sábado, 31 de diciembre de 2011

Objetivos de este blog

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallimu taslima



Hoy queremos decir algunas palabras sobre la finalidad de nuestro blog:

No hemos tratado el exponer en él una sabiduría o habilidad personal cualesquiera. Tampoco pretendimos hacer una obra literaria buscando con ello un reconocimiento a cualidad alguna.

Lo dijimos al comienzo: el panorama islámico en nuestro país es absolutamente lamentable. Esto no los decimos nosotros, sino todas aquellas personas a quienes conocemos personalmente. Los musulmanes españoles, mejor dicho andalusíes, se encuentran divididos en tantos o más grupos que taifas hubo en Al-Andalus después de la caída del último jalifa Umayya, secuestrado por Muhammad Ibn Abu Amir, a quien en lugar de apodar “al Mansur”, se le debería haber nombrado “el destructor”. Siempre, como en su caso, los enemigos del Islam han buscado romper la unidad entre nosotros. En el caso de “al Mansur” se trató de la ambición personal de un solo hombre, en nuestros tiempos se trata de la cizaña que el enemigo ha sembrado para dispersarnos y enfrentarnos entre nosotros.

Esta cizaña, sembrada por aquello lo cual hemos convenido en llamar haramismo y progresismo, está creciendo hasta alcanzar una insospechada frondosidad.

El enemigo que intenta dividirnos, digámoslo, honestamente y en honor de la verdad, nos está ganando la partida.

Este blog comenzó como una llamada de atención hacia esta perversa realidad. Una llamada a la toma de responsabilidades de todos y cada uno de nosotros/as a fin de salir del oscuro pozo del enfrentamiento causado por la propagación de error, tantos de aquellos, quienes aduciendo pretender purificar la religión, la contaminan recortando hadices y poniendo en tela de juicio las palabras de Rasulu-l-Lah (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam), como de otros quienes reniegan de nuestros santos transmisores del Din a fin de crear un “din” nuevo basado en sus caprichos personales y beneficios económicos. Los petrodolarianos  y los anarquistas “místicos”: he aquí los sembradores de cizaña, quienes han convenido repartirse el campo en dos mitades, afín de que los dos tipos de veneno lleguen incólumes a sus potenciales víctimas.

Afortunadamente, recorriendo el camino, hemos encontrado almas gemelas; hermanos y hermanas quienes comparten nuestra visión e inquietudes, quienes se apenan como nosotros de la lamentable situación del Islam en nuestras tierras. Aunaremos nuestras fuerzas trabajando por el mismo fin: restaurar al Islam su estado puro en el cual se combinen y trabajen juntas todas las escuelas las cuales han iluminado nuestro caminar y han dado lustre a nuestro Din: el fiqh, el ‘ilm, la falsafa y el sufismo. Estas ciencias son complementarias, tanto que sin la concurrencia de todas no se puede ni podrá nunca aprender nuestro Din y reconocerle como él es: tal y como Rasul lo transmitió.

Siendo pues en su principio una llamada a la toma de conciencia de una situación caótica, el siguiente paso que dimos fue el explicar una a una las soluciones posibles a dicha situación. En todo el material del blog podréis encontrar todas las explicaciones concernientes a nuestra proposición de dichas soluciones.

Ahora, hermanos/as, ha llegado el momento de trabajar juntos. Nuevas voces en esta dirección se levantan del otro lado del océano. Cuando los ávidos españoles llegaron al “nuevo” mundo, no podían imaginarse que el puente establecido por ellos con la intención de hacer fortuna al precio de vidas inocentes, podría servir a otros fines como este el cual nos proponemos.

Hemos tomado consciencia de la situación, hemos analizado y decidido las acciones a tomar y ahora solamente nos queda ponernos al trabajo. Sin prisa, pero sin pausa, con la ayuda de Allah y si El desea darnos Su permiso, aunaremos nuestros esfuerzos hasta que como dice nuestro Libro: la religión sea toda de Allah. 

Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario