 comentarios:

  1. Salam ´a leykum

    "Morid antes de la muerte"... esa es la clave.
    ¿Se debe de detestar por la causa de Allâh? Me encanta la intención de los hadices.El amor y el conocimiento.Agradezco sus articulos, pues ayudan a ubicarnos en el mundo.
    Un muy afectuoso saludo, espero que estén bien.
    salam
    Anouar astilleros

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum:

    El detestar por la causa de Allah, es por amor a El.
    No podemos olvidar que en la surat a-n-Nas encontramos que los chayatines se encuentran entre los hombres y los genios.
    Es pues a dichos chayatines que es necesario detestar por la causa de Allah.
    Aún así, ello no impide para que seamos misericordiosos con ellos, pues el Qur'an dice:
    "Muhammad, Nos no te hemos enviado sino como Misericordia para los mundos".
    Si queremos seguir la Sunna de Rasul - sobre él la gracia y la paz - debemos ser misericordiosos com él.
    Es el Amor de Allah lo único capaz de hacernos morir antes de la muerte.

    Un abrazo

    Salam

    ResponderEliminar
  3. Salam ´aleykum

    Ayer mientras rezaba recordaba la respuesta del maestro sufí a la pregunta sobre la esencia de Allâh..
    Allâh es el mahabba.
    Anouar

    ResponderEliminar
  4. A-s-salamu 'alaykum:

    Sí, ello es así. Sin embargo, no debemos olvidar el hadiz que dice: "El Paraiso está rodeado de penalidades y el Infierno de placeres".

    Un chayj llamado sidi 'Uddah de Mostaganem escribió esto en su Diwan:
    "En verdad os digo que el sufrimiento es una túnica obligatoria para vosotros, pues quien no sufre por amor, no se levanta".

    Innani 'ara-s-siqama
    hullatan minkum lizama
    Wa man lam yakum saqima
    Bi-l-hubbi fama staqama.

    Salam

    ResponderEliminar
  5. A-s-salamu 'alaykum:

    Dicho sufrimiento no es producido por el chayj hacia su discípulo, sino que viene directamente de Allah.
    Dice el Qur'an: "No penseis que decís creo y no sereis probados. Sereis probados con el bien y con el mal..."

    Hadiz: "Entre los hijos de Adam, yo soi el más probado, después de mí los rusul los profetas y los 'ibadu-s-salihin"

    Pero como decía el chayj al-Alawy a sus fuqara:
    "Vosotros estais en la seguridad de Allah"

    Salam

    ResponderEliminar
  6. Salam ´aleykum
    Muchas gracias hermano por tus bellos escritos.
    Me gustaría comentar que tuve una trayectoria de cristiano-mistico muy azorada hace unos años.Y doy fe de que en mi soledad sufrí mucho, aunque no pertenecia a ningún movimiento, puedes imaginar lo perdido que me hallaba, aunque puedo decir que percibía la presencia de Dios muy firmemente, o al menos eso creo.Ahora ese sufrimiento lo veo lejano, aunque era un sufrimiento que también incluia placer por la intimidad del sentido de pertenencia, quizás el lado más duro era la soledad.Hoy todo esto lo recuerdo a través de la lejanía de los recuerdos.Ahora en el islam me siento más cómodo, incluso más feliz, más firme y estable.También mucho más moderado en todas las relaciones sociales.Siento a Allâh en el rezo o bien cuando leo.
    salam
    Anouar

    ResponderEliminar
  7. A-s-salamu 'alaykum:

    Subhana-l-Lah, tu trayectoria se parece a la mía. Yo también practiqué muy seriamente el cristianismo de los 19 a los 22 años.
    Cuando rezaba el rosario me sentía levitando por encima del suelo. Decidí preguntar con mucha intención a un cura adúltero, pensando que si él sentía algo así vendría seguramente del chaytan. Antes de contárselo, él me confesó que sentía aquello. Descubrí pues que se trataba del chaytan.
    Un día ví un muro qe no me dejaba seguir. No me preguntes cómo pero lo ví. A un lado estaba la imagen de Jesús, al otro la de la virgen María (sobre ellos la paz).
    Me dí cuenta de que el cristianismo había terminado para mí.
    Cuando hice la shahada, el muro cayó, y se abrió ante mí un horizonte profundo y limpio. Podía mirar a lo lejos con una vista penetrante.
    Este estado de estupefacción duró una semana, después de la cual comencé la lucha contra mi nafs.

