martes, 25 de enero de 2011

El chayj al-Alawy, el vaso y el 'alim

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim:

Fué el chayj al-Alawy maestro de algunos 'ulama quienes se convirtieron en miembros de su cofradía, seguidores suyos.

Es muy curiosa la historia de uno de los más grandes 'ulamas. Este sabio estaba en contra del concepto y de la doctrina sufis, considerando que toda la sabiduría susceptible de ser adquirida se encontraba en el 'ilm.

No sabía este 'alim que el 'ilm se divide en dos grandes partes llamadas: Ilmu-z-zahir (La Ciencia del Exterior) e Ilmu-l-Batin (la Ciencia del Interior).

Contento de su sabiduría, se dirigió pues a visitar al chayj al-Alawy con un mensaje.

Una vez reunidos frente a frente, el sabio llenó un vaso de agua, tan hasta el borde, que no cabía una sola gota más, y se lo dió al chayj. Este sin decir nada se limitó a tomar una flor e introducirla en el vaso, el cual no derramó una sola gota de agua. De esta guisa se lo pasó al sabio.

El sabio comprendió inmediatamente el mensaje y se hizo discípulo suyo.

Habeis adivinado el mensaje? No? Ahí va la explicación:

El sabio dio el vaso lleno de agua al chayj al-Alawy a fin de hacerle comprender que él (el sabio) estaba tan lleno de sabiduría que no podía haber más saber para añadir.

El chayj al-Alawy, poniendo la flor en el vaso sin derramar una sola gota de agua le quiso decir que aún había más.

Salam

3 comentarios:

  1. salam ´aleykum
    ¡Hamdulilah!
    Es una de las historias más hermosas que he oido nunca.
    salam
    Anwar

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum:

    Anwar, pertenecer a la tariqa 'alawiyya es para mí una suerte inmensa. En una tariqa casi nadie es lo que parece ser. El chayj y los verdaderos fuqara son los más humildes de todos. Alguno se puede equivocar buscando en el chayj una pose determinada, unos gestos calculados o un aire de elitismo.
    Sin embargo, el chayj emana luz. Le da igual la dunya y no hace atención a ella sino en sus deberes como musulmán.
    Yo no he tenido el honor de conocer a sidi Uddah, ni a sidi el Mehdi. A sidi Jalid, hjo de sidi el Mehdi he tenido la suerte de conocerle y debo decir que aunque no le consideramos chayj, se puede ver en él los rasgos característicos de una muy buena persona.
    Existe un amor en los miembros de la tariqa pues hay algo que los une. No obstante, las simpatías y el trato se alinean con aquellos quienes te pueden conducir al maqam del Tawhid.

    Ya hablaremos de ello.

    Salam

    ResponderEliminar
  3. As salamu alaykum:

    Preciosa.
    Salam

    Abdul Rahmanicus

    ResponderEliminar