domingo, 3 de julio de 2016

EL AGRADECIMIENTO Y LA CONFIANZA

Dichoso aquel que acepta su Destino con agradecimiento, paciencia y confianza. Sin duda a quien Allâh le dá y agradece recibirá más.
El agradecimiento puede ser de palabra o de obra. Simplemente con agradecer a Allâh de palabra Sus beneficios recibiremos recompensa; ¡cuánto más si le agradecemos con los hechos!

Siempre que recibamos un bien de Allâh debemos dar una parte; de esta manera somos reconocientes con el bien otorgado y lo purificamos. No hay bien en el egoísmo; nacimos en el seno de una Comunidad y debemos ser consecuentes con ello. Quien reciba bien que lo reparta. Ya sea en forma de bienes materiales o en cualquier otra forma.

Quien recibe bienes, que reparta una parte de ellos entre los necesitados; quien reciba sabiduría que la imparta a sus semejantes; quien reciba poder que utilice este para el servicio de la Comunidad y no para sus propios fines. De esta manera nos convertiremos en un depósito seguro, sostendremos con mano firme la 'amana de Allâh y seremos el faro de la confianza y la salvaguarda.

Bendito aquel quien sea una referencia para sus hermanos en el bien; alguien en quien se pueda reposar, en quien los beneficios de la confianza en Allâh se vean plasmados y representados. Bendito aquel que deja en segundo plano sus propias necesidades por atender las ajenas. De él se podrán aprovechar los seres de la tierra, de él se podrá aprender, porque esa era la esencia del Profeta Muhammad -'alayhi-s-salatu wa-s-salam -; un punto de referencia, el reposo de los que penaban en sus vidas, el faro de la confianza, la referencia. El mástil erguido cuando los otros se doblaban o caían.

Que Allah nos perdone, nos guíe, nos dirija de las tinieblas a la luz y nos otorgue el Firdaws.

No hay comentarios:

Publicar un comentario