domingo, 12 de enero de 2014

Apuntes sobre la doctrina de las letras del chayj al-Alawi

A-s-salamu ‘alaykum :

Una de las doctrinas sobre la cual incidió más el chayj al-Alawi fue la del simbolismo de las letras. Es posible que más adelante nos podamos extender algo más sobre ella, aunque en este momento solamente vamos a dar una explicación muy resumida al efecto.

Según el chayj las letras y la escritura son el simbolismo de la creación y de la existencia. De la creación a partir del punto de la letra Ba, el cual por extensión se convierte en Alif, tomando forma dicho Alif a fin de representar todas y cada una de las letras.

Di: «Si fuera el mar tinta para las palabras de mi Señor, se agotaría el mar antes de que se agotaran las palabras de mi Señor, aun si añadiéramos otro mar de tinta» (Qur’an 18-109)

La tinta pues, es para el chayj el simbolismo de la presencia divina, la cual estando dentro de todos los seres más cerca que su vena yugular, en caso del hombre, y en su esencia en caso de los otros seres, conforma las letras y estas conforman palabras cuya agrupación terminan por dar los significados y las ideas.

Sin embargo, más tarde, esos significados retornan a su propia fuente simbolizada por el punto del Ba.

« De Allâh somos y a El retornaremos » (Qur’an 2-156)

Dicho movimiento de contracción-expansión encuentra su réplica en los movimientos del corazón (sístole-diástole).

En el corazón del murid se manifiesta a través del Qabd y el Bast (estrechez y expansión respectivamente). El Qadb, aunque ello pueda representar para el murid un sufrimiento o una contrariedad, no es otra cosa que un paso de vuelta el principio de su existencia, el Bast es su estancia en la creación donde deberá estar hasta que retorne a su Señor si tiene suerte :

Muriendo antes de morir.

En el chayj el movimiento se explica como el de la estancia en la fuente original desde la cual despliega sus facultades contraidas en el punto del Ba en enseñanza para sus discípulos y :


La religión es el buen consejo (A-d-Dinu Nasiha)

No hay comentarios:

Publicar un comentario