viernes, 11 de marzo de 2011

Hikam de la Tariqa Alawiyya XIV - Chayj al-Alawy

La extinción (al-fana) es también uno de tus atributos. Antes de aniquilarte y de desaparecer, hermano, ya estabas extinto, aniquilado y borrado. Tu eres ilusión dentro de una ilusión, nada en una nada. Desde cuando existes tú para poder llegar a extinguirte? No te asemejas sino a un espejismo en el desierto que el sediento toma por agua, de suerte que cuando llega a él, no encuentra nada sino que encuentra a Allah. Si rastrearas en tu alma, no encontrarías otra cosa que Allah
Dicho de otra manera, en lugar de encontrar tu alma, le encuentras a El. Asi pues no queda de ti sino es un nombre sin forma, pues la existencia entera pertenece a Allah, no a tí.

Si llegas pues a realizar esto y a reconocer lo que es Allah, es decir, a despojar a tu alma de lo que no es ella, te darás cuenta que ella es parecida a una cebolla hecha compuesta enteramente de peladuras. Tratando de pelar completamente esta cebolla, comencerás por quitar la primera piel , después la segunda y la tercera y así de continuo hasta que no quede nada de la cebolla. Tal es el servidor (abd) cara a Allah.

2 comentarios:

  1. as-salam alaikum

    ¿De dónde es este párrafo, del Minah?

    En el Mawadd al-Gayziyya trata el mismo tema, con la misma cita coránica y algunas anécdotas, sobre todo en el comentario a la hikma nª 10 de Abu Madyan (página 56 y siguientes de la traducción al español "El fruto de las palabras inspiradas", ed. Almuzara)
    salam
    Nuruddin

    ResponderEliminar
  2. A-s-salamu 'alaykum:

    Lo mejor que puedo hacer es ponerte el link. Creo que sabes francés y que vas a encontrar cosas interesantes en esa web, a nivel de obras del chayj al-Alawy.

    http://al.alawi.1934.free.fr/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=5

    Si por lo que sea no te funcionara este link, he aquí la web

    al.alawi.1934.free.fr

    Me da la impresión que en esta apartado han relaccionado los hikam del chayj al-Alawy con el Minah al Quddusiyya.

    Por lo que respecta al parecido con los escritos de Abu Madiam al Gawth, no es de extrañar. Estamos hablando de la misma doctrina la cual ha pasado por los 'awliyya y los hombres del siglo, habiendo asimilado cada uno de ellos, según su maqam.

    La doctrina es la misma, pero el médico quien administra las medicinas no lo podemos encontrar en los libros. Antes bien, se encuentra vivo, dando frescura a la doctrina y adaptándola a cada época, a cada situación, a cada murid.

    Lo importante para quien busca los estadios espirituales pasa por comprender dos cosas: La primera que no es uno quien obtiene el maqam, sino que nacemos con él y éste tira de nosotros hasta hacernos llegar a nuestro destino.
    Lo segundo es que no puede haber extinción si el fuego divino que consume nuestra alma no es más fuerte que la pesantez de la nafs. No obstante, ambas cosas son dos aspectos de lo mismo.

    Como verás, en el blog, nunca he entrado en profundidad en el dominio del conocimiento o de la manera de llegar a él. Se trata de un blog para musulmanes más que para sufies, aunque de vez en cuando escribo sobre sufismo para intentar hacer comprender a los musulmanes cual es la verdadera fuente del Islam.

    Muchas gracias por la mención del libro de Abu Madyan (radiya-l-Lahu 'anhu).

    Salam

    ResponderEliminar