viernes, 12 de noviembre de 2010

BIENAVENTURADOS LOS EXTRANJEROS - FATUBA LI-L-GURABA

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

Cuando tomamos la decisión de crear este blog, no fue para nosotros producto de necesidad personal alguna. Hemos seguido y seguimos las enseñanzas de un maestro versado en las dos ciencias (‘ilm zahir e ‘ilm batin - ciencia del exterior y ciencia del interior) durante decenios, hasta que hemos aprendido a no desear nada fuera de la Voluntad del Altísimo. Así mismo obtuvimos el permiso de dicho maestro, y por consecuencia el permiso de Allah para ponernos a escribir.

A medida que hemos ido avanzando, hemos debido argumentar, en algunos casos con vehemencia, según las características que rodeaban cada situación.

Una cosa la cual nos ha llamado la atención, es el argumento presentado por algunos, en este y otros blogs o sitios web, diciendo que el que escribe pone su ego en ello, y se le puede ir la mano en su deseo de tener razón. Ello constituye una sorpresa para mí.

No se nos puede, ni ha podido nunca pasarnos por la imaginación el nisiquiera temer caer el algo de esa naturaleza. Cuando comenzamos, lo hicimos con la premisa de estar seguros de que aquello lo cual decimos es una verdad. Nuestra consciencia tiene siempre a Allah por delante, en cada línea, en cada frase. Un temor reverencial nos inunda cuando expresamos cada palabra. Si no tuviéramos dicho temor, sino tuviéramos conocimiento, si no tuviéramos el permiso de hacerlo, nunca hubiéramos iniciado esta empresa.

En nuestros argumentos hemos debido mostrar contundencia, que no dureza, hacia actitudes flagrantes contra el Islam. Si hemos dicho a alguien que miente, es por que lo hace, sin más. Sin pasión, sin afán de protagonismo. Con objetividad y claridad. Si hemos dicho de alguien que sigue al shaytan (lapidado sea) es por que lo hace, pura y simplemente. No experimentamos regocijo en ello, pero es nuestro deber hacerlo. Y si esa persona o personas cambia o cambian de actitud por nuestras palabras? Es nuestro deber, en función de la misión de defensor de la religión, la cual nos ha sido conferida por las autoridades de las que se habla en el Qur’an y los hadices.

Como persona, no nos creemos nadie, somos un servidor de Allah que intenta pasar por la Dunya con dignidad. No somos pues, ni más ni menos que nadie.

Sin embargo, en estos momentos, en el Islam, hay más malo que bueno.

Dice el hadiz : « … Seguireis paso a paso los errores de vuestros predecesores, de tal manera que si ellos entraran en el agujero del escorpión, vosotros les seguireis ».

Otro hadiz dice : « El Islam nació como un extranjero y llegará a ser un extranjero. Bienaventurados pues los extranjeros ».

Hemos querido con nuestro blog, y lo seguiremos intentando el formar la mayor parte de extranjeros posibles en la tierra de Al-Andalus. Ya los había antes de que comenzáramos, pero más aún son necesarios para alcanzar la unidad de la Umma andalusí.

En nuestro corazón no tenemos enemigos, ni los queremos, aunque sí amamos lo que Allah ama y detestamos lo que El detesta, fi sabili-l-Lah.

Si nos hemos creado enemigos en nuestro fin de aclarar el Din, bienvenido sea, aunque no biendeseado. Cargaremos con ello por amor a Allah. Pero seguiremos nuestra labor de quitar broza del camino para aquellos quienes en lo profundo de su corazón deseen ser extranjeros de verdad, y por consecuencia libres. Libres de qué ? : De las garras del diablo, de la ignorancia, de las malas acciones y pensamientos, libres del nafs.

Que Allah nos guíe a todos en Su sirata-l-mustaquim.

Y Allah es el más Sabio

10 comentarios:

  1. salam ´aleykum

    He disfrutado mucho de este escrito.Sabemos de las puras intenciones que presiden este blog.Es sencillamente, un camino seguro para el conocimiento, fidedigno y fiable.Y por ello le doy las gracias por su esfuerzo y digo subhana Allah.
    salam

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum:

    No creas que no sé llorar y ponerme en piel ajena cuando critico algo. Mi corazón se siente mal. Pero no pedemos pasar por alto ligerezas del tamaño de las montañas, ni errores monumentales.
    Por amor, debemos decir que hay que tener cuidado, que hay un infierno, que no hay que jugar con el Din.
    El Din no son patatas ni tomates ni pescado ni oro ni plata, ni nada con lo que se pueda comerciar. Es la Amana de Allah, y debemos conservarla con todo el amor de nuestro corazón.