    Un abrazo

    Salam

    ResponderEliminar
  8. A-s-salamu ´aleykum

    Tu experiencia es clara y prístina.Debes de ser alguien muy especial para Allâh, ojalá.Es única tu vivencia¡Subhana Allâh,
    Te voy a contar un sueño que experimenté antes de entrar al islam y que aún no he conseguido comprender del todo.

    Sucedió en Dublín , hace años.Una noche tuve una doble experiencia que nunca había vivido antes.Me hallaba en el interior de una Iglesia vacia, solo, caminando a través de la nave central hacía el gírolo o altar.Escuché un ruido muy fuerte que resultó ser la cruz caída.Se trataba de una cruz de grandes dimensiones y de madera sobre el suelo.Intenté levantarla pero no pude.Sobre el altar ( y esto me resulta muy turbador) había una marca de la cruz en sangre (que no rojo).
    Momentos despúes, es decir, durante la noche, observé una imagen de un ser humano barbado, tan hermoso y maravilloso que me resulta difícil describirlo aunque aparecia sobre un trono de madera envuelto en una túnica totalmente blanca de una sola pieza.Yacía dormido con los ojos cerrados medio arrecostado y ladeado en el asiento "real".Forma una diagonal y el extremo de su dedo índice señalaba un tarbuch carmesí.He de decir que la imagen era de una belleza extraordinaria y estaba envuelta en niebla pero su rostro era nítido.
    Lo cierto es que dos años más tarde entré al islam, no sé si hay una clara conexión, aunque si puedo decir que siempre sentí gran atracción por el islam.
    salam
    Anouar

    ResponderEliminar
  9. A-s-salamu 'alaykum:

    Ciertamente Anouar, yo no sé lo que soi para Allah, pero desde mi humilde ser no me veo nada: un servidor que desea agradar a su Señor y quien se cree muy lejos de conseguirlo.

    Con respecto al sueño, he aprehendido la ciencia de la interpretación, aunque no completamente.
    La primera parte de tu sueño es clara y meridiana. La cruz caída. Dice el Profeta - sobre él la gracia y la paz - : "En su segunda venida sayyidina Isa romperá la cruz y matará al cerdo".
    En cuanto al hombre quien vistes. Si recuerdas su rostro y su nariz es aguileña, su rostro redondo, su estatura 1.9 y su caja torácica ancha, entonces es Rasul - sobre él la gracia y la paz - . Sino es él, ese hombre es alguien de Allah que vas a conocer en tu vida, seguramente un santo (waly). Esa visión no puede estar limitada en el tiempo, pues de alguna manera es la bienvenida que Allah te ha dado por tu Islam, aunque haya sido dos años antes de la chahadah.

    Dice Rasul en un hadiz: "La visión verídica de un creyente durante el sueño es la 46 ava parte de la profecía".

    Y Allah sabe más.
    Un abrazo
    Salam

    ResponderEliminar
  10. A-s-Salamu 'alaykum:

    Estoi dándole vueltas aún a lo de tu visión, y la impresión que cobra más fuerza en mí sobre este hombre que vistes, es que ese hombre eres tú.
    La luz del rostro es la del Islam, y el tarbuch representa la sutra (protección de Allah).
    El estar sentado en el trono representa la victoria sobre el chaytan.
    El vestido blanco es la pureza.
    Anouar, subhana-l-Lah, ese sueño habla muy bien de tí. Mabruk

    Y Allah sabe más

    Salam

    ResponderEliminar
  11. Assalam ´aleykum
    No sé que puedo decir.Solo que estoy profundamente agradecido a Allâh.Tus palabras me dan mucho ánimo.Me gustaría expresarme más extensamente, aunque hoy no disponemos de conexión regular.Desde luego que tengo grandes carencias en las ciencias islámicas, y esto en absoluto no es ningún tipo de falsa modestia.
    subhana Allâh
    salam
    anouar

    ResponderEliminar