miércoles, 12 de enero de 2011

Abu Yazid al Bistami y la iglesia

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Abu Yazid Bistami fué un famoso maestro sufi persa, nacido en el 804 dc.

Era una personalidad en su ciudad, donde no pasaba desapercibido. Un día decidió disfrazarse de cristiano y entrar en una iglesia. Debemos decir antes de seguir, que el hecho de entrar un musulmán en una iglesia sin permiso de los cristianos, se encontraba castigado con la pena de muerte.
Así pues, Bayazid entró en la iglesia. A pesar de haberse vestido como los cristianos, no pasó desapercibido para el sacerdote, quien dotado de una gran agudeza, supo, desde el principio de la ceremonia, que un musulmán se encontraba en su templo.

El sacerdote dijo: - Entre nosotros se encuentra un musulmán - . Bayazid, viéndose descubierto, exclamó: - Soi yo -. El sacerdote continuó: - Creo que sabes la pena que existe para castigar actos como el tuyo. To doi la oportunidad de salvar tu vida si respondes a las doce preguntas las cuales te voi a formular - . Bayazid aceptó.

El sacerdote formuló doce preguntas de Teología una tras otra. Bayazid le sorprendió respondiendo a todas con gran acierto. Entonces el sacerdote le dijo: - Estás perdonado, no voi a emprender acción alguna contra alguien como tu -.

Ahora fué el turno de Bayazid, quien dijo al sacerdote: - Yo solamente te voi a realizar una pregunta y si la respondes salvarás tu alma del fuego -. El sacerdote sorprendido y a la vez impresionado por una tal presencia, respondió: - Formula tu pregunta -.

Bayazid le preguntó: - Dime cuales son las dos llaves del Paraiso - . El sacerdote guardó silencio. La pregunta le había turbado. Sabía que el paraiso tenía sus llaves, pero no sabía cuales eran. Había realizado su ignorancia después de años y años de "devociones".

Tomado por una gran decisión, el sacerdote contestó: - Las dos llaves del Paraiso son: No hay más dios que Allah y Muhammad es Su Profeta -.

En ese momento, se despojó de su túnica y prometió seguir a Bayazid, quien desde ese momento se convirtió en su maestro. Todos los fieles de la iglesia, viendo el gesto del sacerdote le siguieron, profesaron el islam y se hicieron discípulos de este hombre extraordinario llamado Abu Yazid al Bistami (que Allah esté satisfecho de él)

Este es el ejemplo a seguir con los cristianos. Hermanos, no debemos decir a los cristianos que su religión es válida, debemos seguir el ejemplo de Rasul (sala-l-Lahu 'alayhi wa sallam) con Heraclio, invitándole a seguir el Islam. Debemos seguir el ejemplo de Abu Yazid.

Salam

10 comentarios:

  1. salam ´aleykum

    Querido hermano, todo un ejemplo en firmeza.En este texto no hay atajos, no serpentea, no divaga.Es conciso y tan sólido que no queda más que cayar y tomar nota.
    Un abrazo
    Anwar

    ResponderEliminar
  2. Un texto que esconde la "exclusión" y la "segregación": Nosotros, los buenos, frente a vosotros, los "extraviados". Los caminos para llegar a Dios pueden ser numerosos.
    Así le va al Islam

    ResponderEliminar
  3. Si. Atestiguo que hay otros caminos. Por ejemplo diciendo que hay tres Dioses en uno y comiéndose el cuerpo y la sangre de uno de ellos, comprando orgonitas o dejándote crecer la uñas. ¡Acudid! Hay un cursillo de nueva era este finde. ¡Excluyentes, segregadores, extraviados!

    ResponderEliminar
  4. A-s-salamu 'alaykum:

    Al de la segunda respuesta, únicamente decirle que si no está de acuerdo con la carta que el profeta mandó a Heraclio, no vale la pena seguirse declarando musulmán, no os parece?
    Sino le gusta el Islam, escoja otra cosa y en el Ultimo Día, como dice el Qur'an, como Allah no aceptará otra religión que el Islam, aténgase a las consecuencias.

    Salam

    ResponderEliminar
  5. A-s-salamu 'alaykum:

    La persona que nos ha respondido no nos ha dicho si es musulmán o cristiano. Sabemos que la respuesta viene de Valladolid. Es por esto por lo cual pensamos que pudiera tratarse de un cristiano.
    Estimado sr. si es usted musulmán ya le hemos respondido, pero si es usted cristiano, nosotros no le vamos a castigar por entrar a la mezquita, pero le vamos a enseñar un poco de educación.

    Este es un sitio fundamentalmente para musulmanes. Así pues, existe en él, como sitio no público que es, una serie de normas de escritura dirigidas a aquellos quienes han aceptado la religión islámica. Es por ello que escribimos así, con franqueza, para que todo quede entre nosotros.

