viernes, 17 de junio de 2011

Otro error de Web "islam", el artículo del señor Aya

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima

 
No sé porqué será que gran parte de aquello lo cual nos escandaliza, como errores en materia de religión, pasa por la mal llamada web « islam », en la cual se habla sobre todo de aquello lo cual no es Islam. Sin embargo, no es nuestro objeto sino la salvaguarda de la salud espiritual de aquellos desavisados, quienes leyendo algunas de las cosas expuestas allí, las tomen como referencias a seguir, y en virtud de ello se puedan extraviar del camino de Allah. Puesto que, para poder recorrer el camino, sería más conveniente que éste se encontrara limpio de asaltantes, en este caso de asaltantes « espirituales », hemos tomado el deber sagrado expresado en el hadiz de rechazar mediante la palabra las obras reprensibles.
Nos quedamos estupefactos cuando vemos escribir a alguien sobre un tema no conocido a fondo por el ponente. Nos molestamos cuando se habla de Religión sin el conocimiento pertinente. Pero lo que es el colmo de la ignorancia y de la pretensión humana, llegada a la cima de la osadía irreverente, es el leer como alguien habla de Allah sin conocer nada de El. Cómo es posible que alguien hable de Allah como si de un colega se tratara ? : definiéndole, limitando conceptos e inventando cosas.
Ya, nuestros mayores, nos decían cuando éramos niños : - Niño no hables de lo que no sabes- . Cuánta razón tenían ! Sin embargo los ignorantes, no paran de hablar.
Picotean términos de aquí y de allí, y luego para completar inventan cosas a su guisa, a fin de presentar ese Islam desprovisto de leyes y, por supuesto de conocimiento. Diciendo que el concepto del Islam evoluciona y se debe deslindar de lo presentado por los sabios anteriores (que Allah esté satisfecho de ellos), con ello quieren decir : -« El Islam es lo que yo diga y lo que yo quiera, seguidme y hacedme vuestro maestro »
Llamamos maledicencia al pecado de hablar de alguien cuando no está presente. Llamamos calumnia al hecho de mentir sobre alguien y atribuirle defectos los cuales no tiene. Esto en cuanto respecta a los seres humanos. Pero, cómo podemos llamar hablar de Allah sin conocerLe ? : Decidme vosotros : Osadía ? Hipocresía ? pretensión ? o simplemente locura ?.
Señor Aya : de Allah no se habla, si se desea algo de El, se Le teme se Le obedece y se Le adora, y si se quiere conocerle, en lugar de andar de acá para allá, hablando a troche y moche, intentando demostrar sabiduría, cuando de lo que se rebosa es de ignorancia… Si se quiere conocer a Allah, deberá usted conocer a las gentes de Allah afin de aprender de ellos. Qué va a mostrar aquél quien no sabe y por deducción simple es ignorante ?
Porqué escribe usted aberraciones tales como ?:
« Allâh no es un concepto; es esa permanente tensión a la que es sometido el musulmán. Allâh es la respuesta al carácter insaciable del ser humano »  y esta otra :
« Hay quien dice equivocadamente que los Nombres de Allâh son nuestra descripción de Allâh. Los Nombres de Allâh son lo que sustenta la existencia. No hablan de Él, hablan del mundo … No aprendemos con ellos cómo es Allâh, sino cómo es el mundo. Los Nombres de Allâh son la naturaleza del mundo. De lo contrario, el mundo no sería nada.»
 Quiere usted hablar de la madurez siendo un bebé que se debate en la cuna pidiendo el biberón a su madre ?. Sin embargo, en el mundo de la sabiduría, usted no es nisiquiera un bebé, usted no ha nacido aún. Y aún así se dispone a hablar de altas empresas, sin conocer nada, copiando lo que ha dicho este u otro, o sino lanzando al aire pensamientos los cuales provienen únicamente de su nafs.
Es Allah una tensión ? Subhana-l-Lah en la 99 definiciones que El da de Si Mismo en Su Libro sagrado, la palabra tensión no aparece. Pero oh maravilla, perdone que no haya captado el valor de un sabio tal que pretende saber más que al-Jaliq (el Creador)
Usted dice que Sus Nombres son nuestra descripción de El, cuando es El Mismo Quien nos los ha enseñado. Por otro lado, en otro de los pasajes de su panfleto dice usted que a Allah no se Le puede describir. Esto último, siendo más acorde a la verdad, se encuentra no obstante, en contradicción con el primer párrafo. Vera usted, cuando se habla de cualquier asunto o se quiere exponer un tema, estoy seguro cualquier profesor, pedirá coherencia a sus alumnos. Sin embargo usted demuestra una falta de coherencia la cual no nos permite ni siquiera calificarle pues nada ha escrito en su hoja de exámenes.
Dice usted que los Nombres nos hablan de la naturaleza del Mundo. Eso es falso señor Aya : Primeramente, error infantil, existen varios mundos. Dice el Qur’an en la Fatiha:
… Al hamdu li-l-Lahi rabbi-l-‘alamin (Alabanza a Allah, Señor de los Mundos).


