jueves, 12 de mayo de 2016

EL ESTANQUE DEL PROFETA.

EL ESTANQUE DEL PROFETA.
Dijo Rasulu-l-Lâh - sobre él el salat y el salam -:
La extensión de mi estanque, en longitud es igual a una distancia de un mes de marcha, su anchura equivale a su longitud, su agua es más blanca que la leche, su perfume más intenso que el del almizcle, sus cántaros más numerosos que las estrellas del firmamento. Quien beba de él jamás tendrá sed.
(De Ibn Umar, recopilado por AL-Bujari y Muslim)
COMENTARIO
Otro hadiz recogido en Muslim dice:
"Os precederé en el estanque; quien lo alcance beberá de él, y quien beba de él jamás tendrá sed".
Otro hadiz relatado por Ibn Mas'ud y recogido por Ahmad Ibn Hanbal dice:
"El Kawzar desemboca en el Estanque"
Según los hadices que encontramos en el Muslim y el Bujari el agua del Estanque es más blanca que la nieve, sabe mejor que la miel y huele mejor que el almizcle. Según la versión de A-t-Tabari se dice; "Dos arroyos que provienen del Paraíso de oro y de plata le surten de este agua que es más blanca que la leche, más fresca que la nieve, quien beba de ella nunca tendrá sed"
¿Quiénes seán aquellos que acompañen al profeta -'alayhi-s-salatu wa-s-salam - en el Estanque? Aquellos que le hayan amado siguiendo lo esencial de su Sunna, es decir, aquellos quienes en vida hayan sido Muhammadis.
Seguir su Sunna no se trata de dejarse una barba, vestir un turbante, una jilaba o tener una tal o cual apariecia, esto es solamente superficial y quienes se limiten a esto no habrán participado del espíritu ni del carácter del Profeta.
Ser Muhammadi es amar al profeta más que a nuestros bienes, familias y allegados; ser Muhammadi es resultar una Misericordia para nuestro entorno, por grande o pequeño que sea, es impregnarse de una vez y para siempre del espíritu y la forma de ser del Profeta; asemejarse a él:
Atender a los necesitados, amar fuertemente a Allâh, preferir Su Voluntad a nuestros deseos, desechar todos los vicios arraigados en nuestro ser, ser bondadosos, firmes, valientes, veraces, adquirir conocimiento.
El Estanque es asimismo un símbolo del Conocimiento, es por ello que quien beba en él jamás tendrá sed; y esa sed de la otra vida no tendrá nada que ver con la de esta. La sed de la otra vida es la insatisfacción. En efecto, habrá moradores del Paraíso que estarán insatisfechos de su suerte; penarán por no haber aprovechado sus vidas y haber así sido recompensados con los altos grados del Firdaws. Beber del estanque es pues no estar nunca insatisfechos, es estar eneomemente contentos con nuestro destino pues Allâh nos habrá dado aquello a lo que aspirábamos y más.
Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

No hay comentarios:

Publicar un comentario