    Ahora bien, si usted me hubiera dicho que es cristiano en su presentación, le hubiera respondido de otra forma.
    Un cristiano no debe tener el mismo grado de implicación que nosotros en nuestras creencias.
    Para ello, algún día, si un grupo de cristianos quienen entrar a un debate respetuoso y amable, con la ayuda de Allah, podría demostrarles, como en su día lo hizo el sr. Ahmad Didat, que sus Evangelios, sagrados en un principio, han sido alterados por la mano del hombre hasta quedar irreconocibles.
    Pero para ello debería crear un otro blog.

    Yo amable y sinceramente les invito a dicho debate, si usted y sus amigos lo desean.

    Salam

    ResponderEliminar
  6. No soy cristiano. Tampoco musulmán. Pero esto es un blog público. Por tanto, cualquier persona puede dejar comentarios. El mío ha sido respetuoso. Bien es cierto que con esas reacciones ustedes demuestran poco respeto y siguen en lo mismo: "Los nuestros y lo nuestro frente a lo de los demás." Sigo diciendo que así le va al Islam, "religión de paz"...

    ResponderEliminar
  7. salam ´aleykum

    Estimado señor, creo que Vd ha sido tratado con el máximo respeto y cortesía.Si quiere polemizar adelante, nosotros sabemos cuales son los límites.Pero si quiere difamar este no es su sitio y es mejor callar.Supongo que el autor del blog invita a cualquiera que entre de buena fe, conociendo al autor no puedo pensar otra cosa.
    Un saludo y salam y la paz sobre Abdel Karim y la gente de buen corazón.
    Anwar

    ResponderEliminar
  8. As salam wa aleykum

    O a lo mejor ha sido Abdun Naar Prado que en la payasada de hoy pone a todas las revelaciones a un mismo nivel en nuestros días. Ciertamente lo estaban en el momento de pronunciarse la revelación por boca de sus profetas, pero desde entonces han pasado muchas cosas, los libros luminosos se han llenado de telarañas y de oscuridades, y Allah ha mandado a nuevos profetas y mensajeros. Libro Luminoso es el Corán, un libro revelado sin tachaduras ni añadidos posteriores. La obsesión por la igualdad propia de los mediocres y los envidiosos, causa estragos en el pensamiento naaropradista. Ahora el I-Chin, el apocalipsis (ni siquiera parece un libro inspirado), la Torá modificada por los escribas y el Evangelio inspirado a Constantino son como el Corán...

    ¿Y por que no cambia ya de religión? ¿Para hacer como mi vecino el comunista hijo de extraperlistas que estuvo 13 años en primero de facultad y sin aprobar para transmitir el mensaje revolucionario a las siguientes generaciones? Prado: ¡Vete con el I-Chin a hacer tus cábalas!

    Salam

    ResponderEliminar
  9. salam ´aleykum

    Si, cierto, Abdel Karim.Este señor X tiene la intención de provocar malas palabras para mostrar al mundo lo víctimas que son de los "furibundos y dogmáticos musulmanes".Es mejor, pues, no enseñar nuestra mano demasiado a aquellos que enseñan la patita para luego difamar diciendo: ¡os lo decía!.
    No sabía que tuvieran sucursales en villa oualid.
    Anwar

    ResponderEliminar
  10. A-s-salamu 'alaykum:

    Yo no tengo ningún problema en discurrir con quien sea. Discutir es otra cosa. No sé quién es este señor porque no lo ha dicho, así pues no tengo derecho a imaginar.
    Es cierto que no demuestra la honradez suficiente desde el momento en que no presenta argumentos. Si alguien se pone aquí a hablar como lo hacen en los telediarios o en el periódico progre de turno, dejémosle. Si insulta, que insulte. No me va a provocar. Pero si este tipo de gente quiere hacer de este blog su guarida y cobrar protagonismo, es evidente que no se lo vamos a permitir.

    Lo único que aquí voi a aclarar es una cosa:

    Sr. Anónimo este sitio no es un sitio público. Este sitio es una mezquita, no un gallinero, donde se teme y ama a Allah, Señor de los mundos. Es cierto que se encuentra en el espacio público, lo mismo que una mezquita se encuentra en la ciudad, pero no es un sitio público. Convénzase.

    Ha entrado usted en la mezquita sin quitarse los zapatos. Por amabilidad y compasión, pues es esto último lo que nos inspira, le digo: No se entra así en nuestro templo, se trata de un lugar sagrado. La próxima vez si no nos hace caso, simplemente no le dejaremos entrar.

    Pero si cambia usted el tono del discurso y trae argumentos suyos (no del último casset que ha escuchado)entonces discurriremos, que no discutiremos, con usted.

    Y sino que tanta paz lleve como tranquilidad deja.

    Salam

    ResponderEliminar