domingo, 24 de julio de 2011

Aclaraciones sobre la traducción del "Qawla-l-ma'ruf del Chayj al-Alawy

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim

Allahumma salli ‘ala sayyidina Muhammadin ‘abdika wa rasulika nabiyyi-l-‘umiyyi wa ‘ala ‘alihi wa sahbihi wa sallim taslima.

Cuando comenzamos la traducción de la obra « Qaula-l-maruf fi-r-rad ‘ala man ankara-t-tasawwf » escrita por el chayj al-Alawy, meditamos sobre lo útil que ella podría llegar a ser para aquellos, quienes influenciados por formas limitadas de entender el Islam, pudieran encontrar en dicha obra la oportunidad impagable de retornar intelectualmente a un estado normal de cosas en cuanto a la jerarquía intelectual en el Islam se refiere.

A partir de la desmembración del califato turco y del intervencionismo inglés y americano fundamentalmente, en la formación artificial de las fronteras de los paises árabes, la situación espiritual y religiosa se ha deformado enormemente debido al nacimiento de un ejército de ‘ulamas afines a algunos gobiernos corruptos y a la « toma » al asalto de estructuras de tariqats sufis por parte de ese mismo poder.

En ese momento desconocíamos, así como ahora, si la obra pudiera haber estado traducida al español. En realidad, ello no nos importa demasiado, pues el ejercicio de traducir nos permite el reflexionar, leer ayats del Qur’an y buscar hadices, lo cual es para nosotros motivo de regocijo.

La traducción la estamos llevando a cabo de una traducción del árabe al francés, no exenta de errores, aunque si la podríamos calificar de suficiente. Nos resulta muy extraño, y reconozco que hemos caido en la misma trampa, el traducir « sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam » por « sobre él la gracia y la paz », cuando lo correcto es decir « sobre él la plegaria y la paz », refiriéndonos al Profeta.

Aunque en la recopilación final retomaremos las referencias coránicas y de los hadices que hemos obviado, no hemos referenciado las notas del traductor M.Chabry al no corresponderse con nuestra visión de la figura del chayj, así como a los conocimientos profundos los cuales, por la gracia de Allah, hemos adquirido en nuestro camino hacia el maqam.

La introducción, de JJ González, desafortunada, tintada de toques « guenonianos » cita entre otras cosas que la polémica desatada por el chayj salafista tunecino al cual responde el chayj al-Alawy, es una antigua polémica existente desde tiempos inmemoriales en otras religiones. Ello es falso.

Cuando encontramos en el Qur’an la historia de sayyidina Musa y sayyidina al-Jadir (‘alayhima-s-salam), realizamos que sayyidina Musa no poseía la ciencia de al Jadir, la cual no es otra que la ciencia de los sufis. Es dicho en el Libro de Allah que el pueblo de Israel había sido el pueblo escogido. Ello quiere significar el hecho de que en aquella época no existía en toda la tierra una Umma mejor. Y aún a pesar de ésto, todo un Profeta, como Musa ('alayhi-s-salam), quien hablaba con Allah, hubo de realizar un largo viaje hasta encontrar aquél quien le mostró el 'Ilm al Batin. Dicen los maestros de esta época en la cual nos encontramos que los sahaba de Rasul detentaban el maqam espiritual de los profetas sin serlo. Habla el hadiz de los cuarenta 'awliyya de la Umma de Muhammad como tendrán el corazón de sayyidina Ibrahim ('alayhi-s-salam). podemos pues presumir que un waly de este tiempo tiene el mismo conocimiento de un Profeta anterior a Muhammad (sala-l-Lahu 'alayhi wa sallam) sin necesidad de detentar la profecía.

El sufismo no ha tenido equivalente alguno en tradición alguna, por el simple hecho que es la llegada de Rasul – sobre él la plegaria y la paz - , la cual ha producido la extensión del ‘Ilm al Batin (Ciencia del Interior) en la Comunidad. Con ello no queremos decir que no haya habido ma’rifa antes del Profeta, fundamentalmente en los Enviados y los Profetas, pero nunca como una institución reconocible y localizable por todos.

Allah creó los cielos y la tierra con el puñado de Luz, tomado de El Mismo, llamado Muhammad, y es con la llegada de la Risala Muhammadiana que el ‘ilm al Batin ha tomado asiento seguro en la comunidad.

Es por ello que la polémica de los salafis y los wahabis contra el sufismo no ha tenido parangón en otra religión anterior, incluidos el judaismo y el cristianismo.

Y este defecto de concepción proviene de la forma libresca en la cual algunos se conducen para comprender algo de lo cual los libros son sólo las cenizas (la ma'rifa).

No nos ha regocijado en absoluto la desafortunada frase escrita por JJ González en su introducción : « En este sentido, la Verdad no puede ser manipulada, simplemente porque ella engloba todo, comprendida su propia manipulación ».

