martes, 23 de agosto de 2011

Ya Habib, ya Allah

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Grande es Tu Esplendor cuando iluminas Tu creación, y aunque solamente seamos capaces de percibir incompletos destellos de Tu Luz, no dejamos de alabarte por esta limitada muestra de Tu Poder.

Qué decir de Tu Belleza, ya Amado Allah ! Si la manifestaras completamente moriríamos de repente, presas de su fulgor.

Veis algo imperfecto en la creación de Allah ? Yo no veo nada imperfecto. Al hamdu li-l-Lah, todo está bella y magistralmente diseñado por El. Es por ello por lo cual le Amo. Pero eso no es todo. Y Su grandeza, Su poder, Su amor, Su Luz, Su misericordia y todas Sus otras cualidades !

Por ello eres digno de ser amado, ya Allah. Nadie más digno que Tu para haberte ganado mi corazón.

Vivir por Tí es gloria, sufrir por Tí, un galón generoso de Tu parte, esperar por Tí, es ganar el tiempo, temerte es reconocer Tu poder. Pedirte perdón es reconocer Tu Misericordia. Pero amarte, ya Allah es el mayor premio que uno puede recibir en este mundo y en el otro.

Quién más digno de ser amado que Tú, ya Allah. El tuyo es un amor fiel. Nadie puede verse engañado por Tí. Yo, por mi parte, no quisiera nunca estar a salvo de Tu Amor. No Allah, eso jamás.

Saber que podemos hacer para satisfacerte en nuestro mayor interés. No esperamos el Paraiso, ni protegernos del Infierno, porque te amamos a Tí y solamente queremos ver Tu Faz.

Ya Amado Allah, aquí está Tu siervo, dispuesto a complacerte diciendo :

Labbayka Allahumma labbayk ; labbayka la sharika laka labbayk ; inna-l-hamda wa-n-ni’mata laka wa-l-mulk, la sharika lak

No hay comentarios:

Publicar un comentario