domingo, 10 de octubre de 2010

CIENCIA Y CONOCIMIENTO

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

Esta mañana he estado conversando un tiempo con mi chayj. Hemos hablado de muchas cosas las cuales no son convenientes explicar en este blog. En realidad en el blog, no entro en profundidades sobre los asuntos del sufismo, y probablemente nunca lo haga, pues las enseñanzas del tasawf deben ser en función del maqam de cada faqir y no son extensibles a toda la umma. Es por ello que cuando hablo de la tariqa, lo hago solamente de asuntos de carácter general.

Rasul – sobre él la gracia y la paz – dijo: “Hablad a cada uno según su capacidad de comprensión”.

Este hadiz juega una doble función: por un lado, habla de la discreción en cuanto a la enseñanza de la sabiduría se refiere. Por otro lado, debemos comprender el hecho de que aquél quien habla debe conocer la capacidad de comprensión de su interlocutor, y esto implica una cierta visión.

Hadiz: “Prestad atención a la mirada (basira) del mu’min, pues éste mira con la luz de Allah

Sin embargo, hemos hablado unas palabras sobre las diferencias entre el ‘ilm y la ma’rifa. El ‘ilm es el conocimiento de las aplicaciones de la Chari’a conforme a los hadices, el Qur’an,las recomendaciones de los sahaba y los sabios de la primera y segunda generación después del Profeta – sobre él la gracia y la paz - , fundamentalmente.

La ma’rifa, es el conocimiento directo de las cosas que Allah oculta a la mayoría de Sus servidores. Solamente aquellos quienes son amados y elegidos por Allah pueden acceder a este conocimiento. Y digo amados, pues no debemos confundir al Amor con la Rahma. Allah es Rahman con todos, pero El no ama a todos sus siervos, como dice el hadiz>:"...Mi servidor se acerca a Mí a través de obras nafila hasta que Yo le amo..."

No obstante, en la historia del ‘Islam han existido ‘arifin quienes además han sido ‘ulama. Pondremos los casos de Hasan al-Basri, el chayj Darqawy, el chayj Shadili, Ibn ‘Ayiba y algunos otros etcéteras.

Para conocer un poco cuales son las correlacciones y correspondencias entre las dos ciencias, explicaremos el caso de Ibn Ayiba de Tetuán:

Ibn Ayiba era un ‘alim quien gozaba de una reputación enorme en Tetuán. Era el mayor Jatib de la ciudad y había escrito numerosas obras sobre el fiqh.
Conoció al chayj al-Buzidi quien le explicó los principios de la ma’rifa. Ibn Ayiba, los aceptó y decidió seguir al chayj Buzidi. Dicho chayj, le dijo: “Si quieres tener éxito en esta tariqa debes desembarazarte de la satisfacción que tu fama ha producido a tu nafs. Así pues, si quieres seguirme debes renunciar a tus jutbas, debes dar todo tu dinero a los pobres y quedarte solamente con la comida suficiente para poder honrar al huésped durante tres días. Debes renunciar a la alta opinión que las gentes han adquirido de ti, poniéndote a pedir en la puerta de la mezquita donde dabas tus jutbas.”

Ibn Ayiba aceptó. Hizo todo aquello lo cual su chayj ordenó y puso a su nafs camino del patíbulo.

Su chayj no le dijo: Renuncia a tu ciencia, no. Antes bien le dijo: “Renuncia a ti mismo”.

Quiero relatar una historia para poner en guardia a aquellos quienes se llaman chayj sin serlo. Yo mismo he sido testigo de esta historia:
En una ocasión, mi chayj invitó a una persona, quien haciéndose pasar por chayj sin serlo, custodiaba la tariqa de Ibn Ayiba en Mallousa, cerca de Tánger. Para ello, le hizo llegar el mensaje a través de uno de los discípulos de este señor, diciendo: “Ven y vamos a hablar del ma’rifa para que yo pueda ver tu nivel”. Creo que muchos de vosotros conocíais a este falso chayj.

El “gran chayj” de Mallousa respondió: “El general no va nunca a la casa del soldado”.
Mi chayj respondió al emisario – Ahora este señor se cree un general? No hay problema que no venga sino quiere, yo le he invitado por Allah con la finalidad de ver si tiene ciencia o no”.

Allah le dio respuesta cumplida al falso chayj: El "gran general de Mallousa" murió un mes después.

No recuerdo con exactitud el año, pienso que esto debió suceder alrededor del 2002.

Y es que, tanto en el dominio del Islam como en el dominio del sufismo, el grado más alto al que podemos llegar es a "abdu-l-Lah". Y cada uno que comprenda lo que quiera de este asunto.


Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario