domingo, 30 de enero de 2011

Solo los verdaderos sufis conocen el adab del sufismo

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli 'ala sayyidina Muhammadin 'abdika wa rasulika nabiyyi-l-'umiyyi wa 'ala 'alihi wa sahbihi wa sallimu taslima

Cuando vemos hablar de sufismo sin sabiduría (hikma), diciendo todo aquello que nuestra mente y nuestra nafs nos dictan según el interés político-mundanal de nuestra asociación, estamos realizando un acto de ignorancia integral. Dicha ignorancia lleva implícita todas las pretensiones mundanales en virtud de las cuales se escribe. Se intenta caricaturizar el sufismo para así hacer de él un pequeño artículo de bolsillo y utilizarlo y/o abusar de él tantas veces como haga falta. Lo compramos, lo vendemos, lo utilizamos como método de engaño y lo tiramos a la cara del prójimo cual si de un puñado de arena se tratara.

Esta es precisamente la impresión que nos ha causado la lectura del artículo llamado “La conducta de los sufís en los asuntos mundanos”; artículo, como no, publicado por los paladines de la fitna en el mundo musulmán andalusí, es decir, la comunidad virtual de “referencia”, autonombrados “webislam”.

Veamos lo que han dicho durante siglos uno y otro de los maestros sufíes contra esta práctica ignorante de la crítica a las asambleas sufis. Podemos encontrar estos hikam, sea en Ibn Ata’i-l-Lah, sea en el chayj al-Alawy, asi como de otros chuyuj quienes los han mencionado en sus escritos:

Fakidu shay’in la yu’atiha
Aquél quien no posee una cosa no la puede dar
.

Man yahala-l-‘ashia’a ‘adaha.
Quien desconoce una cosa la odia.


A-l-aniyatu tabuhu bima fiha
La vasija da solamente lo que contiene
.

Cuando hemos leído aquello de que los ritos ejecutados en el sufismo son actos superficiales, cuando no actos desprovistos de contenido, no hemos podido hacer otra cosa que reaccionar ante dicha exhibición de ignorancia sobre la realidad del sufismo.
Dejando aparte los motivos de la intención de aquellos quienes tienen todo el interés de relativizar tanto la Chari’a como los ritos, pasemos a explicar el significado de estos y el porqué de su ejecución.

Las prácticas rituales más importantes del sufismo son la yama’a (asamblea) del dikre, la ejecución de la sama’a (canto místico), la mudakkara (jutba sufí), la immara (danza estática) y la ejecución del wird (letanías místicas) y el dikre (recuerdo de Allah) realizados los dos últimos en la soledad individual.

Podríamos llegar a decir, si fuéramos lejos, que todos los elementos realizados en asamblea pueden faltar y a través de nuestro solo trabajo y pureza de obras e intenciones podríamos, así como con la guía del chayj, llegar al fin de la tariqa. Ello puede ser. Pero de esto a decir que las otras prácticas son obras superficiales o desdeñables en el cómputo global del sufismo, va un abismo como el que existe entre el séptimo cielo y la Tierra en la cual vivimos.

El ‘adab del sufí, es primeramente con Allah, cumpliendo con lo obligatorio y no cayendo en lo prohibido. Luego, a través de obras suprerogatorias (nafila) puede caminar hasta el encuentro con su Señor. Nos dice este hadiz qudsi:

No me complace más Mi servidor sino es cumpliendo aquello lo cual Yo le he prescrito y evitando aquello que Yo le he prohibido. Mi servidor se acerca a Mí a través de obras supererogatorias hasta que Yo le amo y cuando Yo le amo, Me convierto en la mano con la que toma, el oído con el cual oye y el pié con el cual camina.

Este último hadiz habla claramente de los shuyuj. Ahora bien, son estos quienes han continuado con estas prácticas las cuales proceden de Rasul (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) y de los sahaba.
Hadiz:

En una ocasión los compañeros se encontraban con el Profeta en casa de uno de ellos, cuando el Enviado dijo: - Hay algún extranjero entre nosotros?- Los sahaba le respondieron: - No, enviado de Allah- . El profeta dijo: - Entonces cerrad la puerta, levantad las manos y decid conmigo La ila illa Allah-. Estuvieron una hora implorando de esta manera hasta que el Enviado les mandó acabar diciendo: -Allah ha perdonado vuestras faltas.