Cuando Rasul (sala-l-Lahu ‘alayhi wa sallam) entró en Makka y destruyó los ídolos que poblaban la Ka’aba y sus alrededores, no dejaba de repetir :

« La Verdad ha llegado y la mentira ha desaparecido »

Cómo la Verdad va a englobar su propia manipulación ? Otro ejemplo del intelectualismo libresco al cual hemos hecho alusión en entradas anteriores.

Cuando,  gracias a Allah, alguien pone los pies en el camino hacia el maqam, obvia los libros pues las evidencias toman vida, tomando su lugar en el corazón en forma de conocimientos de orden ruhani, incontestablemente más profundos que la simple lectura de libros. Dichos conocimientos provenientes directamente de la Verdad, no pueden, por naturaleza, dar lugar a duda alguna.

Habreis notado que conscientemente, he afrancesado algunos términos, en lugar de realizar una traducción a la palabra española, la cual podría haber correspondido en otras circunstancias. Ello ha sido realizado así puesto que, en algunas circunstancias, el término español más cercano a la palabra francesa original, es más apropiado para hacer comprender la idea expresada.

En algunas ocasiones, pues tenemos el original en árabe con nosotros, nos hemos ayudado de nuestra esposa a fin de cambiar algún concepto, mal traducido al francés, el cual se había introducido en algunas frases, cual huésped discordante alterando la idea del original.

Si me preguntais el porqué no he hecho acompañar hasta ahora la traducción de nota alguna, os daré una doble respuesta : primeramente prefiero que leais por vosotros mismos y saqueis vuestras propias conclusiones. Por otro lado, me quiero protejer contra los copy-paste que circulan en la red. Es este motivo por el cual, cesaremos de poner las traducciones en el blog cuando falten algunas páginas.

Posteriormente terminaremos la traducción, la retocaremos dos veces, la pondremos las notas consiguientes y realizaremos un prólogo el cual sirva como plataforma para entender, ante todo el espíritu el cual movía al chayj al-Alawy a escribir de esta guisa, y en adicción, a hacer comprender, aún más si cabe, el espíritu del sufismo y su naturaleza.

Puesto que no pretendemos « hacer negocio » con dicha traducción, sino que lo hacemos fi-s-sabili-l-Lah, una vez terminada, la pondré en formato PDF y la enviaré al email personal de todo aquél quien nos la solicite.

Salam   

3 comentarios:

  1. Salam aleikum Gracias a ti y al profesor Rahmanicus por la formacion e informacion que proporcionais y que con la Voluntad de Allah,ayuda a mas de un hermano en su camino de retorno hacia el Poderoso;esto es importante sobre todo para los que hemos tomado el Islam procedentes de otras culturas y religiones,y corremos el peligro de extraviarnos "gracias" a entidades como la de Almodovar y tantas otras que mas a menudo inconsciente que conscientemente (prefiero creerlo asi)trabajan para Shaytan.Incha Allah,tomen el camino correcto y comiencen a trabajar por la Umma y no para bidda y fitna como hasta ahora.Gracias otra vez hermano.

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum:

    Hermano, gracias a Allah, al Aziz, al Hakim, Quien nos ha guiado de una guía Suya. nosotros so somos sino 'ibad (siervos) de El. Sin El no somos nada, a El amamos y con El nos conformamos como Amado y Protector.

    De qué sirven todos estos escritos? sin Su Fuerza y Su Permiso para que hagan efecto.

    Dije al principio de mi blog, que si una sola persona cambiaba de opinión gracias a lo que en ello se encuentra escrito, entonces no habría sido en vano.

    Nuestro hermano Rahmanicus se encuentra haciendo una gran labor de zapa y desbroce. Sacando sus verguenzas a la luz y poniendo sus secretos encima de la mesa.
    Pero aún quedan los salafis y los wahabis. Tendrán su turno, in sha'a Allah.
    Sacaremos sus secretos a la luz. Iremos al origen sionista-anglosajón del wahabismo, del salafismo y de aquellos quienes tienen miles de incondicionales en Francia ('ijwan). Les desenmascararemos con la ayuda de Allah.

    Salam

    ResponderEliminar
  3. Hace un año leimos una intervención de Tariq Ramadan en la cual elogiaba una unión entre los musulmanes y los sufis. Evidentemente para no quitarse importancia, redujo la imagen del sufismo a la de unos románticos quienes se dedicaban a la espiritualidad.
    Sabiendo de antemano que no nos iba a responder y que aquello era un movimiento de cara a la galería, entramos en su sitio web y le pusimos un email donde decíamos que por la parte de la tariqa 'alawiyya, no había problema alguno en iniciar una serie de contactos.
    No contestó, dejando patente su doble lenguaje.

    He aquí la "cabeza vusible" del Islam en Francia, un fraude.

    Salam

    ResponderEliminar