jueves, 6 de octubre de 2011

Reflexión: La primera responsabilidad la Verdad

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim:


Que fácil y astuto es el llamar a la responsabilidad para zafarse de ella. Nuestra primera responsabilidad es hacia la 'ibada de Allah y el seguimiento del Qur'an y de la Sunna.


Cómo intentando cambiar estos a guisa de hacerlos presentables a los "poderosos" e "influyentes", se puede hablar de responsabilidad?


Si se miente sobre el hadiz, si se inventan errores nuevos y se persiste en ellos, y ello se hace en materia de religión, se debe uno esperar que la promesa de Allah caiga imperiosamente sobre él.


Nosotros musulmanes, hemos aprendido de nuestro Profeta a ser implacables con las herejías: veamos como en tiempos del Profeta - sobre él la plegaria y la paz-, se destruyó la mezquita de Abu Amir el monje y se acabó con él. Puede existir alguien tan necio que diga que el Profeta no hizo bien al no ser amable con él? Puede haber alguien tan osado que pueda sugerir que no es necesario actuar con firmeza frente al mal? Puede haber alguien tan pretencioso que desee destruir y a aquel quien le recrimina le llame maleducado?


Dónde está la responsabilidad cuando se miente sobre al Din y no se arrepiente uno de ello?


Acaso puede haber alguien tan necio que pretenda que Abu Bakr Siddiq fue un maleducado y exaltado cuando combatió a las tribus beduinas las cuales no querían pagar el Zakat?


No hay nada más monstruoso que la mentira. El mentiroso en el Din se hace mal a sí mismo, a aquellos quienes le escuchan, a su familia, a sus amigos, a sus vecinos y a toda la Umma. He aquí las palabras del profeta sobre la mentira:


Aquel quien dice que yo he hecho o dicho aquello que ni he hecho ni he dicho, su recompensa es el infierno


Aquello que más ama el diablo es el mezclar la mentira con la verdad


Cuando observeis un acto reprensible reprimidlo por la fuerza, sino podeis hacedlo por la palabra y sino podeis detestadlo en vuestro corazón, y éste es el estadio más débil de la fe.

Allah puede perdonarlo todo excepto la mentira.


Es de una gran perfidia el tomar una conversación con tu hermano en la cual no le cuentas sino mentiras, y entonces él te cree (de Abu Dawud)

El hombre de dos caras será resucitado, en el día de la Resurrección, con dos caras hechas de fuego (de Tabarani de Sa'ad)

Es pues el mentiroso un hombre de dos caras. Sus palabras son traición, y cuando miente sobre religión, traiciona el pacto con Allah, a Rasul y a toda la Umma. Como alguien así puede hablar de responsabilidad y buenas maneras?.



Sabed que la mentira es la mayor expresión posible de la violencia.


No, aquel quien miente sobre religión, no tiene derecho a hablar de responsabilidad pues su situación es esta:


Hay quienes han erigido una mezquita para el mal, para el rechazo a Allah, para dividir a los musulmanes y como lugar de acecho al servicio de quienes combaten a Allah y a su Mensajero. Juran con seguridad: “No queremos sino el bien”. Allah da fe de que mienten. No permanezcas nunca en ella, pues verdaderamente una mezquita cimentada sobre el Temor a Allah desde el primer día es más digna de que permanezcas en ella. Ahí hay hombres que aman purificarse y Allah ama a los que se purifican. ¿Quién es mejor, quien funda su edificio sobre el Temor a Allah y su Satisfacción o quien lo cimenta al borde de una pendiente, a punto de desplomarse, y es arrastrado por ello al Fuego de Yahánnam? Allah no guía a los injustos. El edifico que han construido no dejará de ser una duda en sus corazones a menos que se rompan. Allah es Conocedor y Sabio” (Surata-t-Tawba 108-111)

Salam

No hay comentarios:

Publicar un comentario