miércoles, 2 de noviembre de 2011

La pequeñez humana y la grandeza de Allah

A-s-salamu 'alaykum:

Queridos/as hermanos/as

Estos días somos presa de un enorme cansancio debido a un reciente cambio de domicilio. Además no tenemos conesxión a Internet hasta el día 14 y debemos salir para escribir. In sha'a Allah, nuestra hermana Zineb Badr continuará con su sección de entradas "Hablando a la mujer" y este humilde siervo de Allah seguirá escribiendo aquello lo cual en ese momento sea pertinente.

Permitidme que os haga una pequeña reflexión sobre la debilidad humana:

Somos débiles ciertamente, pero nuestro Ruh, si es puro, puede ascender más alto que los propios ángeles. Extraña dicotomía se da en esta complejo ser humano, hecho de tierra y agua, aunque en verdad se ha insuflado en él el Ruh.

Seamos consecuentes pues con nuestra naturaleza. Agachemos nuestra cabeza ante Allah, sometiéndonos a El, admirando su grandeza. Ciertamente la finalidad de nuestra pequeñez es el poder admirar y reconocer la Grandeza de Allah. Habeis comprendido la Hikma? Hay tantas cosas que tienen su complemento en su cantrario!

Demos a nuestro Ruh el alimento que nos solicita: El Conocimiento.

Hasta pronto hermanos

Salam

2 comentarios:

  1. salam ´aleicum
    Que Allâh os proteja y os bendiga.Gracias.
    Ah as.

    ResponderEliminar
  2. Salam aleikum.Que descanseis y tengais un feliz Aid.Verdaderamente este no es el mundo del descanso sino del esfuerzo y el trabajo (Ibn Arabi) y Allah sabe mas.Un abrazo hermanos.Youssef Ali.

    ResponderEliminar