miércoles, 19 de octubre de 2011

Zineb Badr - El Hiyy 1-

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim
Ya que nos encontramos en la época del Hiyy, visto que algunos se preguntan sobre su significado, aprovechemos este momento para dar un resumen de su simbolismo. Asimismo hablaremos sobre los frutos que dicho quinto pilar nos puede proporcionar.
El Hiyy no es por azar el quinto pilar. Ocupa dicha posición debido a que sus condiciones exigen la práctica de los cuatro anteriores. Para poder ir al Hiyy es necesario ser musulmán, rezar, ayunar y dar la Zakat. Si no se cumple alguna de estas cuatro condiciones, entonces el Hiyy no tiene valor alguno.
Allah dice en el Qur’an:
Man istata’a ‘alayhi sabila – Para aquel a quien sea posible
La realización del Hiyy no precisa únicamente de dinero y salud. Antes bien, se trata de un Pilar el cual necesita de un profundo Iman para realizarse. Para obtener dicho grado de Iman es necesario realizar los otros pilares con un alto grado de perfección. Esta es pues una mejor explicación sobre el ayat del Qur’an citada que la que comúnmente se aplica únicamente a los medios económicos y a la salud.
Muchos peregrinos parten con la intención de lavar los pecados los cuales comúnmente han tomado el hábito de cometer en su vida. Piensan que Allah, por el hecho de ir al Hiyy va a perdonar estas faltas, y que no deben preparar su interior a fin de realizar el peregrinaje. Ello no es así, es necesario partir al Hiyy con la provisión de nuestras buenas obras para que así Allah perdone nuestras faltas y añada más pureza a nuestras vidas. Para ello es necesario prepararse antes de salir al viaje. Debemos purificar nuestro interior para ir en un estado de presencia suficiente.
Los peregrinos que van al Hiyy se llaman a-d-duyuf a-r-Rahman – los invitados del Misericordioso. Para acudir a dicha invitación el Ruh debe prepararse a fin de presentarse en ella. El Hiyy se debe hacer fundamentalmente con el Ruh, ya que se trata del encuentro con la Presencia de Allah, y ante dicha Presencia el cuerpo no significa nada, sino que es el Ruh aquel quien se presenta directamente a la invitación de su Señor.
Para ello, y antes de nuestra partida, debemos, por decirlo de alguna manera, cargar el Ruh con el suficiente número de voltios para presentarnos allí. Utilizando este mismo simbolismo, sino partimos con esa fuerza, al encontrarnos con un voltaje muchas veces superior, un accidente puede producirse, de tal manera que no comprenderemos nada de aquello lo cual estamos realizando. Se puede dar la circunstancia de que podamos volver con el diploma de Hayy sin haber comprendido absolutamente nada ni haber avanzado en nuestro Iman.
De qué debemos pues cargar el Ruh antes de nuestra partida? : Disciplina, Iman, apoyarnos en Allah (tawakkul), disposición de no disputarse, de no gritar, de no encolerizarse, de bajar los ojos ante cualquier acto desagradable que observemos.
Porque dicha preparación y disposición? : Porque debemos prepararnos al encuentro con Rasul – sobre él la plegaria y la paz - . Debemos preparar dicho encuentro para que éste se realice de una forma secreta. Aquél quien parte de aquí con un corazón pleno de amor es seguro que encontrará a Rasul en Madina. De esta manera, en el momento de decirle a-s-salamu ‘alaykum, estemos seguros de que él nos responderá.
Allah dice en el Qur’an de Makka:
Inna ya’alna hada-l-baladu-l-‘amin  - Ciertamente hemos hecho de él es un país seguro- .
Cuando decimos Allahumma labbayka… , si alguien no se ha preparado convenientemente como hemos indicado y toma el Hiyy como si fuera un viaje como cualquier otro, entonces la Ka’aba dirá: La labbayka wa la sa’ik – No queremos tu presencia.
Sayyidina ‘Ali – que Allah ennoblezca su rostro - , partió al Hiyy con los sahaba y antes de entrar en Makka comenzó a llorar. Los sahaba le preguntaron por qué lloraba y él dijo: -Temo que la Ka’aba me diga: “La labbayka wa la sa’ik –“. Le dijeron los sahaba: -“Cómo tú que eres primo de Rasul dices eso?”. El respondió: “Sí, tengo miedo”.
Seguiremos explicando el tawaff…

1 comentario:

  1. salam ´aleicum

    Querido hermano, estoy profundamente agradecido, como siempre.Nos sitúa y proporciona el grado de la dimensión de lo que signifca el Hajj.
    Un abrazo
    A.as

    ResponderEliminar