    Salam

    ResponderEliminar
  3. Salam ´aleykum

    Creo que más que nunca hacen falta verdaderos conocedores del din para guiar a los miles de hispanohablantes que entran al islam cada semana.Es perentorio.Dejar las frivolidades y centrarnos en aprender de lo verdaderamente importante.
    Muchas gracias
    salam
    Anouar

    ResponderEliminar
  4. A-s-salamu 'alaykum:

    Sí Anouar, es cierto lo que dices. Otra cosa importante es que no se organizan o no se pueden organizar encuentros. Cada uno ha tomado ya posiciones en sus grupos y es muy difícil el organizar algo sin que sea dirigido por uno de ellos.
    En Inglaterra, el gobierno deja un gran local todos los domingos abierto en Londres para que los musulmanes puedan ir a debatir.
    Ello es impensable en España.
    Tenemos que aprender a conocernos, a respetarnos, a ayudarnos, a no aprovecharnos de subvenciones dando patadas a otros mejores que nosotros para que se aparten. Yo he sido testigo de como alguien calumniaba a mi shayj para que no fuera conocido en España.

    El incógnito es el paraiso de aquellos quienes se mueven en la oscuridad.

    Hablemos asimismo del caso del orgullo árabe. Ningún árabe podrá aceptar un andalusí como referencia. Esto ya es una lacra.
    La otra lacra es la manipulación intelectual de quienes se escudan detrás de un sitio web muy específico, llamado webislam, donde se cuenta de todo, donde todo vale.

    Hay que poner orden en todo eso. No podemos seguir dejando a aquellos quienes nos dividen, el generar más división para llenarse los bolsillos con sus productos no-halal.

    Cambiará todo esto?

    SI, si Allah lo quiere.

    Un abrazo

    Salam

    ResponderEliminar
  5. salam ´aleykum

    Si, es por ello que si se crea plataformas de comunicación o se abren centros de reunión la difusión del Din sea lo único importante, al margen de personalismos, aunque nunca debe de faltar la guia de aquellos que verdaderamente saben y al menos dominan su nafs.En España sin duda hay musulmanes de gran talento.Rspecto a las dos lacras que mencionas solo nos queda paciencia y determinación.
    Debemos de trabajar para ello.
    Salam querido hermano
    Anouar

    ResponderEliminar
  6. A-s-salamu 'alaykum:

    Pienso que lo primero a hacer es tomar el contacto entre las personas adecuadas, pues es el ser humano el representante de Allah. Debería haber al menos dos mujeres en el grupo formador, para así enseñar sobre asuntos de la mujer. Más tarde, diseñar el proyecto consensuado en el que todos estemos de acuerdo. A partir de ahí podemos empezar a trabajar. Créeme es una labor de años, pero si lo hacemos bien, los frutos pueden ser más duraderos aún.
    Si lo hacemos por Allah, El nos ayudará.

    Pidamos la ayuda de Allah, querido hermano

    Un abrazo Anouar.

    Salam

    ResponderEliminar
  7. A-s-salamu 'alaykum:

    Y como tu dices, exenteo de personalismos. De esta manera, pasará el tiempo y el grupo se podrá ir nutriendo y renovando.

    Salam

    ResponderEliminar
  8. Uhmm.. Suena ha llamada. Hermosa yihad personal, formar parte de un proyecto asi. Libre de subvenciones, libre de interes politicos...

    Me gustaria seguir ese camino.

    Salau aleykum

    ResponderEliminar
  9. A-s-salamu 'alaykum:

    Has utilizado la palabra clave "libre", de tantas cosas que corrompen. Si te dan una subvención, y con ello quieren corromperte, lo mejor es no tomarla.
    Si queremos hacer algo por el Islam debemos ser totalmente libres, y si es posible, en la primera fase, no muy localizables.
    Querido hermano, bienvenido al proyecto, no el proyecto de Abdul Karim Mullor, NO, el proyecto del mahabba entre los hermanos y la unidad en una sola Umma. Un proyecto que debe sobrevivir a nuestra propia muerte.

    Salam.

    ResponderEliminar
  10. Salam ´aleykum

    Ojalá hermano, así sea.
    Salam

    ResponderEliminar