domingo, 3 de julio de 2016

PACIENCIA Y ACEPTACION - SABR Y REDA


A-s-salamu 'alaykum de nuevo

Creo que ya he tratado este asunto en alguna ocasión, pero siempre es bueno volver a lo mismo desde otra perspectiva.
No vamos a enumerar las distintas ayats del Qur'an en las cuales se habla de la paciencia; se la recomienda y se la nombra; pero hoy si nos interesa una sola ayat del Qur'an de la surat al Asr que dice:

Innâ-l-lâdina amanu wa 'amilu-s-salihati wa tawassu bil haqqi wa tawassu bi-s-sabr (Excepto aquellos que son creyentes, que hacen obras puras y se recomiendan la verdad y la paciencia).

Bien, la Paciencia que es la que encontramos en esta surat es la que se refiere a los altos grados de la creencia; precisamente porque dicha Paciencia se pone en relación con la Verdad y la acción de obras puras. No creo que sea necesario recordar que no todos los musulmanes hacen obras puras ni se encuentran en el dominio de la verdad. Antes bien, todos los musulmanes pueden hablar la verdad y realizar obras puras, pero no encontrarse en el estado de hacerlas de manera continua y sistemática, ya que esto último es un grado más allá de la propia eventualidad; es, lo que se llama en lenguaje espiritual "un maqam".

¿Qué es esta Paciencia? Se trata de soportar de manera digna sin entrar en cólera ni dejarse llevar por el abatimiento los reveses de la vida por duros que sean. Sin duda que todos estaréis conmigo en el hecho de que quien esto hace de continuo se encuentra en un estado avanzado en su Iman. Y esto es aún más comprensible cuando leyendo el ayat nos damos cuenta que la Paciencia, la Verdad y la obras puras van de la mano.

Pues bien, un grado más allá de la Paciencia es la Reda (La Aceptación). Esto consiste, no solamente en soportar con Paciencia los reveses, sino en aceptarlos cuando vienen de Allâh dando gracias porque El sabe que es lo mejor para nosotros.

Este pues es el mayor grado de la Paciencia; tanto que la sobrepasa y va más allá sin duda alguna limpiando el corazón del siervo de Allâh de toda resistencia a las decisiones divinas.

Que Allâh nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaus

No hay comentarios:

Publicar un comentario