De los mundos, señor Aya de los mundos. Alguien quien pretende enseñar no puede cometer un tal error de principiante !
Mire usted, Sus Nombres hablan de El, sólo y únicamente de El. Y si bien podríamos decir que existen Nombres los cuales nos hablan de Su manera de actuar en los mundos (al-Malik, al-Karim, a-l-Latif, etc) y podríamos continuar diciendo que existen otros los cuales hablan de Si Mismo (al-Quddus, a-s-Samad, al Hayy entre otros), si trascendemos al nivel del Tawhid, en realidad dichos Nombres no hablan de otra cosa que de El, pues si otro que El existiera, habría dos, y Allah es Uno.
Un hadiz qudsi nos dice que Allah era un tesoro oculto y quiso ser conocido. Es precisamente a través de Sus Nombres que un ser humano Le puede conocer.
Nos cuenta la vida del shayj Darqawy, como éste se encontraba reflexionando sobre cuatro nombres divinos, a saber : « Al Awal, al Ajir, A-z-Zahir y Al-Batin)(el Primero, el Ultimo, el Manifiesto y el Oculto). Al ‘Arabi a-d-Darqawy se dijo en su interior : - Puedo comprender que Allah sea el primero, el Ultimo y el Oculto, pero el Exterior no lo puedo comprender-. En ese momento Allah le reveló dicho nombre y cayó el último velo que le separaba de su conocimiento.
Es así pues que Sus Nombres hablan solamente de El. Si alguien le debe nombrar, que no definir, debe hacerlo por estos nombres, pues como dice el Qur’an :
Lahu-l-‘asma’u-l-husna  (Suyos son los nombres más hermosos)
Por otro lado, es de perogrullo citar el hecho de que el ojo humano no puede ver a Allah. No creo que exista muslim alguno quien considere ello como una posibilidad.
El colmo de la injusticia con Allah es el querer ,no nisiquiera nombrarle, sino definirle, y esto es ya en sí mismo, una falta de pudor e irreverencia enormes, las cuales llegan a su cima cuando se le pretende definir con nombres o atributos elegidos por uno mismo, como su :
Allâh no es un concepto; es esa permanente tensión a la que es sometido el musulmán. Allâh es la respuesta al carácter insaciable del ser humano
Taqu-l-Lah, hermano, taqu-l-Lah. Acaso no sabes que uno de sus atributos es a-sh-shadidu-l-‘iqab ? (el Duro en el castigo) ?

Y puesto que habla usted de sufismo, he aquí lo que al respecto de la ignoracia escribe el chayj Darqawy:

"Aquel quien no tiene maestro tiene como maestro al Chaytan"
Teme a Allah pues si sigues este camino el significado de este nombre se te podría revelar de una forma no deseada por tí. No tomes esto como una amenaza, pues yo no conozco lo que Allah hará con cada uno de nosotros, sino como un consejo, pues nuestro Profeta, Muhammad Rasulu-l-Lah (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) nos instó a dar consejos, así como a acatarlos, diciendo :
A-d-Dinu nasiha  (La religión es el buen consejo)

El panfleto escrito por usted comporta dos errores fundamentales : Primero el de haberlo escrito , luego, su contenido ; y dentro de éste dos responsabilidades las cuales ningún musulmán de bien quisiera tomar para si : la de engañarse y dañarse a usted mismo y la de hacerlo con los pobres musulmanes los cuales pudieran dan con él y leerlo.

Así mismo es mi deber instarle a que deje de escribir, se vacíe de las ideas adquiridas y busque un verdadero maestro, si la alta estima en la cual tiene su falta de conocimiento no le impide a usted abrir los ojos y apercibirse de su ignorancia.

Hay quienes han erigido una mezquita para el mal, para el rechazo a Allah, para dividir a los musulmanes y como lugar de acecho al servicio de quienes combaten a Allah y a su Mensajero. Juran con seguridad: “No queremos sino el bien”. Allah da fe de que mienten. No permanezcas nunca en ella, pues verdaderamente una mezquita cimentada sobre el Temor a Allah desde el primer día es más digna de que permanezcas en ella. Ahí hay hombres que aman purificarse y Allah ama a los que se purifican. ¿Quién es mejor, quien funda su edificio sobre el Temor a Allah y su Satisfacción o quien lo cimenta al borde de una pendiente, a punto de desplomarse, y es arrastrado por ello al Fuego de Yahánnam? Allah no guía a los injustos. El edifico que han construido no dejará de ser una duda en sus corazones a menos que se rompan. Allah es Conocedor y Sabio”  (Surata-t-Tawba 108-111)
Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario