jueves, 12 de mayo de 2016

LA GENEROSIDAD VERDADERA Y LA GENEROSIDAD FICTICIA

LA GENEROSIDAD VERDADERA Y LA GENEROSIDAD FICTICIA
Dijo Rasulu-l-Lâh -'alayhi-s-salatu wa-s-salam:
La generosidad es comparable a uno de los árboles del Paraíso; sus ramas descienden hasta que llegan a tocar el bajo mundo. Aquel quien toma una, ella le llevará ciertamente hasta el Paraíso. La avaricia es comparable a uno de los árboles del Infierno cuyas ramas han descendido de tal suerte que ellas tocan el bajo mundo. Aquel quien toma una de ellas, ella le llevará seguramente al Infierno.
(Recopilado por Al-Bayhaki)
COMENTARIO
La mayoría de las personas piensan que la generosidad o la avaricia se encuentran directamente ligados al dinero; según la forma de pensar general es generoso quien es de mano fácil para dar y avaricioso quien hace todo lo contrario.
Y en cierta manera esto es cierto, sino fuera porque el ser desprendido y dadivoso con los bienes materiales es solamente la mitad de la generosidad.
Ser generoso asimismo es no apuntarse uno mismo los aciertos aunque sean suyos, es ser desprendido de uno mismo, no ser codicioso de fama o reconocimiento; ser generoso es ayudar a alguien en apuros, perdonar las más viles afrentas y aunque digamos que ello es justicia, ser generoso es sentenciar con justicia aún en contra propia cuando se es parte interesada en lo que se dirime y se juzga.
Ser generoso con la lengua es fácil, sobre todo en esta época donde todo el mundo habla y casi nadie hace. Pero el implicarse con esfuerzo, tiempo y bienes para hacer el bien, seamos sinceros ¿quién hace eso en estos tiempos? ¿quién es capaz de dar su tiempo, bienes y reputación en servicio del bienestar material o espiritual de las gentes sin dar nada a cambio? Si conocéis a alguien decídmelo para tener el honor de tenerlo entre mis amistades más preciosas.
Sobran palabras y faltan actos; sobra poesía, sobran exposiciones floreadas y frases bonitas.
En resumen: sobran palabras y faltan hechos.
Quiera Allâh hacernos conocer a los desprendidos de corazón para hacer causa común en la búsqueda del bien y de la Verdad.
Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

No hay comentarios:

Publicar un comentario