martes, 21 de diciembre de 2010

Economía Islámica I

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima

Podemos definir globalmente la Economía, como la ciencia la cual trata de conceder un localizador numérico, llamado valor, sea a un bien primario o transformado, sea a un hecho o circustancia, voluntario o fortuito. Dicha ciencia regula las transacciones comerciales o laborales, destinadas a cambiar de mano o a elaborar dichos bienes.

Cuando en economía, macro o micro, valoramos un hecho, tratamos de ajustar su valor lo más posible a la realidad. Así mismo, cuando realizamos una proyección, intentamos concebir todos los elementos posibles, pudiendo entrar en liza en una consecución de hechos futuros, previsibles, gracias a las experiencias del pasado.

Sin embargo, en economía, existe el término « imprevisto ». Dicho término, en algunas circunstancias, puede llegar a cobrar una importancia de nivel alto, debido a elementos cambiantes, como son, por ejemplo, el clima, los accidentes, o el giro imprevisto de la voluntad política de un país.

Cuando se tiene la consciencia de la existencia de un Dios Todo-Poderoso, Quien todo lo tiene, y a Quien, dar mil mundos como el existente no le disminuye en nada Su riqueza, todo cambia.

Desde este momento, el término Economía cobra otra dimensión. Evidentemente, el término « imprevisto », citado más arriba, obtiene una realidad, la cual, va a la par de la consciencia del Todopoder de Allah.

Allah es Quien da y Quien quita, el Rico, el Misericordioso, el Retribuidor, el que da el sustento.

Cómo nos llegan los bienes de Allah ? : Nuestras condiciones de vida se han dictado en el Azal. Este es el mundo en el cual hemos permanecido antes de salir del vientre de nuestras madres. Nuestro balance de salidas y entradas, incluso nuestros saldos han sido decididos desde lo alto.

Cuanto loco en este mundo juega con el dinero, creyendo, que si posee éste, detenta un poder real. Pobres enfermos del corazón !

Cuando contemplamos el hecho en cuestión, recapacitando sobre el estado en el cual nos ponemos cuando perdemos un bien o tenemos miedo de algo susceptible de acontecernos, debemos recordar que todo está previsto. No debemos angustiarnos y sí pedir a nuestro Señor.

Hadiz : "La petición (du’a) es el cerebro de la ‘ibada".

Es justo el que temamos a nuestro Señor, no obstante, es asimismo justo el que esperemos de El :

Hadiz qudsi : «Yo me comporto hacia mi servidor, según la idea que este se ha hecho de Mi… ».

La sadaqa es un arma extraordinaria la cual aparta de nosotros el mal con el cual el lapidado nos quiere alcanzar. Dad la sadaqa, aunque no tengais!. Dad y Allah os llenará vuestras manos!, SEGURO!.

A quiénes hemos de dar ?. Dice el Libro : « Sadaqatu li-l-fuqara » (La limosna es para los pobres). Primeramente a los pobres de nuestra familia y después al resto (al vecino, al extraño, etc.), primeramente al musulmán y después a los demás.

Sé que, por esta última frase, puedo ser objeto de crítica de la parte de algunos. No obstante, debemos reflexionar y considerar que aquellos pobres quienes no sean musulmanes, viendo como son tratados los nuestros, se podrían convertir al Islam para recibir, y más tarde la verdadera Fé podría entrar en su corazón por una u otra circunstancia.

Hadiz : « La mano de quien da es mejor de la de quien toma ».

Ello no quiere decir que el rico sea mejor que el pobre. Antes bien, simplemente, habla de la disposición del corazón a dar o a recibir.

Hoy lo dejamos aquí y poco a poco iremos entrando en los entresijos de la Economía Islámica. Daremos una explicación de porqué el Mehdi el Muntadar, durante su venida, repartiría el dinero entre las gentes y todos estarían saciados. Hablaremos de los bancos islámicos, de los intereses, del IPC, el dinero, los seguros, y algunos etcéteras más.

Sirva esta primera entrada como introducción de aquellas por venir.

Y Allah sabe más

Salam

3 comentarios:

  1. Salam alikum

    excelente iniciativa tocar este tema, desde siempre y creo que es extensible a todos los musulmanes, creo que este tema es de lo que siempre quisimos desarrollar y nunca encontramos a nadie preparado o una base sobre la que trabajar.

    Excelente Abdelkarim, sigue asi.

    Salam alikum.

    Omar al Galliqi.

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum Omar:

    No me olvido de tí. Espero que Allah te haya concedido en el Azal una porción con la que puedas sentirte satisfecho y que te ayude para tus proyectos. Solamente, como ya te dije, tiene que llegar el momento que Allah haya decidido.

    Un abrazo

    Salam

    ResponderEliminar
  3. salam ´aleykum

    Estaremos atentos.Un tema realmente necesario comprender, desde una perspectiva islámica.
    salam

    ResponderEliminar