martes, 25 de febrero de 2014

La mirada del mu'min (verdadero creyente)

LA MIRADA DEL MU'MIN

Dijo Rasulu-l-Lâh - sobre él la plegaria y la paz-:

""Estad alerta ante la mirada del creyente, pues él mira con la luz de Allâh.""

(Recopilado por A-t-Tirmidhi)

¿Cómo pues podría equivocarse el mu'min si mira con la luz de Allâh? ¿Verdad que no es posible?

El mu'min no solo tiene la capacidad de ver donde está el bien, sino de ver donde está el mal; pues la capacidad de ver el mal es complementaria a la de ver el bien, para así poder distinguir el uno del otro.

Y la obligación de un mu'min es decir a los hermanos donde está el mal, no solamente donde se encuentra el bien, pues ello es una misericordia inconmensurable, y ello independientemente de que se le insulte o se le tilde de cualquier cosa, pues el mu'min tan seguro está de lo que dice que puede poner a Allâh como testigo sin riesgo a equivocarse; tal es la luz de Allâh. 

Pero a veces el mu'min hace bien a gente quienes le hacen mal y se vuelven contra él calumniandole y vituperando su comportamiento. Hazle caricias a un malvado y te devolverá el mal. Eso, el mu'min lo sabe.

Pero ello forma parte de la normalidad de las cosas pues Allâh le hace tener paciencia con sus enemigos.

No hay mayor ignorante que quien dice a su maestro como le ha de enseñar.

Pretender que Rasulu-l-Lâh no era duro con nadie es una mentira aborrecible; es mentir sobre el Profeta - sobre él la plegaria y la paz - y contradice el Qur'an el cual conmina al Profeta ser duro con los hipócritas

66.9. ¡Profeta! ¡Combate contra los infieles y los hipócritas! ¡Muéstrate duro con ellos! Tendrán la gehena por morada. ¡Qué mal fin...!

Un golpe duro puede derribar una montaña, como dice el hadiz:

"La verdad es la espada de Allâh en este mundo"

Y la espada se empuña con fuerza:

"Yahya, toma el Libro con fuerza"

No así con el resto de los musulmanes, pero sí con los extendedores de bulos y de mentiras que atenten contra los hombres de Allâh de todos los tiempos y contra la obra que han realizado basándose en el amor a Allâh y a Su Profeta.

Como por ejemplo aquellos quienes amparándose en una falsa espiritualidad dicen que no es necesario seguir el sufismo para conocer a Allâh, que basta con simples ejercicios espirituales tal y como dice el mentiroso redactor de la mal llamada "Risalat a-n-Nur" que no es otra cosa que la Risalat a-z-zulumat (La Risala de las Tinieblas), ya que una simple palabra de uno de los más grandes sufis sirve para desarmar esta taimada mentira. 

Esta palabra no solo es un atentado contra los sufis, sino contra el sufismo mismo y contra el profeta quien enseñaba por separado a sus compañeros y a las gentes del banco (Ahlu-s-Sufa); esta palabra taimada es como decir que los sufis están locos por reunirse en zawiyyas y separarse del resto. Y es gente como esta la que entra declarada y decididamente en el pozo del nifaq (hipocresía)

Dijo el chayj Al Arabi A-d-Darqawi:

"Quien no tiene maestro tiene como maestro al Chaytan"

"Quien no conoce al hombre de su tiempo muere de una manera detestada por el Enviado"

¿Cómo pues uno podría conocer a Allâh con simples ejercicios espirituales? ¿No es un hipócrita quien esto asegura, pues finge conocer algo que no sabe y además proveniente de Allâh?

¿No dice Rasulu-l-Lâh esto sobre la mentira?

- La obra que conduce al Paraíso, es la verdad. Pues aquel quien dice la verdad es piadoso, y si es piadoso, entonces es creyente (mu’min), y si es creyente entrará en el Paraíso. La obra que conduce al infierno, es la mentira. Pues aquel que miente es un perverso, y si él es perverso, entonces es un incrédulo, y si él es incrédulo será precipitado en el Infierno.

(De Ibn Umar, recopilado por Ahmad)

No es verdad pues la palabra de aquel quien desea limitar la mirada del mu'min en su propio provecho, pues si la mirada de este mu'min fuera incompleta entonces ya no sería la luz de Allâh.

Hay mucha confusión en muchas almas con respecto a esto, pero ello no testifica sino de lo incompleto del conocimiento de los postores.

Pero para apoyar una nueva tesis y falsa tesis siempre hay que arremeter contra aquellos que no la apoyan y es por eso que se intenta hacer pasar el mensaje de que "nadie tiene la verdad completa".

Nadie dice tener la verdad completa pero si la verdad suficiente como para dirimir los asuntos del mundo y de la Religión, y esto precisamente entra en el ámbito de la mirada del mu'min.

Más allá se encuentra lo que solo Allâh conoce.

Estas reflexiones son propias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario