viernes, 3 de febrero de 2012

El Mawlid a-n-Nabawy - Zineb Badr -

Bismi-l-Lahi-r-Rahmani-r-Rahim :

Al Hamdu li-l-Lah ‘ala ni’mat al-Islam.

Vamos a hablar de una muy grande personalidad, a quien Allah ha escogido para la humanidad a fin de mostrar el camino para llegar hasta El. Muhammad es la puerta de Allah.

Como sabéis estamos en la época en la cual se recuerda y festeja el nacimiento del Profeta. Así pues vamos a decir unas palabras relativas al hombre más perfecto que ha venido sobre la faz de la tierra. Es cierto que no hemos vivido con él, no hemos vivido en su época, pero sentimos su presencia. El mismo ha dicho un día hablando con los sahaba:

Antum ‘ashabi wa hum ahbabi (vosotros sois mis sahaba pero ellos son mis amados). Los sahaba le preguntaron: ¿Cómo ya Rasulu-l-Lah?: Porque vosotros estáis conmigo, escucháis mis palabras, veis como el Wahi desciende hasta mí. Pero ellos no me han visto y han creído en mí sin verme, sin estar a mi lado, y aún así siguen la Sunna.

¿Porqué decimos que él se encuentra presenta entre nosotros? El ha dicho:

Asli (mi raíz), mi trabajo, no va a tener fin hasta el Fin del Mundo.

Cuando Rasul – sobre él la plegaria y la paz – estaba en su lecho de muerte, sayyidina Yibril –‘alayhi-s-salam – vino a comunicarle que había llegado su hora. Rasul le dijo: “Di a Allah que ha preparado para mi Umma”. “Allah le dijo que le iba a constituir en shafa’a y que El mismo iba a ocuparse de la Umma y de aquellos quienes verdaderamente le siguen.

Es por ello que estamos seguros que Muhammad y el Qur’an estarán en vida por siempre. Como dijo sayyidina Ali – qarrama-l-Lahu wayhu- :

Juliqtu li-l-‘abad (He nacido para siempre)

Si alguno piensa que Rasul está muerto, se encuentra en su tumba y no goza de presencia entre nosotros, ello lo podemos aplicar sobre esta misma persona: es él quien se encuentra muerto en la tumba.

Vamos a explicar esto para que nadie diga que no es cierto:

Dijo Rasul:

Cuando alguien hace Allahumma salli sobre mí, Allah me devuelve mi ruh a fin de que yo le conteste.

Es así que cada segundo, cada décima de segundo hay en la tierra alguien quien dice Allahumma salli ‘ala Muhammad, de lo cual podemos fácilmente deducir que su espíritu se encuentra siempre con él.

Cuando alguien sueña con Rasul, verdaderamente le vé como él mismo dice en el hadiz.

He aquí solamente una pequeña, pero consistente prueba de que Rasul está con nosotros.

Rasul ha dicho:

Ayunad el lunes porque es el día que yo nací y el día en el que comenzó la Revelación

Estas palabras las dijo para indicar la importancia del día de su nacimiento. Cualquiera quien sea inteligente comprende que este hadiz nos ha llegado con el fin de que no olvidemos su nacimiento.

La celebración del Mawlid es una oportunidad para mostrar nuestra afiliación a Rasul. Debemos hacer un gesto para mostrar el puesto de privilegio en nuestro corazón y así mostrar que nos reunimos por él.

Como dice el hadiz qudsi, toda la creación, todo aquello cuanto vemos procede de la luz con la cual Allah ha creado a Rasul. Aquel quien tiene el Basira es precisamente aquel quien es capaz de mirar esto.

Aquellos quienes tienen la Basira saben que el nacimiento del Nur se ha producido hace millones de años. Ahora bien, el Mulud que celebramos es un recuerdo para reunir a la Umma, aunque si debemos decir que aquellos quienes tienen la Basira tienen consciencia de la presencia de la nur de Rasul, todos los días en todo momento.

A lastu birabbikum, qalu: Bala (Acaso soy Yo vuestro Señor, dijeron: Bala) Sadaqa-l-Lahu Azim.

1 comentario:

  1. ¡OH ALLAH! Bendice a tu Amado Profeta Sello de la Profecia y Guía de los hombres rectos (Sallahu âla Muhammad, Sallahu âlaehi wa Sallam)

    ResponderEliminar