Volviendo a los shuyuj. El decir que estas prácticas son vacías e incluso que en ellas existen pretensiones del nafs es un insulto contra aquellos quienes las instituyeron, es decir, es un insulto contra el Profeta y los ‘awliyya de Allah.

Hadiz qudsi:

Quien hace mal a cualquiera de mis ‘awliya Yo Mismo le declaro la guerra.

Otro hadiz dice:

El mejor acto es el tener la lengua siempre húmeda del Recuerdo de Allah (dikre)

Aún otro hadiz dice:

Si pusiéramos en un plato de la balanza los siete cielos, la tierra y lo que contienen y en el otro plato pusiéramos “La ilaha illa Allah”, la balanza se inclinaría del lado de “La ila illa Allah”.

En cualquier libro de hadiz qudsi encontraremos tres o cuatro hadices los cuales nos relatan como existe una cohorte especial de ángeles que son especiales para asistir a las asambleas del dikre, superponiéndose unos a otros. Incluso si un extranjero participara en una de estas asambleas participaría de la gran baraka asignada a ellas, como dice el hadiz.

El contenido de las letanías sufís, tanto en público como en privado se resume en dos palabras:
“La ilaha illa Allah, Muhammad rasulu-l-Lah”

Puede existir alguien tan necio e ignorante quien relativice la pronunciación de las dos palabras más sublimes del universo en privado o en público?

Por supuesto que pronunciarlas con el conocimiento del corazón es mucho mejor. Pero Allah ha creado la lengua, y el ‘adab de ésta es el humedecerse con Su recuerdo. Quien diga otra cosa, que Allah se ocupe de él.

Volviendo a los hikam del principio

Fakidu shay’in la yu’atiha
Aquél quien no posee una cosa no la puede dar
.

Aquel quien no tiene el amor de Allah en el corazón, el amor a Sus Mandatos, el desdén a Sus prohibiciones, amando lo y a quien El ama y detestando lo y a quien El detesta, aquél no puede dar amor a nadie pues su corazón está exento de él. Su corazón estará repleto de pasión, pero nunca de amor.
Sabemos que ustedes tienen pronta la mano para tomar, pero en el tiempo en el cual yo he estado con ustedes, si han dado, siempre ha sido a cambio de algo. Gracias a Allah la posición habitual de nuestra mano es con la palma hacia abajo para dar a quien lo necesite. Nosotros no vivimos de subvenciones procedentes de los frutos del trabajo ajeno. Antes bien, vivimos de nuestro esfuerzo, no tenemos que reirle las gracias a nadie y ponemos la confianza en Allah para nuestro sustento

Man yahala-l-‘ashia’a ‘adaha.
Quien desconoce una cosa la odia
.

Evidentemente como ustedes son ignorantes con respecto a los ritos los cuales Allah mismo ha ordenado y Rasul ha aconsejado, existe en ustedes un odio visceral hacia ellos. Por ello ustedes les dan el nombre de “formalidades”. Es la formalidad de su corazón la cual da este nombre. Ustedes están vacíos y no pueden llegar a concebir como alguien puede estar pleno de amor, reverencia, humildad y sumisión a Allah, Señor de los mundos.

A-l-aniyatu tabuhu bima fiha
La vasija da solamente lo que contiene
.

Un corazón vacío no puede dar nada. Por ello les conminamos a que no hablen de lo que no saben pues tenemos dos ángeles a nuestro lado quienes serán testigos de cargo contra ustedes el Día en el cual nadie podrá retroceder y cambiar sus actos.

A-d-Dinu Nasiha
La religión es el buen consejo

Publicado por Zineb Badr y su esposo Abdulm Karim Mullor

Salam

1 comentario: